drogas1

ENRIQUE VILLAREAL “EL DROGAS” “…Piedras contra cañones es complicado, pero de alguna manera, la resistencia debe continuar…” LAS VOCES MALDITAS. CAPITULO 2

drogas17

A principio de los años ochenta, se afanaba en buscar pelea por los alrededores de la Plaza de la Txantrea en Pamplona.

Nacido y criado en el Barrio de la Txantrea.

El apodo de “El Drogas” se acuñó debido a que sus padres tenían una droguería.

Lleva veinticinco años como músico y compositor en la banda Barricada, pero también, compatibiliza esta banda con otros dos proyectos La Venganza De La Abuela y Txarrena.

El momento más duro de su carrera fue la muerte del primer batería de Barricada Mikel.

Es defensor a ultranza de la paternidad responsable.

 

La emblemática figura de Enrique Villareal, apodado “El Drogas”, es esencial para entender la historia contemporánea del rock en este estado. Su aportación como compositor, músico y fundador de una de las bandas más certeras y carismáticas del rock urbano, Barricada, han contribuido a engrandecer con su trabajo, una cultura superviviente al ocaso demoledor de la industria global. Músico inquieto, comprometido con las ideas y un universo particular de sentimientos. A lo largo de su carrera ha experimentado toda clase de sensaciones. El bien y el mal. Ha sufrido la ira de los intransigentes, por su supuesta afinidad al entorno radical de Euskal Herria. La persecución subliminal de los medios más casposos y retrógrados, por su implicación e involucración en el esclarecimiento de los luctuosos sucesos acaecidos durante de la guerra Civil española, olvidados en el rincón polvoriento de la historia. Pero también, ha podido disfrutar del privilegio de encontrar el éxito, de ser autor de discos de oro, de grandes giras y grandes proyectos, y sobre todo, el reconocimiento y el respeto unánime del mundo rockero del estado. Su trabajo y su interés, han servido para reivindicar la figura y la humanidad de los olvidados en la sangrienta contienda. Para seguir aportando la experiencia, el amor al rock, y el ansia de libertad en cada concierto. Además, ha dado vida a dos proyectos paralelos La Venganza De La Abuela y Txarrena, formaciones donde ha ido dando forma a sus ideas musicales más controvertidas. Es un  hombre que ha madurado en los escenarios, padre afectivo, servidor a las causas de la libertad,   muy interesado en evolucionar culturalmente. Su figura abigarrada y enjuta, con aspecto de grácil corsario, despiertan todo tipo de simpatías en su público. Su ideario político y social, tienen un valor preponderante para los que, dentro del mundo del rock, tratan de aunar la música, con las ideas y los sentimientos. Veinticinco año de trayectoria, bien merecen un brindis al sol con un buen Txacoli, con el sabor suave y cadencioso de sentirse arropado por su convencimiento particular.

 

Discografía

 

Con BARRICADA

 

Noche De Rock & Roll, 1983

Barrio Conflictivo, 1985

No Hay Tregua, 1986

No Sé Qué Hacer Contigo, 1987

Rojo, 1988

Pasión Por El Ruido, 1989

Barricada” (álbum), (Doble directo), 1990 (Disco de Oro)

Barricada 83–85, 1990

Por Instinto, 1991 (Disco de Platino)

Balas Blancas, 1992 (Disco de Platino)

La Araña, 1994 (Disco de Oro)

Los Singles, 1995

Insolencia, 1996

Salud Y Rocanrol, (directo), 1997

Acción Directa, 2000

Bésame, 2002

Hombre Mate Hombre, 2004

Latidos Y Mordiscos, (doble directo), 2006

25 años De Rocanrol, (2 CD + 2 DVD), 2008

Otra Noche Sin Dormir (CD + 2 DVD con Rosendo y Aurora Beltrán), 2008 (Disco de oro)

La Tierra Está Sorda, (CD + Libro), 2009

 

Con TXARRENA

“El Charco”. 2.007

“Azulejo Frio” 2.011

Con LA VENGANZA DE LA ABUELA

“La Venganza De La Abuela”. 1999 

Colaboraciones

“La Boca Del Volcán” Insolencia. Libro+disco.

“Revolcón” Marea. En la canción “El Perro Verde”

“Aunque No Pueda Respirar” RSK .

“R Que R” Koke.

“A Brincos Entre La Luna Y El Sol”. Silencio Absoluto

“Cuidadosamente Desarreglados” Ambiguos.

“Terrorista” Jousilouli.

“La Vergüenzas De Los Zotes” Pan de Higo.

“Cabeza Loca” Estrago.

“Hipokrisia Ta Faxismoaren Aurka” Des-Kontrol.

“Negociando Gasolina” La Fuga.

“Sal Si Puedes”en el tema “Zorra Cruel”. Lillith.

“Destino Escrito” Kaotiko.

“enemigos Del Silencio”. Pan De Higo.

“33CL.” 33CL.

“Se Escribe sin C” Dickers.

“Accion” Devolución Zero.

“Mi Estrella”. Mr Fylyn

 

 

 

 Vivimos en un estado edificado sobre la base de una democracia parlamentaria, donde los partidos elaboran sus políticas, y donde, teóricamente, la participación del pueblo soberano debería de jugar un papel de primer orden. Cuando traduzco la realidad, compruebo que esta participación se reduce al voto en las consultas electorales, y que las políticas, y las leyes subsiguientes, se elaboran con visos partidistas, ignorando con demasiada frecuencia la realidad social, y en la mayoría de los casos, con propuestas  sectarias. En este entorno, a mi juicio, la vida se convierte en una lucha desigual, marginal, y a veces, fratricida ¿Qué análisis haces tú personalmente de esta situación, y qué grado de adaptabilidad a este medio has desarrollado a lo largo de tu vida?

Efectivamente, la participación ciudadana en la vida social no deja de ser simbólica. Cada cuatro años depositar la papeleta en una urna, y dejar las manos libres a todos los poderes del Estado para hacer y deshacer a su antojo. Parece que cada vez nos interesa menos el esquema de desarrollo de nuestro sistema político (monarquía parlamentaria). Debe ser muy satisfactorio para los partidos políticos mayoritarios, observar cómo se va amordazando con la desidia todos los movimientos sociales que intentan asomar la cabeza, como sucedió con la insumisión al ejército, como sucede con la ocupación de edificios para desarrollar actividades culturales, como sucedió con la regulación de las radios piratas… o pasas por el aro, o tus inquietudes no pasan de ser movimientos hormonales de adolescencia. Yo, personalmente, no confío en un sistema (por muy democrático que este sea) que no dé opción a ser mejorado de manera continuada, con influencia constante de movimientos sociales minoritarios que pelean en terrenos concretos (la violencia de género, el racismo, medio ambiente, torturas, etc.)

La cabeza visible de este régimen de democracia parlamentaria, es la monarquía constitucionalista. La figura del rey, que preside este régimen es cuanto menos simbólica, o institucional, y su función, es la de armonizar todos los segmentos sociales a fin mantener la estabilidad política y social. ¿Qué valor tiene para ti la monarquía constitucional?

Para mí, la figura del rey no es necesaria para ningún tipo de estabilidad institucional. Es un sistema político que no me gusta. La monarquía, es para mí una institución anacrónica.

Este sistema, que premia más a quien más tiene, y con grado de recompensa, a quien más consume, indudablemente, no puede hacernos felices, aunque se trate de hacernos creer la imagen de un mundo idílico, que muy poco tiene que ver con la realidad del día a día, con la vida. Esta forma de vida social, ha producido un efecto nocivo en el tejido social, porque a mi entender, las desigualdades prevalecen sobre el sentido común, y las injusticias, se han convertido en una práctica habitual. Hemos cambiado la vida en las calles, el aspecto costumbrista y social, por la visita a los mega centros comerciales para entregarnos a la bacanal de consumo, no sé si dentro de  un valor de progreso o de decadencia. ¿Qué opinión te merece el análisis de este panorama?

Vivimos en un sistema político donde tiene razón quien más votos saca, y los adversarios pasan a valer cero. Esta actitud, nos lleva a intentar refugiarnos en la dictadura de la mayoría, y despreciar a las minorías sea en el terreno que sea. La racionalidad, la impone la mayoría. La calidad, la verdad, todo es impuesto por la mayoría. El criterio personal parece que ya no es importante, y nos refugiamos en esa dictadura de la mayoría que a la vez esta manejada por “lobbys” minoritarios ,que detentan realmente el poder. Una mentira dicha cien veces, acaba siendo una verdad.

Siempre he creído desde que tengo uso de razón, que la libertad individual, al igual que el libre albedrío, son partes sagradas e inviolables del ser humano. A menudo, se socavan estos derechos. En ocasiones, con la violencia o la represión; y más habitualmente, con medios más depurados, mucho más asépticos, pero de idénticos efectos dañinos y repudiables, como el recorte de las libertades, las continuadas agresiones a la libertad de expresión, la acotación de los espacios para el debate y el contraste de ideas al margen del discurso oficialista, o la instalación de cámaras para controlar las calles, por poner un ejemplo más latente. ¿Qué podemos hacer los seres humanos para defender nuestra libertad?

Dar una respuesta individual a todo un sistema organizado de poder es imposible. Cuando la maquinaria represora se pone en funcionamiento (medios de comunicación, juzgados, etc.) no hay lugar donde poder dar tu opinión. Démonos por jodidos. Puedes intentar romper la cámara que te vigila, pero acto seguido, serás detenido por quien vigilaba a esa cámara al mismo tiempo que pagarás toda esa vigilancia, más la multa que te impongan los que tú pagabas para vigilar.

Vivimos en una sociedad patriarcal, donde las mujeres son todavía maltratadas, vilipendiadas, y asesinadas. Cada año mueren en este país cientos de mujeres que pasan de ser dolorosas protagonistas de las portadas de los noticieros, a seres olvidados, un número de víctima más que engrosa la fatídica lista. A día de hoy, se acumulan más víctimas por año que los casos de terrorismo. Solo que a estas mujeres, nadie va a ponerlas una medalla sobre su ataúd. Por otra parte, para agravar aún más su condición  de mujer,  no han llegado a obtener un status social que les permita, por ejemplo, recibir un salario equitativo como el del hombre por el mismo trabajo realizado. ¿Qué piensas de esta problemática? ¿Crees que algún día se podrá alcanzar la equiparación de la mujer con el hombre?

A lo largo de la historia, el trato dado a la mujer no es para sentirnos orgullosos. La mujer ha sido obligada a mantenerse en un plano de sacrificio, callado, preparada para llenar los vacíos que el hombre no quiere llenar. En diferentes sociedades actuales se continúa pensando, y teorizando, sobre la inferioridad intelectual de la mujer para acceder a ciertos trabajos, cuando no directamente se le obliga a ser la “reina” de la casa con dedicación plena, y no remunerada a la actividad doméstica (ama de casa, sus labores…), el cuidado de hijos e hijas, y la predisposición plena a los deseos de su dueño (marido). Es cuestión de avance en la educación el aprender a tratarlas como iguales y compañeras, en todos los órdenes de la vida, y sólo su instinto de supervivencia hace que se den pasos adelante en este aspecto.

Soy de los que valoran los barrios. Esos entornos donde nos hemos criado, donde nos hemos desarrollado como personas. Tienen para mí un gran valor sentimental, en cuanto en tanto, representan en sí mismos un valor de vida. Son lugares a menudo sumidos en la degradación, y en el segregacionismo social en virtud de un estamento de clases. Lugares que, a menudo, no resultan dignos, y casi siempre, sus infraestructuras y acondicionamientos son pobres y están obsoletos. Por no hablar de los barrios marginales y conflictivos, convertidos en verdaderos guetos. Nuestros políticos se esfuerzan en modernizar las infraestructuras más destacables, en poner coto al tráfico, en ordenar las calles y las avenidas con trazados perfectos y diseños de vanguardia. En hacer llegar cuanto antes un centro comercial a los localidades. ¿Pero y que queda de convertir los barrios en lugares donde se pueda vivir dignamente ¿Podrías contarme tu opinión al respecto?

Si pensamos que el urbanismo es una manera de hacer política, está claro que las nuevas distribuciones en la edificación de los barrios actuales, tienden a atomizar a los vecindarios posiblemente para su mejor control y desactivación de inquietudes sociales de todo tipo. El barrio actual se convierte en urbanización dormitorio, y aquellos barrios donde todavía existe un sentimiento vecinal, son generalmente los que están condenados al abandono institucional. En el caso de Pamplona– Iruña, la prohibición de actividades culturales, cuya iniciativa se debe a las asociaciones de vecinos, es llevada a cabo de manera impositiva mediante multas, intentándolas ahogar económicamente.

Las clases más desfavorecidas tienen que soportar generalmente muchos más sacrificios, mucho más peso cuando las cosas no marchan adecuadamente, como es el caso de las crisis económicas, las guerras, las pandemias. Tengo la sensación, de que la historia, como un ciclo maldito, se repite una y otra vez reinventándose a sí misma cada década, cada siglo ¿Consideras que está justamente repartida la riqueza que se genera en nuestra sociedad?

Para que menos del 20% de la población mundial vivamos en la opulencia, el resto debe pasar penalidades inimaginables. El hambre es la primera multinacional fundada por el “primer” mundo y en vista de los resultados económicos que le produce, es difícil pensar que se quieran cambiar las cosas.

El dinero se ha convertido a lo largo de la historia de la humanidad en un bien supremo. El dinero, alienta la vida de las personas, y además, las convierte en su dependiente más tenaz. Esto es una realidad que nadie podemos cambiar. Pero el dinero, bien dirigido puede servir para realizar muchos sueños y muchas cosas positivas también. ¿Qué valor tiene para ti el dinero y qué lugar ocupa en tu vida?

Tengo lo que necesito y no me hace falta más.

 Cada día que voy a trabajar, desarrollo  en mi interior sentimientos encontrados respecto al valor que el trabajo tiene en nuestras vidas. El trabajo nos dignifica como personas, equilibra nuestras vidas, porque del fruto de nuestro esfuerzo, surge el modo de vivir y de desarrollarnos. Pero es necesario que el trabajo se convierta en un bien social, que el trabajo nos haga libres, y no esclavos de un sistema de valores fundados en el materialismo más voraz. Nuestro trabajo debería liberarnos de ataduras, no proporcionarnos cadenas más largas. ¿Qué opinión tienes acerca del trabajo como bien humano y social?

En los tiempos que corren, me considero un privilegiado por dedicarme por entero a lo que me gusta. Es mi oficio, y mi vida, y por ello, no entiendo mi vida sin el trabajo que desarrollo, y no lo entendería sin el nivel de exigencia que yo mismo me encargo de poner a mi propio trabajo. Esto no es lo mismo que trabajar en algo que no te va, como sucede a la mayor parte de las personas. Quizás no estar a gusto lleve a un estado de frustración difícil de superar, aunque en los tiempos que corren lo verdaderamente jodido sea no tener puesto de trabajo.

Cuando el trabajo falta y llega el desempleo, las familias entran en un oscuro callejón de incertidumbre. Sin embargo, sus ataduras y responsabilidades económicas, traducidas en recibos, hipoteca, gastos, se mantienen intactos. El desempleo, pues, se convierte en un suplicio, en un grave problema. ¿Crees que la política de gobierno en materia de desempleo es la acertada?

La política del gobierno es evidente que es la acertada para los gobernantes, a juzgar por los sueldos que cobran, y desacertada para el resto de trabajadores, que no pueden con la presión económica que supone llevar al día los diferentes pagos. Nos dicen que hay que salvar la banca, y todos a callar, pero las familias humildes que se busquen la vida para salir adelante.

Cada día llegan a las costas de nuestro país pateras cargadas de personas que huyen de la miseria, de la persecución política, religiosa  y racial, o  impulsados por la esperanza de una vida con más posibilidades. Son seres humanos cargados de esperanza, que son enviados por las mafias internacionales a una repatriación segura, cuando no a la muerte. A esto, se suma la llegada de personas de otros países de Latinoamérica, Rumania, Polonia, que aumentan cada día el censo de inmigrantes en nuestro país. ¿En tu opinión, se deberían cerrar las fronteras más severamente, o por el contrario, deberían abrirse aun más? ¿Que política de inmigración sería la adecuada?

Yo no entiendo de fórmulas políticas, pero tengo claro que las personas viajan a otros países en busca del sustento diario, y no para hacer turismo. En muchos casos, proceden de países esquilmados por empresas occidentales que las hemos apoyado todos, y lo único que se nos ocurre ahora, es poner dificultades a quien sólo busca la manera de sobrevivir.

Ya que inevitablemente debemos de vivir dentro de una sociedad organizada en clases y estamentos religiosos, militares o jurídicos, ¿Qué papel deberían cumplir socialemente estas organizaciones en la sociedad moderna?

Posiblemente nuestra incapacidad de caminar solos por la vida, nos haga buscar “padres” hasta en el infierno. Estos estamentos están tan fuera de tiempo como la propia sociedad occidental. O aprendemos a actuar de otra manera, o esto se va al garete de una u otra forma.

Los recientes conflictos armados en Irak y Palestina, han puesto de relieve que detrás de todas estas guerras que abanderan las causas de la libertad y la democracia, hay un interés subrepticio, oculto. Hay intenciones no reveladas para impulsar este tipo de conflictos. Por ejemplo, un deseo ferviente de dominación, de poder. Un sectarismo evidente. Un ansia implacable de imperialismo. Un odio irracional que deflagra aventado por las intencionalidades políticas, y porque no, la mera supervivencia de la industria armamentística, afanada en amasar sus réditos económicos, cuyo coste adicional son millones de vidas humanas. La sangre de los inocentes. La paz no tiene interés porque no tiene capacidad ofensiva. ¿Qué podemos hacer para contribuir al desarrollo de la paz?

El negocio del armamento, posiblemente, sea el que más beneficios ofrece a sus manipuladores. Esto mueve tanto mercado, que alrededor se mueven, desde empresas dedicadas a la información, hasta laboratorios farmacéuticos y otro tipo de negocios paralelos. Todo este frente, es tan potente, y mueve tantos intereses, que resulta complicado mover ficha en su contra. Piedras contra cañones es complicado, pero de alguna manera, la resistencia debe continuar.

En este escenario, Estados Unidos aparece siempre como la potencia más claramente involucrada en este delirio de poder. A lo largo de la historia, este país ha protagonizado las invasiones y las guerras más fratricidas de la historia de la humanidad, por mucho que quieran vender su imagen de adalides de la libertad y la democracia. Sobre todo al termino de la segunda guerra mundial, cuando su papel de salvadores de la humanidad frente al nazismo, quedo relegado a una evidente lucha por la hegemonía del poder mundial. ¿Qué expectativas tienes respecto de la nueva administración norteamericana con Barak Obama a la cabeza? ¿Realmente contribuirá a desarrollar políticas fundamentales para la búsqueda de la paz permanente?

Un premio Nobel de la Paz que en su discurso de recogida de dicho premio, habla de guerras justas deja mucho que desear. Se me hace complicado pensar, que realmente quiera cambiar la actitud norteamericana de prepotencia con respecto al resto de países. Un país que ni sabe, ni quiere terminar con la pena de muerte, es complicado que adquiera por arte de magia una conciencia pacifista. El cambio, deberá venir desde otro lado.

El terrorismo se ha convertido en un grave problema que ha enturbiado durante más de cuarenta años la paz en Euskal Herria y en todo el estado, y que ha conllevado numeroso dolor en los dos bandos, con cientos de víctimas, presos, y una sociedad claramente divida. El trasfondo del problema, es el derecho de autodeterminación de los pueblos. El derecho de la sociedad a elegir su propio destino. ¿Qué opinión te merece un referéndum de autodeterminación para Euskal Herria?

Para llegar a realizarse un referéndum de autodeterminación, son necesarios una serie de pasos anteriores que no parece se vayan a dar. Desde la disolución de ETA, hasta el fin de las políticas represivas que los diferentes gobiernos españoles han llevado a cabo (dispersión de presos, cierre de medios de comunicación, etc.) pasando por la falta de diálogo entre absolutamente todas las partes implicadas en este conflicto, algunas de las cuales, viven acomodadas en la propia situación. Veo difícil no sólo la solución, sino los primeros pasos que debieran darse para ello. A la vez, el cansancio de la población por la falta de iniciativas políticas para resolver esta situación hace que la desilusión se apodere de los ciudadanos.

Los gobiernos autonómicos han ido asumiendo competencias del estado central, y a día de hoy, ya gestionan numerosos servicios, pero sobre todo, tutelan la cultura e identidad propias. ¿Crees que son insuficientes las competencias de las comunidades autónomas? ¿Qué opinión te merece, por ejemplo, un estado confederado?

Es necesaria la defensa de estereotipos identitarios, pero no a cualquier precio. No dejar que la lengua autóctona se pierda es importante, pero esto no debe llevarse a cabo con el enfrentamiento a otras lenguas. Lo mismo con las señas culturales de cada pueblo. Todas las tendencias, debieran plantearse para sumar en el acervo cultural de los ciudadanos que formen parte de esa tierra.

Nuestra historia común como país quedó marcada por dos profundas cicatrices. Una, la producida por una guerra civil injusta y desmesurada. Y la otra, y más sangrante si cabe, una prolongada dictadura que sumió al país en un sistema de vida terrible. Dos heridas abiertas que el tiempo ha podido ir cerrando a su paso rumoroso. Sin embargo, algunas heridas se cierran en falso, y la experiencia me ha demostrado, que aún hoy día, es problema que queden aun secuelas de aquellos periodos malditos. Por ejemplo, el derecho que tienen muchos familiares a levantar las fosas comunes para recuperar a sus muertos. O el debate de la memoria histórica. ¿En tu opinión, estos hechos han sido superados por la sociedad democrática moderna, o tienes la impresión de que aún quedan restos vigentes de aquellas épocas que influyan en algunos sectores de la sociedad, como por ejemplo, el ejército, la iglesia o la derecha política?

En este tema queda mucho por hacer. No es de recibo que las familias tengan que pagar las exhumaciones, ni que las sentencias de los juicios–farsa continúen vigentes, ni que existan dificultades para acceder a los archivos relacionados con el robo de criaturas, o con el robo de bienes. ¿Qué trajo consigo los “estudios” psiquiátricos de Vallejo–Nágera, López Ibor y otros reputados científicos? ¿Por qué no se reconoce el trabajo en condiciones de esclavitud de los presos republicanos en multitud de construcciones? ¿A quién enriquecieron estas obras? Es imposible poder superar un obstáculo con los ojos vendados, o querer pasar una página que no se deja leer. Los archivos existentes debieran ser ya de dominio público, tanto para investigadores como para interesados en general, mediante un decreto ley que obligue a las instituciones nombradas a que así sea, porque esas informaciones, son parte de la historia de todos los españoles, no sólo de unos pocos (en este caso los que ganaron la guerra).

Los recientes casos de corrupción que ha ido apareciendo, como el caso  Gurtell, o los de Palma de Mallorca, por ejemplo, están poniendo de relieve la fragilidad moral de los administraciones publicas como Ayuntamientos o Comunidades autónomas, a la hora de mantener el control sobre estas actuaciones. Demuestran hasta qué punto la clase política está asolada por una suerte de carcoma moral que socava los cimientos de la legalidad. Generalmente, estos casos se solventan con procedimientos más o menos difusos, y el apoyo explícito de los compañeros de partido. Causa tristeza contemplar cómo se minimiza estas actuaciones, cuando a los ciudadanos,  nos cuesta cada día más progresar en una sociedad que no es claramente igualitaria. Aterra, el papel de los partidos políticos, más entregados a la protección de los suyos, en base a la presunción de inocencia, que a aclarar los detalles del delito. ¿Qué clase de sentimientos te producen estos comportamientos de quienes deberían ser modelo de actuación?

Los partidos políticos, son estructuras monolíticas que no les interesa cambiar porque están creados para lograr cotas de poder. Esta fórmula es la idónea para los psicópatas. Escalar pisando cabezas hasta lo más alto. La culpa de esta situación, o gran parte de culpa, está en los votantes y su triste comodidad vital. El sistema político tampoco ayuda a cambiar estas estructuras encorsetadas, y mientras no se presione a los políticos, ellos no van a cambiar.

La educación en nuestro país está encontrando números casos de abandono escolar, de insatisfacción, de violencia en las aulas y de absentismo escolar. No puedo comprender como ha podido llegarse a esta situación, pero sin lugar a dudas, las causas deben ser múltiples y variadas, empezando por el entorno familiar, y continuando por una educación sin imaginación y sin una visión de la realidad escolar. ¿Qué opinión tienes al respecto?

La educación pública, como la sanidad pública, debiera ser una de las piedras angulares del sistema político actual. El papel de las, y los docentes, no está considerado como debe ser y la propia educación no sólo es papel del docente sino también de la familia y la propia sociedad. Al maestro no se le puede tener con la intranquilidad de su situación laboral y a partir de aquí se le debe exigir su constante preparación en investigaciones educativas de vanguardia, preparando al alumnado no sólo para saber desenvolverse en la vida con criterio propio sino también asumir la responsabilidad de trabajar en la mejora de las condiciones de vida (de la sociedad en general). Continuar todavía con discusiones entre creacionismo–evolucionismo o dar continuismo a los crucifijos colgando de una pared no reflejan mas que la estupidez imperante en la cabeza de ciertas instituciones que lo único que buscan son cotas de poder.

Tengo la sensación de que la juventud, ha entrado en una dinámica cíclica. Falta de ideas,  de ambiciones, de proyectos. El absentismo social y político, y su apuesta por otro tipo de idearios mucho más frívolos y sin contenido, como el disfrute de un hedonismo sin freno, les está situando en un entorno de desesperanza, de provisionalidad y de decadencia. No soy un moralista. El divertimiento, la fiesta y demás, son necesarios. Pero si apartamos esto a un lado, ¿que nos queda? ¿Qué opinión te merece la juventud del siglo XXI?

También hay jóvenes que de manera anónima, buscan su sitio en organizaciones dedicadas a facilitar la existencia a personas, que de otra manera serían totalmente aisladas de los esquemas sociales que hoy en día imperan. Y estos esquemas sociales, no los ha creado la juventud, es más, a los jóvenes se les ha creado una sensación de provisionalidad en muchos aspectos de la vida (trabajo, vivienda, desarrollo personal, etc.) que les lleva en muchos casos a soportar presiones que no debieran ser así. Quizás esta situación lleve a formas de evasión equivocadas, pero la totalidad de la culpa no puede recaer en la juventud.

La familia es una institución muy manipulada por las corrientes reaccionarias de la sociedad. El moralismo, venga de donde venga, atribuye a la familia valores casi religiosos. Yo creo que la familia es un nexo de unión entre los seres humanos, y que no hay modelo de familia standar, un modelo único, sino que la familia debe ser un entorno donde las personas canalicen su amor y sus sentimientos. ¿Cómo es tu modelo ideal de familia?

El modelo de familia que la Iglesia católica ha defendido a capa y espada en este país, ya está superado. El conjunto de la sociedad tiene muchos colores, y todos esos colores tienen cabida en el desarrollo social. La familia no debe ser definida por el sexo de quienes la constituyen, sino por los valores humanos que la rijan. Ese es mi modelo ideal.

En este contexto de desprecio social se encuentran los colectivos homosexuales, cada vez más arrinconados por la marginación social, los prejuicios y las numerosas trabas. ¿Crees que estos colectivos merecen una vida digna, dentro de un marco de respecto en una sociedad?

 Lo que no debe tener cabida son los pensamientos fascistas, nazis, racistas, que imperan en nuestra sociedad. Las vivencias sexuales de cada persona deben ser elección propia y libre. Compartir el amor (tanto físico como “espiritual”) es decisión de cada persona, siempre que no conlleve la sumisión obligada de otra u otras personas.

Cuando un estado, y su gobierno, se convierten en tutores de nuestras vidas, se convierten también en verdugos de nuestras vidas. Me refiero, al hecho de la eutanasia. Nadie puede decidir por nadie su derecho a una vida digna, y a una muerte digna. ¿Qué opinión te merece la eutanasia, debería legalizarse?

Claro que debiera legalizarse. Las personas tenemos derecho a una muerte digna, porque tenemos derecho a una vida digna. Quizás la sanidad debiera emplear más recursos en educar a ciudadanos y ciudadanas en la constatación de que la muerte debe ser asimilada como parte final de la vida y no como una lucha entre la ciencia y la “inconsciencia”. Estarán bien las investigaciones llevadas a cabo para erradicar enfermedades pero es cruel mantener por encima de la dignidad humana el latir de un corazón que desea el descanso.

Otra de las vicisitudes por las que tienen que atravesar las mujeres, es el momento de la concepción. Legítimamente, a las mujeres les corresponde el derecho de elegir si seguirán el proceso de embarazo o interrumpirlo. Actualmente, la ley del aborto en nuestro país peca, a mi juicio, de estrechez de miras, de insuficiencia. ¿Qué opinión tienes sobre el aborto?

 No conozco a ninguna mujer que haya abortado, que lo haga por gusto. Una decisión de este calibre, debiera ser apoyada socialmente mientras no se desarrollen otros métodos que eviten llegar a esta situación. Mientras tanto, es una decisión personal de la mujer y a nosotros nos corresponde defender esa decisión.

Tras muchos años de vivencias, de lucha, de trabajo, y de experiencias, el ser humano llega al final del camino. Hay que subir el último repecho antes de la muerte. Cuando uno llega a la ancianidad, se encuentra con numerosos problemas. Hay  pocos servicios públicos, la paga de la jubilación es exigua, el tiempo se convierte en un enemigo, y generalmente, nos transformamos en un lastre para los hijos. ¿Qué expectativas albergas con respecto al momento en que llegue la vejez? ¿crees que la sociedad trata dignamente a los ancianos?

Hasta que no veamos a los ancianos como personas cargadas de experiencias, escuchemos sus enseñanzas, y los tratemos como constructores, o trampolín de nuestro presente, será muy difícil que sean tratados como se merecen, y continúen siendo menos que motas de polvo arrinconadas.

 El problema del cambio climático se ha convertido en tema de máxima actualidad, pero asimismo, se ha convertido en tema de controversia y enfrentamiento mundial. Las industrias y las empresas contaminantes, siguen destruyendo nuestro planeta sin que las administraciones apuesten decididamente por frenar este holocausto. El tratado de Kioto solo fue papel mojado, y las continuas reuniones de mandatarios no han logrado acuerdos que posibiliten poner freno a esta destrucción. ¿Crees que hay posibilidades para frenar esta destrucción?

 Es imposible que se vaya a cambiar nada, si confiamos en la firma que vayan a llenar documentos redactados por gobiernos de países dependientes económicamente de multinacionales de la energía. El único punto de optimismo al respecto, lo ponen la multitud de personas que siguen a todas estas reuniones para protestar por la hipocresía de dichos gobiernos. El activismo social hoy por hoy es totalmente necesario.

Las religiones se han erigido a lo largo de la historia de la humanidad, como dogmas exhaustivos de fe y de control espiritual. Han contribuido a no pocas guerras, y en líneas generales, han aumentado la conflictividad entre los seres humanos. Sin embargo, a día de hoy, millones de seres humanos defienden a ultranza estas doctrinas ¿Qué valor tiene para ti la religión?

No sólo es control espiritual sino que además intenta ser control en todos los órdenes de la vida (política, economía, sexualidad, enseñanza, sanidad, etc.). Es un sistema de poder que pelea directamente, en nuestro caso, con el propio sistema democrático. Su propia organización es antidemocrática y desigual por naturaleza. Las religiones monoteístas además (judaísmo, cristianismo, Islam) poseen dioses crueles y vengativos con los cuales se justifican todo tipo de tropelías a lo largo de la historia. Si la religión fuese un acto de reconciliación, sosiego y reflexión individual, posiblemente ayudaría a empalizar con los problemas ajenos. Pero en cuanto el espíritu se jerarquiza ya está echada la simiente de la discordia y el mal entendimiento.

Todas las religiones se fundamentan en la idea abstracta de un ser superior omnipresente que gobierna todo, abstracto e inmaterial.  Este planteamiento anula el valor del ser humano en sí mismo, porque le relega al rol de ser insignificante ante sus ojos de dios todopoderoso. ¿Cómo entiendes tú al ser humano frente a estas disposiciones?

Frente a los dogmas de fe, el ser humano poco tiene que aportar. Ni siquiera la ciencia está capacitada para su propia evolución, ya que esta evolución se basa en las dudas de los propios principios y ante la rotundidad de los dogmas religiosos poco o nada se puede hacer.

Las religiones, empero, han ido creando una serie de organizaciones mediatizadas por la burocracia y el fanatismo religioso, que son quienes detentan el poder espiritual, y además, gobiernan a sus súbditos. A menudo, traspasan los límites de la espiritualidad para adentrarse por terrenos más mundanos. Esto es aplicable al papel que han jugado a lo largo de la historia, las instituciones religiosas, como la Iglesia Católica, siempre del lado de los poderosos, del Nazismo, de la represión, y actualmente, a los infinitos casos de pederastia registrados en numerosas diócesis de todo el mundo. ¿No son entonces las religiones un instrumento de poder para controlar voluntades?

Si. La duda que yo tengo es si en eso se han convertido o si para eso fueron creadas.

Bajo tu criterio personal ¿Crees que existen personas o instituciones religiosas que, en general, sirvan para el desarrollo y la prosperidad del ser humano?

Lo dudo mucho. 

Todos los expertos en el tema se muestran unánimes al respecto: el consumo prolongado de estupefacientes y sustancias alucinógenas, resultan claramente perjudiciales para la salud del ser humano. Obviamente, estas sustancias causan efectos en el organismo, que, a largo plazo, resultaran nocivos. Esto es una perogrullada. Pero dejando al margen el aspecto sanitario, yo personalmente, encuentro el aspecto moral. El agravante moral. ¿Qué opinión tienes acerca del consumo de drogas?

El consumo de drogas debe ser una elección personal, como lo debiera ser el tipo de música que se desea escuchar, o la obra de teatro que se quiere ver. A mayor información de la actividad en nuestro organismo de las diferentes sustancias, mayor libertad de elección.

 En la comercialización de las sustancias estupefacientes, interviene todo un entramado de mafias organizadas que controlan tanto la venta como la distribución. Funcionan como empresas bien jerarquizadas, y obtienen altos rendimientos del producto. El último eslabón lo componen los trabajadores, estos que, al fin y al cabo, son los que estarán en contacto con las calles, y por ende, con el peligro, la miseria y muchos casos el esclavismo. ¿Qué ventajas encuentras tú en la libre distribución de los estupefacientes, la legalización de las drogas?

 Mientras ciertas sustancias estén ilegalizadas continuarán dando grandes beneficios a las redes mafiosas de distribución y facilitará la corrupción no sólo de policías sino también de estamentos políticos, judiciales, etc. además de la deficiencia del producto al carecer de la obligatoriedad de pasar controles sanitarios. De todas formas la legalización no sería nada sin la educación al respecto.

Hay un estereotipo muy arraigado en nuestra sociedad, que identifica al aficionado al rock con el consumo desmedido de todo tipo de sustancias. Es un juicio paralelo complemente infundado. No porque no sea cierto, porque habrá rockeros que consuman, y habrá quien no. Sino porque las drogas están extendidas a todos los ámbitos de la sociedad, y se consumen en todos los estratos sociales por igual, incluso más profusamente, por las clases acomodadas que son quienes tienen más poder de consumo a nivel económico. Por eso, atribuirnos a nosotros esa exclusividad me parece indecente. ¿En tu opinión, qué parte hay de cierto en que en el mundo del rocanrol se consumen muchas drogas?

 El mundo del rocanrol no es ajeno a lo que se mueve a su alrededor, y por ello habrá de todo. El mundo de la composición, se debe al trabajo exclusivamente, y lo demás, son historias adicionales que te acompañan en mayor o menor medida en algunas etapas de tu vida.

 A mi entender, el consumo de drogas es una cuestión personal. Una opción personal. Cada persona decide en qué medida, o en qué forma se relaciona con las drogas, nada, poco, o mucho. Las leyes, son el vehículo para ejercer el poder comercial sobre el producto. Ayudan a generar negocio. La información y la educación, son vitales para que todo el mundo tenga sus ideas claras referente a este tema. ¿Tienes alguna idea más que aportar a estos argumentos?

Creo que más o menos ya me he expresado al respecto. Efectivamente educación e información son pilares básicos en este tema.

Siempre he luchado y lucharé por la cultura popular. Este concepto ya no existe para los arquitectos de la cultura oficialista. No existe simplemente. Y diseñan sus estrategias basadas en el boato, la comercialidad y el snobismo pretencioso de las modas. Por ejemplo, se desembolsan millones de euros en la adquisición de un cuadro de incalculable valor, para la colección privada del Museo del Prado. Esto es noticiable y fomenta el prestigio. Sin embargo, ese dinero muy bien podría destinarse, en mi opinión, a la construcción de una casa de cultura en un barrio marginal, una escuela de música, o un ateneo cultural. Pero no, hay que gastar dinero en obras de ampliación de tal o cual museo, o hay que pagar una millonada para que uno de los directores de orquesta galácticos venga a dirigir en el Auditorio Nacional. ¿Y qué ocurre con todas esas manifestaciones culturales que están latentes en las calles? Esas culturas urbanas que al fin y al cabo, nos identifican y nos hacen más felices. ¿Crees tú en la cultura popular?

Siempre estamos a ostias entre la cultura popular y la oficial. La política cultural debe existir. Ayuntamientos y entidades privadas deben apostar por la cultura y trabajar por ese fin común. Las entidades privadas, no pueden ser un agujero por donde se pierda dinero de manera sistemática, por lo tanto, sus programaciones quizás se dirijan a lo que se denomina “gran público”, o sea, espectáculos comerciales. Lo que no es de recibo, es la obsesión institucional por acabar con las inquietudes culturales de sectores de la población que tienen otra visión al respecto. Un ejemplo claro, son las casas ocupadas donde se realizan programas culturales, donde artistas de diferentes disciplinas llevan a cabo sus propuestas, y que no tienen cabida en programas oficiales (generalmente por no comulgar con las ideas “oficialistas”).

La SGAE, como institución, es un organismo orientado a proteger los derechos de los artistas. Hay polémica para rato, con una institución que debería ser un baluarte para todos los creadores. Hay numerosas manifestaciones de artistas, denunciando cientos de casos en los que no se les trata con verdadero aplomo. Incluso, hay quienes argumentan que se trata mejor y con más interés a los que venden más discos, por ejemplo. Además, están las polémicas suscitadas por el canon a los soportes de grabación, y las tasas que se cobran a los conciertos, incluso a los benéficos, o recientemente, la petición de más de catorce mil euros al ayuntamiento de Zalamea por la representación de la obra de teatro, “El Alcalde de Zalamea” de Calderón de la Barca. ¿Qué opinión tienes al respecto en base a tu propia experiencia con la SGAE?

Primero sería interesante debatir cual es el papel real de la SGAE en el panorama cultural del país. Es una sociedad de gestión, más que una asociación que vele por los derechos de los artistas, y por ello, su finalidad es recaudatoria. Esto hay que entenderlo, porque si no, siempre estamos dando vueltas a la misma noria. Quizás para defender ciertos derechos de los faranduleros, sea necesaria la creación de asociaciones cuya finalidad sea otra (defensa de mejoras laborales relacionadas con el mundo del espectáculo, seguridad social, paro, etc.). Referente al canon, es complicado entender que se ponga la multa sin saber siquiera si va a haber delito. La representación de la obra de teatro, como otros eventos, si es de entrada libre debiera tener otro sistema de pago a la SGAE, pero si se cobra entrada por ver la representación, deberán pagar como se pagan otros espectáculos bajo una fórmula ya estipulada. De todas formas, es preocupante que todavía se relacione la vida del compositor o el artista, con el vividor del cuento.

Hay estereotipos encaminados a ofrecer una imagen bastante distorsionada de la gente del rock, en la cual se nos dibuja como individuos sin ningún vinculo cultural, más preocupados por el disfrute hedonista de la vida y sus placeres subsiguientes, que en un interés por los elementos culturales, que obviamente, enriquecen las vidas de la gente. Elementos como la literatura, la pintura o la poesía, por poner algún ejemplo. ¿Tú piensas que este estereotipo es infundado? ¿Somos tan pasotas y desvinculados del entorno cultural como nos pintan?

Generalizar con cualquier tema, sólo indica la ignorancia al respecto de quien lo hace. Dentro de este mundillo hay de todo, como en botica. Desde los que viven con intensidad el individualismo, que este tipo de vida facilita hasta los más comprometidos con diferentes causas sociales, el abanico de posibilidades es casi infinito. Allá cada cual con el jugo que le quiera sacar a su vida.

Vivimos en una sociedad que admite con normalidad, incluso con deferencia, el hecho de que se paguen millones de euros por hacerse con los servicios de un jugador de fútbol. Cantidades, con las cuales, se podrían financiar centros de cultura, ediciones de libros, talleres de pintura o escuelas de música. ¿No te parece indecente que la sociedad admita esto con normalidad, y no le preocupe el hecho de que sus hijos no tengan acceso a medios culturales estatales?

 Particularmente sí me parece triste ver como nadamos en la indiferencia más absoluta, en temas y situaciones que, particularmente, me parecen importantes. Es entendible que quien busca tener poder, intente la desactivación de los movimientos sociales, que van a poner en duda constante los métodos utilizados para ello, pero ya es menos entendible, que cada vez nos encontremos los ciudadanos más cómodos con la consigna de OÍR, VER Y CALLAR.

 Imagina que te invitan a una audiencia pública con el ministro/a de cultura de turno. Y que tienes la oportunidad de elevarle una queja o un alegato ¿Que le pedirías?

 Simplemente que los poderes públicos entiendan, que no sólo existe la cultura oficial y es necesario que esto lo entiendan. Una sociedad uniformada culturalmente, es una sociedad muerta, paralizada mentalmente. La riqueza cultural está en la diversidad y en la asimilación de esa diversidad por parte de los ciudadanos porque sólo así podemos ir formando el criterio propio.

 Hay cuestiones que afectan muy profundamente al trabajo de un artista. Son muchas, y habría que ordenarlas en orden de importancia. Una de estas cuestiones, prioritaria a mi modo de entender, son las descargas P2P que chocan frontalmente contra el derecho de un autor a percibir unos cánones por su trabajo. Muchos artistas están en contra de que se lesionen sus derechos debido a estas descargas, sin embargo, también los hay que no se oponen a ello, incluso, hay quien a día de hoy, ya están colgando en sus páginas web oficiales los discos para descarga directa. ¿Cómo contemplas tu este asunto?

 Creo necesario un debate serio en torno a este tema, donde se puedan escuchar a todos los elementos implicados, y sacar conclusiones de todo ello. Cuando cada parte se cierra en banda por intereses propios, es cuando no se llega a nada, y por supuesto, las discusiones se llenan de argumentos estúpidos que sólo buscan el aplauso de los cercanos.

 Regalar el disco tiene una función promocional importante, pero si habituamos al público a recibir gratis el fruto del trabajo de un artista, no solo estaremos degradando el valor de la grabación, de la calidad, de la composición, sino que estaremos contribuyendo a destruir la industria. Básicamente, porque la grabación de un disco, distribución, editorial y demás, conllevan unos gastos, que de no ser recuperables, ponen en riesgo la continuidad de cualquier banda. Además, este proceso condena a ser al artista a una especie de trabajador no asalariado, que además, debe desembolsar un dinero por trabajar. ¿Qué opinas de esta circunstancia?

 Que la industria discográfica se desmorona está claro. En épocas de bonanza económica, tampoco podemos afirmar que hubiese un apoyo explícito a bandas nuevas por parte de discográficas, programas de radio o televisión, revistas, etc. que apostaran por el asentamiento social de diferentes propuestas musicales. Ahora, es el personal quien defiende el derecho a la música gratis, a la vez que son incapaces de acudir a locales donde actúan bandas, en muchas ocasiones gratis, a ver sus directos. Los nuevos tiempos nos irán diciendo por dónde se desarrollarán los acontecimientos, aunque yo no soy muy optimista.

 Los precios de las entradas a los conciertos de rock se están ajustando al máximo. Los márgenes se hacen cada vez menores, en un intento por facilitar la asistencia a los mismos. Sin embargo, la afluencia de público a conciertos de bandas noveles, o incluso, de las bandas que aun no han llegado a conseguir un status de fama adecuado, es muy pobre. ¿A qué atribuyes tu este fenómeno?

 En algunos casos a la jodida comodidad del sofá de casa, y en otros, a los cambios en las formas de divertimento que los nuevos tiempos traen consigo.

 Que en la industria del rock no circula el dinero, es un hecho consumado. Dicen los entendidos, que esta circunstancia está motivada por la escasez de apoyo popular al mundo de rock. Y hay quien opina, que la continuada reserva de los músicos de rock a integrarse en la industria global de la música, ya por cuestiones morales o ideológicas, ya por cuestiones de composición musical, de comercialidad, ya por falta de conexión con el sistema, ha provocado su aislacionismo, y por ende, la sequía económica. Quedarse fuera de ese territorio ha generado que el dinero no circule en este ámbito. Además, los músicos no obtienen apenas ingresos económicos que aseguren su supervivencia. Esto en el nivel superior de la pirámide, porque luego están los periodistas, tanto gráficos, redactores o locutores de radio, que tampoco cobran por su trabajo; y también, los sellos independientes, de cuya actividad dependen así mismo los salarios de sus trabajadores; las productoras y oficinas de management, que lógicamente, encuentran serias dificultades para poder ejercer su actividad. ¿Cómo podríamos hacer que el dinero entrara en nuestra industria para revitalizarla?

 En estos tiempos donde se busca la recompensa económica inmediata en todos los terrenos, es complicado que la paciencia, se tome como virtud. Más bien se ve como un defecto. Si a esto, además de otras cosas, se le suma la “automarginalidad” como símbolo de pureza o autenticidad, tenemos el problema de que más que un manantial de agua clara, nos encontremos con una charca de agua estancada.

 A pesar de este oscuro panorama, la industria del rock sigue latente en nuestro país, y se está convirtiendo en referente para Latinoamérica. Se ha ido creando una pequeña industria formada por sellos independientes, productoras y medios de comunicación, revistas graficas, estudios de grabación, y portales web especializados, que sigue desarrollándose al margen de la industria comercial de las grandes multinacionales del sector. La autoproducción ha alcanzado niveles muy altos. A mi juicio, hemos ido creando una estructura más o menos sólida al margen de la industria poderosa de las grandes multinacionales. ¿Cómo podríamos canalizar todos estos medios de manera que sea rentable el negocio del rock es este país?

 Con paciencia y convencimiento, puede desarrollarse un mercado que no dependa para nada de las multinacionales del disco, o de los programas comerciales de los medios de comunicación. Quizás, un ejemplo práctico fue lo sucedido en los años 80 con los circuitos alternativos de festivales, las radios piratas y los artículos en fancines. Unir los medios que se tienen al alcance con las ganas de trabajar es fundamental. 

 Está  muy extendida  la leyenda negra en la que músicos y discográficas aparecen como seres antagónicos. A menudo, hay grandes desavenencias, y en general, mucha insatisfacción en cuanto a los resultados. En realidad, ambos están condenados a entenderse. Hay también, otras leyendas en las que las que los managers, aparecen como personajes que tratan de enriquecerse con el fruto del trabajo de los músicos. ¿Cuánto hay de leyenda en esto? ¿Qué espera y desea un músico de rock una compañía discográfica?

 El pulso entre las compañías y los grupos siempre será positivo cuando es indicativo del diálogo que debe existir entre las dos partes. Los acuerdos por mejorar el producto artístico y su salida al mercado sin un excesivo encarecimiento (por ello siempre habrá un tira y afloja entre ambas partes) será un aliciente para los posibles compradores. Así pues estamos condenados al entendimiento.

 Cada vez que entrevisto a un artista y le interrogo acerca del estado de salud de la industria del rock, inmediatamente contesta que todo está muy mal, pero a medida que vamos desarrollando argumentos, tienen que convenir en que el panorama no resulta tan desolador. ¿Qué esperanzas albergas respecto del futuro del rocanrol en nuestro país?

 Lo importante no es que tenga futuro sino presente, porque sin presente no hay futuro. Y el presente no sólo depende del músico, sino también del público, de los locutores, periodistas, promotores públicos y privados, productores, distribuidores, discográficas… el orden de los factores no altera el producto. Las ganas que se pongan hoy, serán la base de lo que se consiga mañana.

 Muchas bandas están comenzando la aventura de cruzar el Atlántico para realizar giras en Latinoamérica. Hay muchos inconvenientes, entre otros, un status económico muy bajo, una deficiente infraestructura para conciertos, además, el trasfondo de la corrupción. A pesar de todo esto, muchas bandas lo intentan. ¿Crees que es una buena alternativa de futuro comenzar a dar seriamente el salto a Latinoamérica?

 Para las bandas siempre está bien buscar nuevas alternativas de trabajo. Además, nunca será malo ampliar el circuito de actuaciones.

 La vida de un artista está jalonada por un rosario de experiencias variopintas, y no pocas anécdotas. Fábulas de vida, que muchas veces se han convertido en recalcitrantes leyendas. Narraciones breves con las cuales podrían seguro escribirse algunos libros. ¿Cómo artista, cual ha sido el momento más feliz de tu carrera, y cual el momento más difícil?

 El momento más feliz, ha sido y continúa siendo, el placer de poder vivir de lo que más me gusta, en un principio algo impensable. Lo más difícil, quizás el dejar en el camino algún compañero que empezó contigo esta historia.

 Los quince minutos previos a la salida a escena, se experimenta un sentimiento  muy especial en el interior de un artista. Hay una emoción interna de sensaciones indescriptibles. El camerino está a presión, los nervios disparados. Se siente una mezcla de placer y amargura. Sobre todo si se oyen los gritos del público en la lejanía del escenario. Es una sensación afrodisíaca. Y a casi siempre, esa sensación, se convierte en la razón por la que tantos músicos luchan por sus sueños. ¿Cómo son tus quince minutos antes?

 Cambiando el término de amargura por inquietud, está bien definido en la propia pregunta. Es el momento de comprobar que la batería corporal está cargada a tope. Es momento también, de la concentración solitaria con el resto de la banda. El pastel está preparado para ser devorado.

 Después llega el baño de adrenalina, el goce total. Todo es vértigo, tensión, y una cadena de sentimientos que necesitan reposo. ¿Cómo son tus quince minutos después de cada concierto?

 Tras haber disfrutado del directo llega el momento de secarse el sudor, y esperar que el “espíritu” aterrice en el cuerpo. Un buen colchón, y a descansar.

 Muchos son los que piensan que los músicos tienen tendencia al egocentrismo, a creerse divinidades. En realidad, tengo que admitir que el público puede hacerte sentir en un mundo muy placentero, basado en la emoción que para un ser humano supone el reconocimiento de sus semejantes. ¿Crees que los músicos traspasáis el umbral de lo humano para convertiros en semidioses, o esto es un infundio?

 Uno se siente la “reinona de la noche” más que un semidios. Focos, miradas, gritos y aplausos (también pitos) forman parte del inigualable mundo de la farándula. Sin esta sensación nada valdría la pena.

 La infancia dicen que es la patria del hombre. Pero además, la infancia, suele marcarnos durante toda nuestra vida, de una manera o de otra. Cuando somos niños tenemos la tendencia a imaginar lo que seremos de mayores. ¿Alguna vez te imaginaste siendo artista de rock?

 Es lo bueno que tienen los sueños. Un día eres una estrella de rock. Al día siguiente, te conviertes en el portero que para el penalti. En los sueños no existen las fronteras anímicas, y siempre que no se transformen en pesadillas, o su repetición no termine en obsesión, están hechos para disfrutarlos siendo conscientes de que posiblemente poco tengan que ver con la realidad.

 Pienso que el rocanrol es un narcótico, una vez que entra en contacto con las venas, ya nada puede sacarlo al exterior. No hay antídoto. Cuando escuchas por primera vez una canción de rock, y su esencia entra en ti, ya será para siempre. ¿Cómo fue tu primera vez?

 Para mí más que narcótico es excitante. Me excitó la primera vez y me continúa excitando

 Cada mañana reflexiono acerca de si merece la pena seguir luchando por el rocanrol. Confieso que a veces, se hace duro, y difícil, y desesperante. Sobre todo cuando la falta de medios, la falta de apoyo, convierte a este trabajo en una lucha constante, que a menudo, ha dejado a mucha gente fuera de la carretera. ¿Crees que merece la pena seguir luchando por el rocanrol?

 En mi caso sí, que merece la pena, porque no tomo el rocanrol como una religión, sino como una forma de vida.

 Es difícil imaginar el futuro. Nadie tiene esa capacidad de percepción, de predicción, pero la experiencia en el camino, de tus años de carrera profesional, sin lugar a duda, te han debido de enriquecer con alguna enseñanza, con el fruto de la experiencias vividas. En base a estas experiencias, en base a todas esas vivencias como músico ¿Que futuro prevés para el rocanrol estatal?

 Siempre que un grupo de personas tengan ganas de poner sus ideas en común, y ser capaces de emplear parte de su tiempo en ello, el presente del rocanrol estará ahí, y si hay presente hay futuro. 

 

  

LA ESENCIA DEL PENSAMIENTO

 

“…la participación ciudadana en la vida social no deja de ser simbólica…”

***

“…La monarquía, es para mí una institución anacrónica…” 

***

“…Vivimos en un sistema político donde tiene razón quien más votos saca, y los adversarios pasan a valer cero…”

***

“…Dar una respuesta individual a todo un sistema organizado de poder es imposible…” 

***

“….A lo largo de la historia, el trato dado a la mujer no es para sentirnos orgullosos…”

 

***

“…El hambre, es la primera multinacional fundada por el “primer” mundo…”

***

“…Nos dicen que hay que salvar la banca, y todos a callar, pero las familias humildes que se busquen la vida para salir adelante….”

***

“…Piedras contra cañones es complicado, pero de alguna manera, la resistencia debe continuar…”

***

“…Es necesaria la defensa de estereotipos identitarios, pero no a cualquier precio…”

***

“…Es imposible poder superar un obstáculo con los ojos vendados, o querer pasar una página que no se deja leer…”

***

“…La educación pública, como la sanidad pública, debiera ser una de las piedras angulares del sistema político actual…”

***

“…La familia no debe ser definida por el sexo de quienes la constituyen, sino por los valores humanos que la rijan. Ese es mi modelo ideal…”

***

“…Las personas tenemos derecho a una muerte digna, porque tenemos derecho a una vida digna…”

***

“…Si la religión fuese un acto de reconciliación, sosiego y reflexión individual, posiblemente ayudaría a empalizar con los problemas ajenos. Pero en cuanto el espíritu se jerarquiza ya está echada la simiente de la discordia y el mal entendimiento…”

***

“…Una sociedad uniformada culturalmente, es una sociedad muerta, paralizada mentalmente…”

***

“…Que la industria discográfica se desmorona está claro….”

***

“…En estos tiempos donde se busca la recompensa económica inmediata en todos los terrenos, es complicado que la paciencia se tome como virtud…”

***

CHEMA GRANADOS

Leave a reply