BEETHOVEN R. SALA CHANGÓ. MADRID

Más fuertes que nunca.

 

Para todos los amantes del heavy y el hard rock más tradicional, Beethoven R es una banda de culto. Quizá, de los grupos más sólidos del género en nuestro país. Lo vienen confirmando con una trayectoria intachable, aunque con algún parón a lo largo de su recorrido. Sin embargo, la nueva producción que han puesto en circulación, un disco intachable titulado “A Fuego En La Piel”, así lo demuestra. El sonido del combo ha entrado en una especie de estado de gracia, alentado no solo a la producción ejecutiva de Nuada Producciones que ha abanderado y apoyado este trabajo, sino 27al concurso de unos temas directos e impolutos, donde la potencia y el musculo se imponen por encima de los estereotipos del estilo. Una producción extraordinaria, con todos los recursos de la técnica su disposición, pero con mucho de corazón y arrojo, un dato muy a tener en cuenta. Son unos supervivientes a los que no les ha arrugado el paso del tiempo, y que se renuevan cada vez que ofrecen lo mejor de sí mismos. El valor de sentirse más fuertes que nunca, ubicados perfectamente en sus dominios, sin nadie que les haga sombra. La pasada noche del viernes 25, tuvieron la oportunidad de encontrarse con sus fans después de haber pasado por el estudio de grabación. Y doy fe que fue un reencuentro emotivo e intenso a partes iguales. La sala registró una entrada nada desdeñable, de fans veteranos y de otros, mucho más jóvenes, que se incorporan a esta legión de seguidores fieles que les aclaman en cada concierto. Abrieron, como no podía ser de otra manera con el tema que abre su nuevo álbum, “Fuertes” coreado con intensidad por los presentes, y a partir de ahí, iniciaron una carrera hacia el Olimpo de los dioses de metal, pasando revista a sus clásicos intercalándolos con temas del nuevo trabajo. La puesta en escena sigue siendo la misma: intensidad, fuerza, corazón. Dieron el todo por el todo, siendo arropados por una audiencia que disfrutaba ostensiblemente. Así es como sus directos,25 se convierten en un vertiginoso viaje a través del sonido más heavy y el hard rock melódico bien elaborado, sin sutilezas mezquinas, directo al corazón. Todos los miembros del grupo se esforzaron en expresar sus emociones sin cortapisas, dándole al show una prestancia de primera clase. Nadie tiene la capacidad de prever el futuro, y menos en el estado actual de las cosas, y de cómo se encuentra el panorama del rock en nuestro país, lo que sí se puede afirmar con total rotundidad, es que para Beethoven R este disco representa un antes y un después, al menos para mí. Y que de seguir así, por estos derroteros, aún les queda mucha gasolina en el depósito. Lo que quedó patente el pasado viernes en la Sala Changó, es que el público disfruto con aquello que querían ver: un espectáculo donde la fuerza y la pasión dominan la escena, y de eso tuvieron mucho y de calidad.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO Y TEXTO: CHEMA GRANADOS

Leave a reply