Ultimate magazine theme for WordPress.

ALBERTUCHO: “EL QUERER TIRAR PARA ADELANTE CON UNA SONRISA EN LA CARA, NO ESTA REÑIDO CON LA LUCHA SOCIAL”

El nuevo disco de Albertucho se titula “Alegría”. Y alegría es la que desprende cada estrofa de este nuevo trabajo, pero también, ilusión renovada y mucha pasión. Un disco henchido de colorido, muy folk y muy sureño, con que el sevillano carga las tintas de su pasión y de sus sentimientos. Nos reunimos con el en Madrid, durante su viaje promocional, para charlar de este disco, de la nostalgia, y de la vida, que tiene tanta importancia en su obra.

“…Siento la necesidad de crecer como ser humano. Yo no soy especialmente místico, pero un hombre tiene que crecer para bien…”

Toda una vida cargando referentes, desde Kiko Veneno o Joaquín Sabina hasta Extremadura o Marea, y llegados al año 2.012, públicas el álbum numero cinco de tu carrera que se despega de tus otros discos por el concepto global del arquetipo musical ¿Qué proceso interno te llevó a componer un disco como “Alegría”?

Yo creo que es el transcurso de los años. Los años son los que van haciendo ir por una veredita o por otra. Yo me he pegado muchos años escuchando rock urbano, rock andaluz, en definitiva, yo soy rockero, pero bueno, me ha entrado la vena del folk americano, sobre todo el folk sureño, instrumentos como el banjo o el dobro, que me han encantado, y es simplemente un disco que he hecho para ser honesto conmigo mismo. Para hacer las cosas con ganas hay que hacer realmente lo que uno quiere.

En el disco han intervenido Pablo Salinas, que se unió al proyecto, en los trabajos de producción, y Juan Hidalgo en lo propio con el mastering, aunque el disco has sido escrito y pre-producido por ti mismo. ¿Se ha enriquecido el resultado final con el aporte de estos profesionales?

Siempre, por supuesto. Yo soy un aprendiz. Soy un aprendiz aunque lleve diez años en esto, y me he rodeado de gente con más carrera para que me ayuden a a hacer lo que yo quiero.

Me imagino que el peso de su experiencia habrá influido sobre todo en la parte de los arreglos.

Si, muchos arreglos e instrumentos de cuerda, el pedal steel, el banjo etc.

Tengo la sensación de que en este disco ha habido una metamorfosis espectacular en cuanto a la concepción estilística, y la composición de las canciones. ¿Quizá era un tiempo para un cambio necesario?

En realidad, lo marca el tiempo. Necesario es, porque hacer una cosa que no te apetece o no te apasiona, nunca es necesario. Es necesario sentirte bien contigo mismo y ser sincero con lo que haces. Por eso, en cada disco, yo voy enriqueciéndome de las cosas que voy conociendo, porque yo soy melómano, soy coleccionista de discos, y siempre voy investigando y esto es lo que me hace hacer discos distintos.

También es una forma de madurar como músico

Claro. Dominar más los instrumentos, aprender a dominar el trabajo vocalmente, o intelectualmente.

Hay artistas que sobre la misma base musical, publican un disco, y otro disco, y parece que tienen miedo a cambiar el recurso del rock.

Si, existe ese tipo de artistas, que tienen un sello propio y que hacen toda la vida lo mismo. Hay muchos que me gustan, que me encantan, pero a mi esto no me sale, simplemente por naturalidad.

¿Las canciones tienen que ser sentidas para que puedan brotar al exterior?

Si, si tiene que ser muy de verdad. Yo podría haber intentado hacer otro disco de cualquier otro estilo de los que me gustan muchísimo, pero esto era lo que yo sentía y necesitaba.

En la grabación del disco se han utilizado instrumentos las disimiles como el ukelele, el banjo o el dobro. ¿Has querido investigar más allá de los instrumentos clásicos en tus composiciones, o era una necesidad el introducir otros elementos?

Todos son instrumentos propios del folk americano, incluso utilizados también en el folk irlandés. Al fin y al cabo el blues es otro tipo de folclore. Es que al final la música purista como el blues o el folk tiene sus propios instrumentos y yo quería que sonara así. Por eso, he tenido que darle importancia a instrumentos que nunca había tocado.

Claro que también te podrán decir: ¿Que hará un sevillano en california?

Si, pero yo soy del parecer, que sureños somos todos. Y somos sureños, seamos del sur de California, o del sur de España. El sur está siempre en la aptitud sureña. Yo siempre digo que en el sur de Rusia seguro que haya un capullo como yo con un banjo también.

Lo que si se desprende después de la audición del disco es que el titulo hace honor a su nombre, ya que cuando uno lo escucha, siente un rapto de optimismo y de frescura. ¿En los tiempos que vivimos crees que es preciso insuflar un poco de positivismo en la gente?

Si, no está reñido. El querer tirar para adelante con una sonrisa en la cara, no está reñido con la lucha social y con que las cosas hay que decirlas bien  dichas y con el compromiso por delante. Pero ¿para que no vamos a deprimir? Yo creo en una lucha positiva.

El corazón tiene mucho que ver en este terreno.

Si, por supuesto. La música es sentimiento, y el sentimiento, corazón. Aunque digan que el corazón es cerebro. El corazón forma parte de cada canción.

La sensación que se tiene, después de escuchar el disco, es la de frescura y de colorido,

Si. El aporte que le han dado todo este tipo de instrumentos y esta nueva sonoridad, parece que ha fusionado muy bien con las letras. La letra realmente te entra con la ayuda de la música.

Además, con la vena flamenca que nunca desaparece.

Si, porque soy de allí. Yo no puedo evitarlo. Yo no soy flamenco, ojalá lo  fuera. El flamenco es algo muy grande, muy importante. Es una cultura y una forma de vida, a la que yo no pertenezco, pero llevo ese aire porque soy de allí. No me queda otra.

Canciones como “Vida Sin Reloj” es un canto al libre albedrio con un contexto country y folk, pero también muestran tu lado más intimista ¿El recurso poético te exige un gran esfuerzo espiritual o fluye naturalmente?

La nostalgia siempre es importante. El recurso de estar diciendo todo el rato que lo de antes fue mejor, no soy mucho de eso. Pero la nostalgia hace que fluya la canción. Es un sentimiento al fin y al cabo. Y este disco está lleno de nostalgia.

Yo creo que la nostalgia, es la patria de nuestros recuerdos

Si. Hace poco dije en una entrevista que a todos nosotros nos resulta romántica hasta la mortadela con aceitunas, por el simple hecho de que no la vas a comer nunca más. Hasta eso nos puede resultar romántico. La vida que hemos vivido nos resulta siempre mágica.

“La Gravedad De La Teoría” muestra una gran madurez pasional, con versos etéreos pero cargados de ternura. ¿Sientes la necesidad de crecer en el plano afectivo?

Siento la necesidad de crecer como ser humano. Yo no soy especialmente místico, pero un hombre tiene que crecer para bien, y la expresión es lo que te ayuda, por eres el dueño de tus palabras y de tus pensamientos, y esto es lo más bonito que hay.

¿Crees que con este disco has alcanzado la plenitud con respecto a tus anteriores trabajos?

No, no creo que haya alcanzado ninguna plenitud. Yo creo que este disco es el más de ahora, el anterior me gustó mucho también, no sé, cada disco es parte de un momento. Quizá, profesionalmente hablando, sea el disco mejor producido,

En algún lugar he leído que Albertucho es el poeta de las cosas pequeñas ¿Las cosas pequeñas al final resultan grandes?

Por supuesto. La vida son las miguitas que vamos cogiendo. Si no nos fijamos en las cosas pequeñas, que tenemos aquí cerca, que podemos tocar, no podemos aspirar a nada. Lo concreto y lo de verdad, es el presente.

Poncho K me dijo en una ocasión, que uno de los mayores momentos de felicidad era cunado se levantaba por la mañana y se hacia una tostada con manteca colorá.

Si, claro. O cuando vas a cagar. Cagar da mucha felicidad.

Has preparado una gira muy intimista, con firmas de discos con mini-conciertos incluidos ¿Nos puedes explicar los pormenores?

Se trata de presentar el disco de una manera desnuda, previamente, de una manera directa. Me gustan las canciones vestidas y bien producidas, pero también, me gustan las canciones desnudas, y esta es una manera de que la gente que le gusta lo que yo hago la reciba directamente y tal y como esta hecha la canción. A partir de Febrero nos vamos a eléctrico con la Banda Del Capitán Cobarde, una banda de folk-rock que me he hecho  muy buena, y a girar por toda España.

En la primera semana desde la salida del disco ya es top de ventas ¿Qué expectativas tienes en este disco, me imagino que excelentes?

Si, hemos recibido una gran sorpresa. De repente, se está vendiendo el disco y hemos entrado en la lista Afyve. Más ilusión que nunca, porque al ser una cosa que la hemos hecho nosotros de corazón, y porque hemos querido. Está producido por mi, por mi manager, por mi gente, y mejor que nunca. Espero que vaya bien este disco.

¿No has encontrado discográfica que te haya satisfecho?

Es que yo estoy harto de discográficas. Hay que darles dinero de los conciertos, hay que estar rindiendo pleitesía a una gente, que al fin y al cabo, se lo pueden creer mas o menos, pero nunca se lo van a creer como tu. Es imposible encontrar a nadie, a nadie, que se lo crea tanto y que lo sienta tanto como tu.

¿Te sientes como un bohemio aislado en tu torre de marfil, o sientes la realidad en carne viva?

No, yo no soy bohemio. De hecho, no me caen bien los bohemios (risas) Yo estoy demasiado de pie en la tierra. A mi la gente que va de artista, de bohemio y todo eso, no me gusta. Los respeto, incluso hay artistas que me gustan que son de ese palo, pero no voy de eso.

Sin embargo, das un poco la imagen de bohemio.

Si, porque me pongo sombrero, y eso, pero que va. El rollo místico no me gusta. A mi me gustan las personas. La vida real, y mi gente.

CHEMA GRANADOS

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X