DSC_0052

EL DROGAS. SALA ESPACIO TYCE. GUADALAJARA

EL DROGAS. SALA ESPACIO TYCE. GUADALAJARA 20/10/2.012

TEXTO: Luis No Konforme.

FOTOGRAFIAS:  Ana Chiverto.

SIEMPRE  SERÁ UNA OVEJA NEGRA

No hace ni un año que Enrique Villarreal “El Drogas” nos sorprendió a todo el elenco rockero tras despedirse de manera inesperada de Barricada a través de un escrito en su página web.  Muchos no han entendido la forma en la que el alma mater de la banda navarra dio por terminado un ciclo de casi 30 años para emprender nuevas rutas. Y  como toda ruptura siempre es dolorosa, no le ha quedado otra al bueno de Enrique que continuar remando en este océano que es el rock & roll para seguir incendiando nuestros oídos de melodías criminales y letras llenas de poesía sacadas  de su eterna pasión por el ruido. Ahora nos presenta su nuevo y definitivo proyecto bajo el pseudónimo que le ha acompañado toda la vida: “El Drogas”, ofreciendo al personal aquellas canciones que le han marcado especialmente y que ha escrito para Barricada, Txarrena, La Venganza de la Abuela. A parte de nuevas composiciones en las que ya anda metido y que seguramente verán la luz a lo largo del año 2013.

El Drogas. Sala Espacio Tyce. Foto: Ana Chiverto.

 El título escogido para  la gira es Te Cantamos las 40 Tour que bien podría hacer alusión al comentario que hizo en aquel disco de Latidos y Mordiscos  grabado en 2005 con Barricada en el pabellón Anaitasuna de Pamplona. Tras su presentación  en  “sociedad”  en el festival EnVivo de Rivas el pasado mes de septiembre  llegaba el momento de arrancar esta historia de manera oficial. El día 20 de Octubre dio el pistoletazo de salida  en la ciudad castellano manchega de Guadalajara.  Llamó poderosamente la atención que ni el ayuntamiento ni nadie relacionado con las actividades culturales de la ciudad se habían molestado en dar la promoción que se merece a un concierto de  un artista de la talla de “El Drogas”.

A pesar de todo, la noche prometía en la sala Espacio Tyce de la ciudad alcarreña. La primera sorpresa fue que nada más acceder al recinto, el propio Enrique nos daba la bienvenida en la cola de entrada junto a su inseparable Txus Maraví en un formato acústico donde fueron calentando el alma de tan solo una veintena de privilegiados con canciones como: ‘Debajo de aquel árbol’, ‘Ya no anochece igual’, ‘Poca luz‘, ‘Quiero que‘o ‘Todo lo enamora‘.Después de este aperitivo, la gente fue llenando poco a poco la sala para recibir al combo navarro. Con exquisita puntualidad los focos se apagaron y sobre el escenario apareció “El Drogas” que con acústica en ristre interpretó una mutilada versión del ‘Sean Bienvenidos‘de Barricada a modo de introducción, concluyendo con un “no asustarse que ahora viene la caña”.

Y vaya si la hubo. ‘En punto muerto’  y ‘Así’ fueron las primeras canciones en caer para ir metiendo a la basca en materia. Seguidamente, comenzaron el repaso a canciones de onda barriquera como ‘La paredes del Pozo’ o las míticas ‘Contra la pared’ y ‘No sé qué hacer contigo’, subiendo por momentos la temperatura de la sala. Tras el corte romanticón de ‘Ella no para’, pudimos oír a Enrique interpretar el clásico ‘Deja que esto no acabe nunca’, tema que solía cantar su ex compañero Alfredo Piedrafita y que resultó una de las novedades de la velada. Otra sección de las canciones que interpretó el grupo fue la relacionada con el disco La tierra está sorda de Barricada donde “El Drogas” se enfundó la guitarra eléctrica para dar una mayor interpretación a ‘Los Maestros’ (por la educación pública), ‘Pétalos’ o la versión cañera de ‘Matilde Landa’.

El Drogas. Sala Espacio Tyce. Foto: Ana Chiverto

También hubo espacio para recordar el proyecto del propio Villarreal de finales de los años 90 conocido como La Venganza de la Abuela en los temas ‘Cerocomasiete’ o ‘Fue 24D ¿y qué?’ donde el que se lució en esta ocasión fue Brigi Duque (ovación incluida) a la batería dejando a un lado su papel de vocalista y guitarra en Koma para demostrar su contundencia y buen hacer en el manejo de las baquetas. La brillantez en la ejecución de la guitarra del maestro Txus Maraví fue una constante a lo largo de todo el concierto así como los coros y la actitud chulesca del bajista “Flako” que  hacían del combo una máquina perfectamente engrasada y preparada para un show de casi tres horas. De “El Drogas” poco más se puede descubrir a estas alturas. No obstante nos mostró todo un abanico de gestos, cambios de vestuario, juegos con el bastón y demás particularidades que nos tiene ya acostumbrados el de Pamplona. Todo un espectáculo.

Las txarreneras ’Todos los gatos’ y ‘Con tu piel’ dieron paso a ‘Sin reverencias’ uno de los temas inéditos que apareció en el disco “Libros prestados” y que ha sido electrificada con un ambiente y unos toques de guitarra que recuerdan mucho a The Clash. Posteriormente, el conjunto  fue desgranando canciones como ‘Sofokao’, ‘Oveja Negra’, ‘Barrio Conflictivo, ‘El Lobo Feroz’ o ‘Nada sin ti’, entre muchas otras. La traca final del concierto estuvo encabezada por cuatro auténticos clásicos de Barricada como son ‘Todos Mirando’, ‘En la silla eléctrica’, ‘Víctima’ y ‘Animal Caliente’, provocando el delirio entre los asistentes al concierto y emocionando a los más talluditos del lugar. Con la versión de Alarma de ‘Frío’ y ‘Empujo pa ki’ El Drogas nos despidió con un “a gusto Guadalajara” para  abandonar momentáneamente el escenario.

Pero la cosa no iba a quedar ahí y el cuarteto salió para rematarnos con ‘Otro corazón’, la archiconocida ‘En blanco y negro’ y el reciente hit ‘Azulejo frío’ poniendo todo patas arriba para despedirse por todo lo alto. Sin nada que demostrar y con ganas de seguir en la brecha, se presenta de nuevo el del barrio de la Txantrea que con tres horas sobre las tablas da la sensación de tener todavía ganas de querer regalarnos  muchas noches de rock& roll como esta. Deja que esto no acabe nunca….

 

Leave a reply