Ultimate magazine theme for WordPress.

FESTIVAL LEYENDAS DEL ROCK. VILLENA. ALICANTE

¡¡¡Y  YA VAN NUEVE!!!

 

 

El pasado 7,8 y 9 de agosto, se celebró por segundo año consecutivo, en la ciudad alicantina de Villena, la IX edición del ya consolidado Festival Leyendas del Rock que naciera en la pretérita época de los 80 del Maza Rock, lleno de ambiente y compadreo Rock Metalero, a primeras horas de la mañana del jueves ya olía a conciertos de nivel, se podía sentir y cortar esa adrenalina que lleva uno en sus adentros, a la hora de embarcarse en la aventura y experiencia que conlleva un Festival de tres días coincidentes en fin de semana; el latir y rugir de los vehículos yendo y viniendo bajo el sol del mes de agosto, era continuo por las calles de la ciudad, invasores por centenares, se hacían amos y señores de los terrenos dispuestos para el camping, alzando tiendas de campaña por doquier, un crisol de distintas culturas, de cada región del país, y de otros lugares de fuera de nuestras fronteras, se congregaban un año más en Villena bajo el mismo estandarte, “La Hermandad de LEYENDAS_6una Filosofía y Estilo de vida alrededor de un Legado Musical” y Rockcultura quiso estar presente, para contar lo vivido y experimentado allí, por un servidor y sus acompañantes, en pos de llevar lo acontecido a quienes se den cita en este lugar para trasmitírselo. Trataremos de ser lo más fieles posible, sin llevarnos por los gustos personales, dando cera a quien  haya mal sembrado, y reconociendo al Cesar lo que es del Cesar, a quien así se lo haya ganado sobre el escenario.

Pero antes de pasar a tocar el tema musical, centro y señor de esta evaluación, y crítica a nivel personal, quisiera hacer un inciso. Cabe decir, que si bien el Leyendas del Rock es un festival con grandeza suficiente para considerarse uno de los “grandes” de nuestra tierra patria, aún puede y debe mejorarse, en muchos aspectos. Uno de los más significativos e importantes a mejorar, es el tema del camping que para tal evento se pone a disposición del personal asistente. Estamos más que nunca en tiempos difíciles, y la peña va con lo justo, sin que por ello se le haya de restar  el derecho a unas condiciones básicas de estancia, pagando su viaje, su entrada y su manutención, y porque no decirlo, sus cervecitas diarias. La mayoría de los asistentes, lo utilizan como recurso al no poderse costear una habitación de hotel, hostal u otro servicio privado de alojamiento, en los tres días que transcurre el Festival, y aún su situación frente del recinto, donde se encuentran los escenarios es una ventaja, no es el más propio para dicho efecto, siendo este un socarrar a merced del abrasador sol de agosto, bien pudiera trasladarse a una ubicación mejor, aún quedara más alejada del recinto poniendo a disposición del traslado medios de locomoción colectivo, o buscar soluciones al respecto en la ubicación actual, (¡¡mas sombra por favor!!).

En cuanto a higiene y comodidad, nula es la presencia de ambas. A ver cuando se dan cuenta, de que esos urinarios móviles, son una verdadera chapuza, que estarán bien para ferias, pero no para eventos de este calibre, máxime cuando por al no pasar ninguna empresa de limpieza a sanearlos, y esta cuestión es imprescindible, en un evento que tiene como meta estar en lo más alto en todos los aspectos, más allá del meramente musical, y que se engrandece o devalúa, según la conformación de las bandas participantes en el correspondiente cartel; y no me vale la excusa de que ya se sabe dónde se va, ni la de…el clima es ese en Villena, y el calor, exaspera al público asistente. La mayoría, hemos estado en otros festivales de este tipo,  y sabemos que no solo cuenta el cartel y la ilusión de ver a nuestras bandas favoritas, también, cuenta el estar dignamente asistido en las más básicas condiciones de estancia a lo largo del transcurso del evento. Se pueden, y deben poner, soluciones al respecto, y pasarlas desapercibidas, o no criticarlas, seria hacer un flaco favor al mismo Festival, púes considero que si algo se aprecia, se ha de cuidar, y hacer critica de lo mejorable para que desde la organización y el Ayuntamiento de Villena, haya colaboración estrecha para subsanar dichas inconveniencias, que por otra parte, son motivo de que mucha gente sea reacia a acudir a dicho Festival, y sin comparar el Leyendas con otros festivales, que sobradas están las comparativas, sabemos que un evento de estas características, para estar en lo más alto, ha de tomar  muy en serio estas premisas, estando a la altura de lo que le corresponde al festival. Esperemos que en próximas ediciones, estos detalles tan importantes, se subsanen a favor de quienes durante tres días deciden asistir al festival, tengo esperanzas que así se hará.

En cuanto al recinto donde se encuentran los escenarios, y se desarrollan los conciertos principales, Jesús De La Rosa y Azucena, así como el secundario Mark Real, ubicado a unos cuantos metros de estos otros dos, el complejo polideportivo de la ciudad de Villena, a la sombra de la majestuosa atalaya de la ciudad, diré que es de diez, de las mejores ubicaciones y emplazamientos que tiene este país para dichos efectos, el personal de seguridad, así como el de la organización, en general, de quitarse el sombrero, ante su paciencia dadas las lides que acometen, y a la responsabilidad que están sometidos, una alfombra de césped como soporte y base del festival en los escenarios principales, y una adecuada base de asfalto en el escenario secundario, buenos servicios de Hostelería, puestos de merchandaising, donde llevarte el recuerdo o pieza de tu banda favorita, así como instalaciones de piscina donde pasar el rato y sobrellevar esos calores típicos del mes. Aquí, nuevamente, los urinarios podrían mejorarse, los móviles no son los más adecuados, pero en fin, en líneas generales, un sobresaliente para la ubicación, personal e instalaciones, donde se efectúan los conciertos, que dicho sea de paso, gracias a la orientación de los escenarios principales en las primeras horas de estos, se puede disfrutar de ellos en la agradable sombra que los mismos escenarios proyectan. También, podemos disfrutarlos bajo la carpa de las barras adyacentes a la izquierda de los escenarios, dispuesta para el servicio de bebidas y comida, disfrutando del espectáculo en esas primeras horas de la tarde en las que salen a escena las primeras bandas, (15:40 pm ).

También, al respecto, destacar la estupenda idea de proporcionar a los asistentes un lugar de consigna y de carga de móviles, que viene de lujo para estar siempre conectado a la hora de cualquierLEYENDAS_21 urgencia imprevista. Dicho esto en líneas generales, sobre el tema logístico y de servicios, pasamos a narrar lo que nos trae principalmente por aquí, y pudimos ver que no fue todo, ya que al superponerse  horarios, coincidiendo bandas en el escenario Mark Real con los de Jesús de La Rosa y Azucena no dio tiempo a estar en todos. Preferimos estar en los elegidos, pese a quien pese, y hacerlo lo mejor posible, antes que por querer estar en todas partes, hacer un trabajo mediocre. Así pues, que empiece la narración del espectáculo, la música y las descargas de Rock y Metal, que se dieron en estos tres días del segundo fin de semana de agosto, vamos a ello con ganas, pongamos a cada cual en su sitio, empecemos a afilar las hachas, que salga el sol por donde salga al trasmitirlo, y se cuente sin pelos en la lengua, aún algunas cabezas hayan de rodar.

PRIMERA JORNADA,  JUEVES 7

Primer día del Festival, y de entrada gratuita, dedicado a la inauguración del mismo. Este año, ya en la primera hora de la tarde, (16:00 horas) le tocaba inaugurarlo a la banda madrileña LIZZIES, llena de frescura, tintes ochenteros gamberros, que no dejan a nadie indiferente, gran entrega en el escenario de sus componentes, Hall a los vocales, Patricia Strutter a la guitarra, Motorcycle Marina al bajo, y Lucía Xauri a la batería, a pesar del calor reinante. Seguidamente, se daban cita sobre el escenario desde Barna, MOTORHITS, banda de covers de MOTORHEAD. que pasaron cumpliendo con su propósito, dar cera y buen rollo, para la satisfacción de los asistentes, al amparo de los clásicos de la banda, liderada por Lemmy Kilmister, estos últimos les acompañaron con sus coros desde la complicidad reinante entre banda, y METALHEAD´S congregados, pocos, pero bien avenidos. Los coruñeses DISPLAY OF POWER serían los siguientes en entregar su saber hacer, y como sus predecesores, tomaron al asalto el escenario para versionar a lo grande los temas más punteros de la banda de Arlington, (Texas), PANTERA, destacar que su vocalista, Alberto Castaño, es un gran frotman que sabe llevar bien la manija de la actuación, y meterse al concurrente en el bolsillo, acompañado por sus compañeros de viaje, de los mejor del panorama de Cover´s de este país.

Ganas había de ver sobre el escenario a la ex Purpura y ex SANTA, Leonor Marchesi al frente de  ONLIRYCA, para mí una de las mejores vocalistas de rock dentro del panorama femenino, y no defraudó. Se dejó el alma en cada minuto de la hora que duró su actuación, con un sonido redondo y limpio, hizo su labor llegando en todos los temas bien de registros, arropada espectacularmente por sus compañeros sobre el escenario, tomando según avanzaba su actuación más cuerpo y solidez, un alto grado de emotividad se adueñó del escenario, cuando interpreto los temas clásicos de su paso por SANTA, en el que he de destacar “Templario”, emotivo para ella misma, y emotivo para los que allí estaban arropando a la banda. Un diez para esta Dama del Rock.

Era turno de la banda madrileña LA LEÑERA, que con sus versiones de la banda LEÑO, amenizó esa despedida de la tarde, para poco a poco, ir entrando en la noche, recorriendo los temas más emblemáticos de la banda, liderada por ese carabanchelero de pro, Rosendo Mercado, que ya en los ochenta cosechara tantos éxitos, no era extraño, por tanto, que los allí presentes, las corearan rememorando esos tiempos de gloria, en la que el Rock Urbano, desenfadado y atrevido, copaba lo más alto de nuestro panorama musical. Muy buena actuación la de estos músicos, que tratan con su trabajo de no dejar caer en el olvido tan preciadas obras, y que clavan a LEÑO. La hora del desenfado más locuaz, y la agilidad de la locura más sana, llegaba al escenario de la mano de los bilbaínos EL RENO RENARDO primero, y los catalanes, MOJINOS ESCOZÍOS después, estos últimos, ya unos clásicos del Festival en su apertura y presentación. Que decir que no sepamos, de estas dos bandas que, amparados bajo los acordes del Rock, y tomando como influencias directas bandas clásicas de este género, como AC/DC,  por poner un ejemplo, sitúan su espectáculo en el torbellino de la diversión, sin importarles que hayan de pasar por encima para ello, con un sonido de lujo, y un juego de luces superior, ambas bandas dieron su total entrega dejando claro que no estaban allí de comparsa, si no para hacer su trabajo, y dar un espectáculo digno del festival a un nivel alto, y así fue sin duda, los catalanes al frente de su frotman “El Sevilla” no tardo en revolucionar el patio desde el principio, y este con esa osadía desenfrenada típica de él mismo, lo logró de pleno, sin duda ese tramo horario, fue tiempo de diversión cachondeo y esparcimiento, antes de que los Teutones IN EXTREMO salieran a escena.

LEYENDAS_12¡¡ Soberbia !!, ese el adjetivo más propio para esta banda teutona de Folk Metal Medieva, que es IN EXTREMO, y soberbia, fue su actuación, aunque su escenario fuera austero y careciera de attrezzo o parafernalia, que envolviera la trama y estilo de la banda. Aun así, su actuación por ello no fue menos arrolladora. Pasadas las doce treinta de la noche, entraban por tanto, ya en la madrugada del viernes ocho, a dar cera de la buena. Y así  lo hicieron, de principio a fin. Los alemanes saben lo que se traen entre manos, dando un ejemplo de potencia, en la que conjugan los más clásicos sonidos de Metal, pero no por ello carentes de frescura, con las melodías de las más brutales, gaitas celtas  trasportándonos al Medievo, con sus melodías, y aun, cantando bastantes temas en su lengua materna,  hicieron que aquel que nos los hubiera visto en directo antes, abriera la boca ante tal fuerza. Grato es, por tanto, saber que quedan bandas, que aunque esté ya todo inventado, ponen su granito de arena para deleite de los que nos gusta el Metal, en la vertiente que sea, pues bajo mi opinión, no son los estilos quienes hacen grandes a las bandas, si no las bandas quienes hacen grande a los estilos, y si estas bandas son buenas y con calidad, trabajo y desarrollo, se lo curran por sí mismas, en el estilo donde se encuadren, se engrandecerán. Este es el caso de IN EXTREMO. Destacar que, su vocalista Das Letzte Einhorn, tiene esa portentosa voz, necesaria para la atmosfera que crean en sus espectáculos, envolvente y desgarrada  al unísono. Esta cualidad de su vocalista, acompañado de la majestuosidad musical de sus compañeros, Sebastián «Der Lange» van Lange a la guitarra, Die Lutter al bajo, Specki T.D. en la batería, Yellow Pfeiffer, Flex der Biegsame a las gaitas, y Andre «Dr. Pymonte» Strugala al arpa, hacen de esta banda, un compendio de sonoridades, donde quedar envuelto sin llegar a cansarse. Es todo un lujazo, que así sea, por tanto, a quien no haya tenido el gusto de verlos en directo, le recomiendo que lo haga sin ninguna duda. Toda una bandaza.

La curiosidad de la noche, fue el solista MAMBO KURT, que al frente de su piano electrónico, y recién llegado del Festival Wacken  amenizó -al menos eso intentó- la madrugada del viernes, con versiones adaptadas a su estilo, temas como el “Jump” de VAN HALEN, el “The Final Countdown” de los suecos EUROPE, así como más clásicos de los ochenta y noventa, que se sucedieron uno tras otro, hasta que se despidió del escenario, no antes de marcarse una versión de la música del popular, juego Súper Mario Bross, y una conga. En fin, su actuación no pasará a la posterioridad, si no como una anécdota de este festival, al menos, sirvió para entretener a la gente mientras bebía, comía, o se daba una vuelta por los puestos del merchandaising, envuelto en un fondo musical, sin necesidad de lamentarse por perderse nada del otro mundo, a la hora de hacer estos menesteres.(La organización se lo podía haber ahorrado la verdad sea dicha). Llegaba la última actuación de la noche, convertida en madrugada, para así, concluir este primer día de festival. RISING era la encargada de hacerlo, sobrepasadas las tres y media de la madrugada. esta banda tributo a RAINBOW, entraba en acción, cerrando filas junto a los BARONES, Gorka Alegre al bajo, y Armando de Castro a la guitarra, se encontraba el vocalista Ronnie Romero, el baterista Andy C. de SARATOGA y Giovanni Tradardi a los teclados. Estos cinco jinetes, pusieron la guinda del pastel. Si IN EXTREMO, con su fuerza arrasaron la madrugada del ya viernes, RISING con la calidad musical como bandera, dieron un recital a quienes aguataron como jabatos en pie, no en vano, se marcaron un conciertazo, repasando las distintas etapas de RAINBOW, desde la era Ronnie James DIO, en los finales de los setenta, pasando por la de Grahan Bonnet,  y rememorando la de Joe Lyn Turner, ya en la década de los ochenta. No faltaron temas como el “Man on the Silver Mountain”,”Kill The King”, Long Live Rock and Roll”, ”All Night Long” y ”Spotlight Kid “ entre otras. Algo más de una hora, en la que sobresalió el extenso y maravilloso registro vocal de Ronnie Romero, que aun ya no sea sorprendente, para quienes lo hemos escuchado en más ocasiones, no deja de dejarnos boquiabiertos ante tal magnitud vocal. En definitiva, un fenomenal cierre el marcado por esta banda tributo a RAINBOW.

 SEGUNDA JORNADA. VIERNES 8

Segundo asalto al Festival. Todo presagiaba que sería una jornada espectacular, ya que las bandas primeras armas entraban en acción, pero no todo lo que a priori relucía llego a ser oro, con la mirada fija en los que se daban por hecho como puntales del cartel, ARCH ENEMY y W.A.S.P, comenzaba el viernes. Puntuales como un reloj, a las cuatro menos veinte de la tarde, salían al escenario BURNING KINGDOM. A ellos, les toco esa difícil papeleta de arrancar las actuaciones, con lo que eso conlleva, pero alguien tenía que hacerlo; así, desde el comienzo, dejaron entrever al público -el cual no era mucho- debido a los calores- que se entregarían- para darlo todo sobre el escenario principal Jesús De La Rosa. Fueron de menos a más. El sonido, muy bueno, aunque mejorable. Paso a paso, y bajo la batuta de Manuel Seaone a la guitarra, maestro de las seis cuerdas, la banda se fue haciendo con el rumbo y timón del show, baja la atenta mirada de los asistentes. Manuel Seaone fue descargando riffs de auténtico Hard Rock, al amparo de los registros que atesora ese gran vocalista Danny Vaughn (TYKETTO) la banda se hizo con el público, desgranando uno tras otro, temas de gran calidad y frescura musical. Sin duda, la actuación de BURNING KINGDOM fue un diamante dentro del joyero de la IX edición del Leyendas Del Rock.

Entre los redobles del  batería Miguel Gaspar, el sonido profundo del bajo de Aires Pereira, los acordes del guitarrista de Ricardo Amorim, y la tenuidad del teclado de Pedro Paixao, aparecíaLEYENDAS_11 sobre el escenario el vocalista Fernando Ribeiro, al frente de MOONSPELL, y a pesar de las inclemencias térmicas existentes, ataviado con yelmo de guerrero Luso, de épocas en los que el Imperio Romano dominaba la mayor parte de las fronteras, comenzó su espectáculo. Los portugueses no defraudaron, es más, dieron unos de los mejores conciertos del viernes, hablando perfecto castellano, entre tema y tema, Ribeiro se hizo con el público asistente. Contaron con un attrezzo y decorado en su estilo y línea musical, devastadores desde el minuto cero, con esa su estética que deja entrever sus influencias y afinidades musicales de folklore oscuro, leyenda gótica y tintes de poesía macabra. A nivel técnico, Fernando Ribeiro demostró, una vez más, su capacidad vocal, siendo esta una de las más sugerentes, envolventes, y por qué no decirlo, seductoras del género, y prueba de ello lo dio en los temas… “Opium” (acojonante temazo) “Alma Mater” y “Finisterra” entre otros.MOONSPELL,  sin duda, sorprendió con esa mezcolanza de estilos, que va desde el Folk al Black, pasando por el Ghotic, y el melancolismo del Doom,a la altura de tales consignas, estuvieron tanto la coordinada guitarra de Ricardo Amorim como el teclado de Pedros Paixas, sin dejar de hacer especial mención, al atronador sonido de la percusión de Miguel Gaspar quien daba empaque al fondo musical, junto con el bajista Aires Pereira, convirtiendo esta segunda hora de la tarde, en algo profundo para los amantes del género, aportando en torno a su espectáculo y puesta en escena, vivacidad y diversión. Un detalle a destacar, fue la dedicatoria que brindó al público femenino español asistente a mitad de concierto,”Vampiria” extraída de su trabajo de 1995 –“WolfHeart”- fue el tema elegido para esa dedicatoria. Sin duda, una actuación sobresaliente la de los Lusos.

Era el momento, de sumergirnos en los dominios del averno. Para ello, contábamos con la presencia en el escenario principal Jesús De La Rosa con una banda que no deja indiferente a nadie, ellos son…HELL,  que desde 1982, llevan pisando los escenarios de todo el mundo, tras la colocación en la batería de su drummer, Tim Bowler, las puertas del infierno, se abrieron con los ritmos electrizantes de la guitarra de Andy Sneap, el bajo de Tony Speakman, la segunda guitarra de Kev Bower, y la batería del ya mencionado Tim Bowler ,eso sí…sin voz ,el equipo de sonido, preparado por su propio técnico, jugo una mala pasada a su vocalista David Bower, que estuvo sin salida de audio en su micrófono, durante unos largos tres minutos, aguanto el tipo, y no paró de seguir el ritmo de la composición, cantando al vacío, aunque el mismo se diera cuenta de que no se le escuchaba. El problema, se subsanó, y se le pudo escuchar ya avanzado el primer tema de su setlist, a partir de ahí, los de Nottingham, hicieron gala de su atmosfera ocultista dentro del NWOBHM (New Wave Of British Heavy Metal ),ataviado con una corona de espinas, convertido en E Mesías más alejado de lo cristiano, el bueno de David Bower desgranó los temas más potentes y clásicos de la formación, llegando a un punto, en que, descamisado y envuelto en la atmosfera ocultista, hizo el papel de un Cristo azotado, ensangrentado y famélico. Una puesta en escena notable, que trasportó al público a un trance musical. Para ello, no faltaron los temas “Blasphemy and the Master”, “Something Wicked”, “This Way Comes” o “Save Us From Those Who Would Save Us”. En definitiva, pasaron el corte con nota, aunque por ese problema de sonido, y para lo que nos tienen acostumbrados, en sus conciertos en giras propias, podrían haber estado aún mejor.

Cuando miraba el listado de bandas del día, relucían las rayas amarillas y negras de STRYPER, una sensación de emoción me invadía; esa sensación, se fue desvaneciendo desde el primer momento que comenzó su espectáculo. Decepción es lo que sentí, mucha, sea dicha la verdad; y me explico: los californianos, son una banda grande donde las haya, y para quien haya visto sus directos, como es mi caso, no podemos conformarnos con lo que dieron en el escenario principal Azucena, no y mil veces no. Una banda como ellos, no puede ni debe, venir simplemente a pasar por caja, y con la justa entrega que ellos pusieron sobre la tarima, y para mí, es triste decirlo, sin ningún tipo de atrezzo en el escenario, ni una simple lona con su habitual logo amarillo y negro, con una vestimenta que tímidamente, mostraba sus colores predominantes, y que solo en los instrumentos de Ox Fox a la guitarra, Timothy Gaines al bajo, como en la guitarra de Michael Sweet, se mostraba con orgullo como aún menos se puede pasar por alto, que con el extenso listado de temas propios de la banda, para dar no uno, si no tres conciertos seguidos, versionaron temas de otras LEYENDAS_9bandas como el “Breaking The Law” de JUDAS PRIEST ,el “Shout It Out Loud” de KISS y el “Ain’t talkin’ ‘Bout Love” de VAN HALEN, solo cuando entonaron los temas.. “All for One”, “Soldiers Under Command”, “Calling and You”, y el  mítico “To Hell with To Devil”, lograron rozar a esos STRYPER sobresalientes de otras ocasiones, al menos, su baterista Robert Sweet cumplió con su labor al milimetro, para colmo, no pusieron el mínimo énfasis en los temas de su último trabajo “No More Hell to Pay”, dejándolos pasar por alto, y como apreciación personal, diré que la voz de Michael Sweet estuvo muy por debajo de su calidad y registros habituales, siendo una verdadera lástima, no haber podido disfrutar de una de las voces más prodigiosas y privilegiadas del Metal. No sé bien porque no quiso directamente entregarla, y ya sea bien  por otros motivos  que se salen de lo meramente musical, o quizás tal vez, molestos por ese horario temprano que la organización les otorgó, para lo que ellos están acostumbrados, las siete menos veinte de la tarde, y aún, con el sol abrasador en lo más alto del firmamento, negándoles la penumbra, donde ellos hacen gala de su juego de luces, decidieran como acto de rebeldía pasar cumpliendo con su actuación sin dejarse la piel. El caso es que no brillaron, ni a la altura de lo que de ellos se esperaba, estuvieron breves, muy breves, fueron los momentos en que estaban metidos en el show e hicieron corear y moverse al público con sus canciones. Dolido, por tanto, me marché sin que hubieran concluido su actuación, recorriendo los metros que separaban los escenarios principales del escenario MARK REALE, quise levantar mi ánimo con el pensamiento puesto en la  actuación de una grande, Patricia Tapia y su banda KHY.

KHY, con Patricia Tapia, presentado por Rafa Basa salió al MARK REALE con unos minutos de retraso, debido a problemas técnicos de su compañero al órgano  Juan Guadaño, pero en cuanto estuvieron subsanados, la explosión fue total. Patricia salió a por todas, como en ella es habitual, acogida entre eufóricos gritos del personal asistente, ya desde el primer momento, se hizo dueña y señora del escenario, no podemos poner en duda la capacidad vocal de Patricia, que con su voz aterciopelada, a la par que prolongada, en sus registros, hace que vivir sus conciertos sea toda una gozada, máxime cuando sus escuderos Oscar Pérez a la batería, Juan Guadaño, Javier Sane al bajo, Jaime de la Aldea Martin a la guitarra, y Juan Sánchez a la guitarra y coros, la arropan en todo momento, dando muestras de su frescura, y su potencia vocal, fue durante esos veinte minutos que pude contemplar su show, desgranando ante una gran multitud de gente asistente, sus temas clásicos y alguno de su último trabajo, “Irrompible”. Un verdadero gustazo, fue ver lleno de gente el MARK REALE para arropar a la banda, con gran pesar abandone el MARK REALE para asistir en el escenario principal Jesús De La Rosa a un momento anikilador, los canadienses ANNIHILATOR entraban en escena, y deseaba empaparme de ese su conjugación de Speed y Thrash Metal que sueltan como verdaderos cañoneros. No soy Santa Teresa de Jesús, y no puedo desdoblarme o bifurcarme, estando en dos lugares al mismo tiempo, hacía años que no veía a los canadienses, y no podía perdérmelo. Espero sepas perdónarme Patricia.

Mister Jeff Waters junto con sus compañeros Dave Padden a la voz, y guitarra, Oscar Rangel al bajo (sustituyendo a Alberto Campuzano, el que hasta ahora fuera su bajista, y en el mes de junio abandono la formación), así como el demoledor de parches Mike Harshaw a la batería  nos brindó lo que se esperaba de ANNIHILATOR: oficio, entrega, profesionalidad y diversión a tope, dando la estopa característica de esta banda, desde que allá por 1.984m se crease. La ferocidad a la voz de Dave, quedó patente desde un principio, aunque se desluciera al principio debido al mal sonido que tuvieron que soportar los canadienses, al principio de su actuación. Una vez más, en el escenario principal, se daban cita los problemas de sonido, solo cuando ya avanzado el tercer tema de la banda ese problema se corrigió, se pudo escuchar el sonido demoledor de ANNIHILATOR, desde ese momento, todo fue un ascenso de vibraciones no había manera de parar a Jeff Waters que como un torbellino, recorría el escenario de un lado a otro sin perder su peculiar humor, trasmitido en esa su sonrisa burlona de niño travieso, como no se podía dejar de sentir un escalofrío, cuando sus riffs eran el soporte idóneo para la voz de Dave Padden, quien se lució cuanto quiso en temas de la primera época de la banda como “King of the kill”, “Alison Hell”, “Set the world on fire”, “I Am in Command” o “Road to ruin”, o el tema “No Way Out”, perteneciente a su último trabajo en estudio del 2.013 “Feast”. Sin duda, se notó que la banda estaban gustándose a sí mismos, es de esas veces, que sobre el escenario, se encuentran tan a gusto, que todo les sale rodado; lastima ese primer momento, cuando el sonido les dejo con el culo al aire; si no, hubiéramos estado hablando de matrícula de honor, en su nota particular, y a pesar de eso, la rozaron, vaya que sí, haciendo al personal por tanto, pasarlo en grande. Bravo por ellos, que fueron de lo más destacado, y mejor de este viernes, ocho de agosto en el Leyendas del Rock. Llegaba la hora de lo más esperado sobre los escenarios,  junto con la aparición de W.A.S.P de este viernes ocho de agosto. Era el momento de que los suecos Archienemigos salieran a escena. Muchas ganas de verlos había en el Leyendas, una vez renovados, tanto por la imagen y personalidad, de su vocalista ex AGONIST, Alissa White-Gluz, de lo que llego a mis oídos, y había leído en otras crónicas de sus conciertos, como que había ganado la banda en frescura, previsiones futuras en nuevos trabajos de la banda, ya denotadas en su último trabajo de este año 2.014 “War Eternal” con la incorporación de Alissa, contaré lo que, desde el punto de vista, de quien como ya disfruto de ARCH ENEMY con la presencia de la incomparable Angela Gasow, así que les dejo relatado, a continuación, punto por punto, lo que mi compañera Sara, (ALEERA BLACKHEART) sintió, vivió y observó, en la actuación de los suecos ARCH ENEMY.

Brutalidad, mezclada con el tecnicismo propio de sus composiciones, despuntaron el viernes sobre todas las demás bandas. Entraron en escena cayendo el sol, y dando comienzo al ocaso del día, lasLEYENDAS_40 nueve de la noche, acabaron esta, tras setenta minutos, a las diez y diez, por tanto, ya en la cerrada noche de Villena. Desde el comienzo de esta, con un atrezzo de lo más apropiado, junto con el juego de luces que iluminaba el escenario principal, Azucena, predominó el sonido nítido y espectacular que alberga esta banda de renombre dentro del  Melodic Death Metal, con una larga trayectoria a sus espaldas, la cabeza de la vocal femenina Alissa desveló esa duda expectante en el público, de si sería capaz de cubrir, o llenar, la larga sombra de su vocalista original Angela Gasow, la ex AGONIST, con un atuendo no muy elaborado, y a mi parecer, no muy adecuado, en la línea de los demás componentes. Salió cargada de fuerza, que acompañada por su belleza y propio estilo, causó sensación entre el público masculino. Es inevitable hacer una comparación odiosa con su predecesora, y aunque salió con mucha energía e ilusión de darlo todo, no fue suficiente, para tapar la antes citada larga sombra de Angela. A nivel técnico, es una vocalista con un doble registro impresionante, pero se quedó corta, no siendo suficiente. De ello muestras dio, al notársela bastante forzada durante la mayor parte del concierto, con el micrófono demasiado pegado a la boca, o tapado con las manos, lo cual causó un efecto túnel, en vez de ese eco gutural feroz y brutal, pasando por tanto a ser muy directo, sin estribaciones y asemejarse más a un registro vocal de Black Metal .No estuvo, por tanto, al nivel óptimo, aunque estuviese acompañada, en todo momento, por el sonido atronador y envolvente que ARCH ENEMY genera por sí misma, más particularmente, en el apoyo que tuvo en el guitarrista Nick Cordle, ayudando en los coros a Alissa, cuando se necesitaba más peso vocal .En cierta manera, me causo decepción, puesto que lo tenía todo para haber estado a un nivel más alto, un gran setlist, elaborado a partir de los temas más representativos de la banda, entrelazados a los de su último trabajo. En el tema “My Apocalypse” le falto chica desmejorándolo, faltándole peso, como ya mencione anteriormente, así también, esto mismo le ocurrió en el tema “We Will Rise”,donde tampoco consiguió lucirse en lo más absoluto, punto a su favor, esta vez sí, fue al cierre de la actuación cuando interpretó el despuntante “Nemesis”. Dicho esto, mi conclusión, es que le falta rodaje en esos temas emblemas de la formación sueca, como falta de fiereza y brutalidad explosiva, a la hora de acometer el escenario, si bien, cabe decir para su haber, que aportó entrega hasta límites insospechados. Lo que no defraudo, es el alto nivel instrumental, que tanto a las guitarras de Michael Amott y Nick Corlde, como el bajista Sharlee D´Angelo, y el baterista Daniel Erlandsson desarrollaron sobre la tarima, impresionantes y sobresalientes, en su buen hacer, dejando claro que son unas máquinas bien engrasadas, tanto a las cuerdas, mostrando su rapidez y virtuosismo, así como cuando tocaba lanzar riffs pausados y contundentes, necesarios en los temas que se sucedían uno tras otro; y que decir de la envolvente fuerza de la percusión, y los ritmos profundos que infería el bajo de D´Angelo, pura perfección consiguiendo así, entregarnos un espectáculo entregado al cien por cien, marca de la casa, lleno de fuerza y genialidad, a la que nos tienen acostumbrados, sobresalientes, sencillamente brutales.

ALEERA BLACKROCK

Eran las  diez y veinte de la noche. Sobre el escenario se advertía un emblema característico estadunidense la consabida águila americana, (Pigardo Cabeciblanco), se mostraba orgullosa, portando entre sus garras los seis rayos que simbolizan el poder, que desciende desde lo alto, con la velocidad del relámpago. Ese era el telón con el que los californianos W.A.S.P, se arroparon de principio a fin en su espectáculo, una consigna, 1984-2014 32 YEARS se podía leer inscrita en él, por tanto, no cabía esperar otra cosa que, con ese poder del rayo, descargaran en la noche del viernes, dando repaso a sus treinta y dos años de carrera. Nada más lejano y fuera de la realidad, un mero trámite, uno más, por el que pasarían, sin pena ni gloria, Blackie y compañía, y en este punto, algunos de vosotros os tirareis las manos a la cabeza, diciendo….”¡¡pero que estás diciendo majete!!”,pues bien, me explico: quien como yo haya visto a W.A.S.P en directo, en esos conciertos donde son cabeza de cartel, deleitándonos con su espectacular show a la vieja usanza, sabrá de lo que hablo. Mediocre fue, pese a quien pese, el dado la noche del viernes, sobre la luna llena del cielo de Villena, y cuando se esperaba que sonaran temas emblemáticos, se desbordaran fuegos y provocaciones del frotman y líder de la banda californiana, nos encontramos con un Blackie fuera de sus fueros, aletargado y sobrio, un set list pobre para lo que son sus 32 años de historia, que solo retomando de su trabajo “The Crimson Idol”, y del trabajo de presentación allá en 1.984m sus temas más punteros tuvo algo de fuerza, más cuando de ese trabajo primario resonaron los míticos “Love Machine” y “I Wanna be Somebody”, pero no es suficiente, no ,no lo es, y si no fuera porque, sus otros componentes, estuvieron fenomenales en su cometido, que no es otro que apoyar a su jefe sin quitarle protagonismo, ya hubiera sido de escándalo máxime, cuando fue de las pocas bandas que en el escenario principal, Jesús De La Rosa, tuvo un sonido de lujo, para colmo que ya no fuera así, de traca vamos si hubiéramos tenido que sumarle ese inconveniente, y creedme, esto os lo relato con gran pesar, W.A.S.P será para mi esa banda que llevo en mi corazón clavado, como un estandarte que defender, y quienes me conocen cercanamente, así bien lo saben, pero esta vez, no puedo defender lo indefendible, lo siento, máxime cuando como es mi caso, vio y vivió ese memorable concierto en el antiguo pabellón del Real Madrid ,en el que acompañando a IRON MAIDEN en su gira “Somewhere in Time”, con su espectáculo INSIDE THE ELECTRIC CIRCUS estuvieron memorables, comiéndose por las patas a las mismísimas Doncellas de Hierro, y eso que, estos últimos, se salieron del cuadro en su show.

LEYENDAS_53Por tanto, así he de decirlo, al tiempo que reconocerlo, aún me duela, y me sea penoso decir que en esta ocasión, no estuvieron a la altura, y sé que aquellos eran otros tiempos, así como era otra la formación que defendía el trabajo de los anglosajones sobre los escenarios, pero eso no ha de ser óbice para que Blackie y los suyos, tengan que devaluar un espectáculo propio de ellos, en los que estuvieron carentes de pasión, o solo por momentos, la muestras en, faltó  riesgo a la hora de apostar por ellos mismos, como también, faltó esa desafiante provocación emblemática, a la que su líder nos tiene acostumbrados en otras grandes ocasiones, y que tan solo en el fervoroso “Blind in Texas” apareció y tuvo a bien regalarnos al personal, ojala se hubiera en todo momento mostrado así, estaríamos entonces hablando de otra cosa, de otro espectáculo bien distinto, para mejor seguramente. Dicho esto, me quedo con ese momentazo “I Wanna be Somebody” y “Blind In Texas” junto con la currela que se dieron  Doug Blair, Mike Duda, Mike Dupke a la guitarra, bajo y batería respectivamente, para arropar a su líder, y al menos, dar un concierto pleno de buen sentido instrumental. Por tanto, habrá que esperar otra ocasión, para disfrutar de esos W.A.S.P, rompedores y demoledores donde los haya, un Blackie desbordante, a la par que desafiante, sobre su micrófono motocalaberico, ausente en esta ocasión, todo sea dicho de paso. Aún tengo esperanzas de que así sea, y pueda decir con orgullo, si Blackie,si, esta vez sí sois nuestros W.A.S.P.

No repuesto aún del mal sabor de boca, o esa sensación de amargura por lo descrito anteriormente mis ojos se clavaban sobre el escenario contiguo, esperando la aparición de un prodigio de las seis cuerdas, con una extensa y dilatada carrera musical. No era otro que Michael Schenker, el que debiera aparecer en esta ocasión, sobre el escenario principal Azucena, y así fue, a las doce menos cuarto, en un escenario acomodado en la penumbra, cosa que deslució mucho la envoltura del espectáculo desde un comienzo, a lo que el juego de luces se refiere, con un aspecto pobre a mi gusto  y del cual podría haber sacado mucho más partido, el teutón hizo acto de presencia bajo los acordes de ese su temazo clásico,“Doctor ,Doctor” que fuera referente de su andadura en la banda británica UFO. A continuación, le siguió otro extraordinario tema, esta vez, de su último trabajo “Bridge The Gap”, no era otro que “Where The Wind Blows” donde se lució con su flaying V, con esa calidad imperante a las cuerdas propia en él, momento en el que me dije….”vaya atracón de conciertazo me voy a dar”, pero una vez más, solo fue un espejismo, la falsa visión de un oasis en el desierto, y cuando podría haberle sacado partido a su extensa lista de trabajos propios, dando un giro de trescientos sesenta grados, tomo como camino, como via de su show el recordarnos que toca de miedo temas de bandas donde dejo huella a su paso, sea el caso de UFO y SCORPIONS, a los que emuló tocando seguidamente el  “Lovedrive” y  el “Another Piece Of Meat”,tras esos dos temas Schenker volvió por un breve momento a sus composiciones propias, saltando del “Assault Attack” al “Armed And Ready”,y de este, al  instrumental “Into The Arena”, para terminar “Before The Devil Knows You’re Dead” de su trabajo “Temple Of Rock”, donde su vocalista, Doogie White a mi modo de ver, le faltó alcance, vamos que no les dio esa fuerza y altura que tales temas requieren. A partir de ahí, tras ese breve instante de dedicación a sus propios temas, más de lo mismo, dedicándose retomar los temas de su época UFO, marcándose un tema de SCORPIONS, “Rock You Like A Hurricane” fue el elegido, intercalándolo entre los citados temas de la época UFO, y quizás, porque para esta ocasión, contaba entre sus filas a los ex SCORPIONS, Francis Bucholz al bajo y Herman Rarebell  a la batería, así lo hizo en consideración u homenaje a ellos y su propio paso por la banda germana, que se yo, es lo que tiene ser un genio, a veces, licenciaturas así mismos se conceden, aunque no venga a cuento. En fin, lo que dejo Michael Schenker sobre el escenario de su BRIDGE THE GAP WORLD TOUR 2014 fueron más emulaciones y versiones de otros, que muestras de su propio potencial. Como en el caso de los californianos W.A.S.P esperemos que el rubio teutón, vuelva por sus fueros, y nos haga disfrutar de la magia propia que atesora en esas sus consagradas manos.

Si en la edición anterior del Leyendas, la del 2013 ,el punto más oscuro y brutal lo diera la banda austriaca BELPHEGOR con su espectáculo Black tétrico y gore despedazando en sacrificio el carnero de Lucifer, este año, en la IX edición no iba a ser menos la que se esperaba de los polacos BEHEMOTH. Abrierónse las puertas del Infierno, entre penumbrosas estelas de humo, una posesión infernal se encadena, dando rienda suelta a los seres más oscuros y temidos,  provenientes del más profundo de los avernos. “Blow Your Trumpets Gabriel” suena como preludio de ello. INFERNO a la batería, alfombra con sus redobles de caja y su doble bombo el escenario para anunciar la llegada de su señor NERGAL, este postra su guitarra y su voz al servicio de las sombras, apareciendo desde la oscuridad su escudero ORION al bajo le secunda, con sus acordes, ensalza ese clímax de agónicas almas encadenadas al abrasador fuego y su lento consumir. Como impertérritas rocas en su quietud, desarrollan tema tras tema su virtuosismo beligerante, remarcándolo sobre sus proyectadas siluetas, dentro de la más espesa y oscura penumbra, mientras “Ora Pro Nobis Lucifer “todo lo invade….Comienza por tanto El Ritual, La Comunión más Satánica,”Conquer All “,”As Above So Below “,y después, “Slaves Shall Serve” se hacen lugar, aparecen  y desaparecen a su antojo, sin dejar más rastro tras de sí que el eco de los alaridos de los condenados al descenso. La locura, se hace acto de presencia al ritmo de “Christian to the lions”,el agua bendita de las iglesias de Villena entra en ebullición ante tal sacrilegio ,el sacrificio ya no se puede detener, el gigante ensangrentado, desea romper la batería de INFERNO, se suceden oscuras letanías, conjuros de magia negra y profana, rezos a la sangre de los sacrificados, mientras se consume la cera de los cirios y el incienso. La complicidad entre los poseídos y la banda, se hace patente, es hora de “The Satanist”,para el disfrute de los amantes de este género, Villena es ya territorio del Principe de las Tinieblas, no hay cabida para el perdón,para la duda, quienes allí presentes están condenados se sienten al escuchar arrodillados “At the left hand ov God”, como extasiados lo hicieran antes con “Ov Fire and the Void” y “Alas, Lord Is Upon Me” rindiendo pleitesía a seres con cornamenta encabezados por un encapuchado transformado en Macho Cabrío, a medida que transcurre EL Ritual, NELGAR con sus guturales, nos hace pensar que es el fin de los tiempos al escuchar “Chant for Eschaton 2000”,bajo la bendición de la sangre de Belcebú se retiran del escenario con “O Father O Satan O Sun” dejando almas doloridas y desolación tras su paso, nuestros corazones se salen del pecho ante tan colosal espectáculo, los poseídos clamamos que regresen pronto, para deleitarnos con la envolvencia de su sobresaliente sonido, y esa su puesta en escena, que será difícil de olvidar. Larga se hará la espera, largo será el camino que recorrer en peregrinación a la búsqueda o encuentro de otra odisea Satanica. Lo se, pero merecerá la pena, si nuevamente las puertas del averno se abren, para que de ellas resurjan INFERNO,ORION y NELGAR infiriéndose BEHEMOTH en oscuro amo y señor del escenario.

Mientras la blasfemia para el beato, se hacía dueña del escenario principal Jesús De La Rosa, a pocos metros de este, en el escenario Mark Reale, una cita esperada se hacía presente, Alberto LEYENDAS_48Rionda con un cercano recuerdo inevitable a lo que fuese AVALANCH, nos presentaba su nuevo proyecto, ALQUIMIA, el cual tuve el honor de ver anteriormente en la Sala We Rock de Madrid, participando en la Fiesta de presentación IX Edicción Leyendas Del Rock, si en esa ocasión estuvieron auténticamente magistrales, en esta otra ,no fue menos, al contrario, se marcaron un conciertazo de tres pares como diría un castizo. A la consabida maestría del astur Alberto Rionda, se le suma la prominente voz de Israel Ramos, que va sobrado en esa su capacidad vocal llena de frescura y fuerza, tras la apertura bajo los acordes de “Mutus Liber”, esto se hizo patente en ese hermoso tema que es “El Lobo Y El Arca”, al que le sucederían “Dama Oscura” y “Aliento”  donde tanto Israel como Alberto tuvieron para sí guiños y complicidad a espuertas, lo cual, trasmitido al público, se convirtió en el detonante para que este último se rindiera ante la formación. No descubriremos ahora el talento del asturiano Alberto Rionda, pero si habremos de reconocerle que, siendo fiel a sí mismo, y su estilo musical, ha sabido ensamblar el pasado, con un prometedor futuro, y muestra de ello es el reconocimiento por parte del público llenando a más no poder la carpa del MARK REALE ,uniéndose en comunión a la banda de forma impresionante, coreando con fervor cuando era menester, como paso en el  tema “Pelayo”, no cabía duda ya, en ese momento, que no decrecería el ambiente, como así de hecho fue, el compromiso de ALQUIMIA, y sus componentes lo hacían posible, se mostraban descaradamente, sin complejos, Alberto totalmente volcado y exultante de alegría, desgranando riffs y acordes, uno tras otro, la sonrisa de Israel en su rostro se dibujaba mientras su voz envolvente, nacía de sus adentros lleno de satisfacción sabedor de que lo estaba bordando, la pasión de Chez García a los teclados se hacía delatadora, sintiendo que los engranajes funcionaban a la perfección, sólidos y bien engrasados, Rubén Lanuza al bajo estaba que explotaba sin parar de llevar los tempos de los temas donde se requería, y todo ello mientras Leo Duarte a la batería, desde ese lugar privilegiado para la observación de los acontecimientos, daba fe, y lo hacía constar en acta a ritmos de cajas, platillos y bombo. No era por tanto, extraño que bajo los acordes de “Divina Providencia”, la abarrotada carpa del MARK REALE se fundiera en un coro unísono, compuesto por las voces del público, al tiempo que Israel la interpretara, y Alberto con su Ibánez, la engrandeciera con un solo magistral. Rendidos ante tal muestra de calidad interpretativa, pudimos disfrutar de un tema clave para la sensibilidad a las seis cuerdas de Alberto Rionda, “La Fuente Dorada”, decimo corte de su primer trabajo al frente de ALQUIMIA, y que si en estudio suena de gloria, en directo es un orgasmo para la sensibilidad auditiva. Pero sin duda, donde se consumó un momento brutal, lleno de rapidez y fuerza, fue en la interpretación de “Torquemada”, tema dentro del trabajo editado en 1.999 “Llanto De Un Héroe” de AVALANCH, referente y sinónimo de… vamos a explotar !!!,y vaya que así fue, no quedo nada en pie, bueno si, las voces y los puños de los asistentes. Cual mago, con Alberto Rionda a la cabeza, se dio paso de un mundo cargado elevadamente energético al de la calma y la belleza, era hora de la interpretación a cargo de ALQUIMIA, de la que sin duda es nana referente en el Power Metal español ,”Xana” se adueñaba del escenario, para dejar su suave caricia en cada uno de nosotros, tremendo, y emotivo momento, sin duda. Como si con su despedida marcados nos dejara en “Sacrificio”, decidió con este despedirse, haciéndonos saber que ALQUIMIA por méritos propios, esta llamada a grandes citas, que es merecedora de escenarios, y cotas más altas, y a bien seguro, que así será, lo tengo claro. Gracias ALQUIMIA por existir.

¿Quién dijo “Innombrables” ?….PANZER (ya lo he dicho. Y qué…),a esta veterana banda donde las haya, les toco cubrir el escenario principal Azucena, tras desaparecer BEHEMOTH del principal Jesús De La Rosa ,no lo harían proponiendo algo distinto. Acogiéndose a sus principios y madurez musical, nos contaron que en el octavo día Dios hizo el Rock,Tú Dios, ”El Dios del Rock, que son “Perros Viejos” donde los haya, fieles a sus principios, no les hace falta, “tocar madera” ni hacer ninguna “Danza de la Muerte”, dando señales inequívocas de identidad propia, son capaces de aglutinar fieles seguidores, a ese espíritu ochentero del Metal español que otros ya dejaron de congregar, ”Sálvese Quien Pueda, (no diré nombres que ya sabemos todos quienes son). Así púes, pasadas las dos y diez de la madrugada, coincidiendo con el termino de ALQUIMIA, y la puesta en escena en el MARK REALE de VITA IMANA, los veteranos PANZER con Carlos Pina a la cabeza y sus lugartenientes Juan Leal, Miguel Ángel López (Cachorro) a las guitarras, Fernando Díaz Valdés al bajo y Rafael Ramos a la batería, nos hicieron recorrer un largo listado de sus clásicos, haciéndonos disfrutar, a quien aún latente llevamos en nosotros, ese legado que en los ochenta quedó impreso a fuego, y que aún día “Caballeros de Sangre” como ellos mantienen vivo. No serán tiempos de Vírgenes de Lona Azul, pero a bien seguro, seguirán vivas las llamas de Fuegos Prohibidos, para a su calor acoger en fríos momentos de nostalgia, gentes bien nacidas, y en ellas puedan ampararse. Aquí sobran elocuentes palabras de registros vocales, Carlos Pina (ex-Füel, ex-Magerit ) nada tiene que demostra, que demostrado no quedara ya, como sobran también los comentarios de esos elegantes y altivos riffs que posee Miguel Ángel  López ( Cachorro ),( Bella Bestia, Harakiri, Phantasy, ex-Rosa Negra, Coz, Sin Vergüenza, ex-Carromato, ex-Silver Fist, ex-Wild Side, ex-Crienium, ex-Punto de Mira ) los cuales hace gala también en PANZER.Y qué decir de esos cracks, Juan Leal (ex-Paracelso), Fernando Díaz Valdés (ex-Harakiri, ex-Trilogía ) y Rafael Ramos ( ex-Harakiri, ex-Magerit ), por ello sobran todo cuanto se pueda decir, para tan solo decir alto y claro, que seguirán siempre siendo unos grandes del Metal español, y pese a quien pese seguirán “Al pie del Cañón” con sus “Galones de Plástico” siempre relucientes.

LEYENDAS_36Como cité anteriormente, VITA IMANA, coincidía con PANZER superponiéndose ambos en el mismo horario en distintos escenarios, en ese tramo horario que transcurría desde las dos y diez a las tres y veinte de la madrugada del ya sábado 9 de agosto, pude disfrutar de la veterana banda y de los explosivos madrileños VITA IMANA que jamás dejan de sorprenderme y que ante las adversidades se crecen, esto lo apuntillo haciendo referencia al problema de sonido que tuvieron en algunos momentos de su actuación, hubo momentos que se pisaba el sonido, se superponía la acústica, y aún desconozco el porqué de ello, pues si algo miden, con exagerada pulcritud, es su sonido donde ellos se mueven como pez en el agua, más si cabe, cuando si algo tuvo como línea general el escenario MARK REALE, es el buen sonido, por ello, VITA IMANA, aun saliendo con su explosividad característica, no lograron encontrarse cómodos en esos momentos concretos de su actuación en la madrugada, menos mal que son unas fieras, unos profesionales como la copa de un pino y lo dieron todo, sobreponiéndose a ello en todo momento. Pusieron las berzas de los campos de Villena del revés, con su contundencia y aplastante salida “Depredador de Luz”, este primer corte de su nuevo trabajo “Oceanidae” fue el elegido para abrir la particular Caja de Pandora de VITA IMANA. Profesionalidad y compromiso con su trabajo desde el principio, y a pesar de ese fallo técnico, supieron meter al público en el ritmo trepidante y demoledor de la banda, (por cierto, público que lleno hasta el punto de estar la carpa del MARK REALE abarrotada, por segunda vez,  en esta jornada del viernes, junto con ALQUIMIA los únicos que lo lograron, al menos que yo viera, como para afirmar dicha expresión “abarrotada”). Estos madrileños, con esa su impronta propia dentro del Groovey, fusionada con  la contundencia del Thash,  que como los brasileños SEPULTURA y los franceses GOJIRA, dentro de su género sostienen, ofrecieron un  espectáculo lleno de dinamismo conjugado con agresividad. Esto se vio palpable en “Ablepsia, también de su último trabajo del presente año, donde la sincronización de sus componentes y movimientos de cuello, quedaron patentes, desde ese instante se desató la furia, gracias al incansable desarrollo físico de Javier Cardoso, a la voz, como en él es habitual, estuvo inconmensurable proporcionando esos graves prolongados que hacen de sus guturales ahogados únicos, llevando por tanto a la banda donde quería, controlando la manija y los tiempos de la maquinaria VITA IMANA, Pepe Blanco al bajo y voz de apoyo, así como Puppy y Róman García a las guitarras, dieron fiereza al aspecto instrumental,  al amparo de la contundencia de Dani García a la batería, que estuvo arropado en todo momento por las directas y brutales percusiones de Miriam, que se dejó literalmente las manos en ese su cometido, no es de extrañar, siempre lo hace. Se sucedieron temas, como “Gondwana”,coreado por los asistentes, que no dejaban de darlo todo, transformándose en un auténtico Tsunami que hacia retumbar los cimientos más sólidos del MARK REALE, (literal, testigo de ello fui).Condición que continuo al sonar “Un Nuevo Sol” y “Animal”. Brutales, simplemente animales sobre el escenario, rebosantes de energía, agresividad y fuerza, el guiño en esos instantes se hizo presente Puppy  y Javier mostraron una bandera Republicana, cual estandarte de batalla, a citada bandera, salió de entre el público, que casualidad verdad, jajajaaja, Para terminar, este concierto, que sabio a poco eligieron “Quizás No Sea Nadie” y “Seis Almas”. Teniendo un triunfal término, dando muestras de poco cansancio, y con caras delatantes de querer aún más. En la próxima, volverán a sonar tambores de guerra, y VITA IMANA saldrá a la trinchera, para como siempre, darlo todo hasta la extenuación. Bravo VITA IMANA.

Los Juglares SAUROM, serían los encargados de cerrar la jornada, sobre las tarimas del escenario principal Jesús De La Rosa, congregaron a quienes aún seguían en pie, y querían más, no los defraudaron, en su línea  y como en los gaditanos es habitual, su espectáculo instrumental acompañó sin cesar al artístico, su escenografía marca de la casa, fue una constante, no faltaron los temas clásicos, tampoco falto la malabarista del fuego que hizo gala de su habilidad, como testigo de ello, una impresionante Luna llena que iluminaba la madrugada. Como testigo, fue la gran marabunta que se dio cita, para disfrutar de ese espectáculo y calidad que SAUROM al completo atesoran, desde la voz de Miguel Franco, el alegre y carismático José Gallardo al bajo, el cual no paró en ningún momento de brincar y disfrutar de la cita con el público, pasando a Narci, ese multi-instrumentista capaz de tocar hasta la campanilla del Gato; es muy grande, como lo son también Raúl Rueda a la guitarra, Santi Carrasco a los teclados, y Michael Donovan a la batería. Empezaron avasalladores en festividad, «La Posada Del Poney Pisador» fue su tema de apertura, seguido de “Noche de Halloween”, donde el zancudo y siniestro bicho salió a escena, a escena salió la locura del clásico de Cervantes con ese tema «La Batalla De Los Cueros De Vino”, clara alusión al Triste Hidalgo su sana locura, y que de vez en cuando, hay que ser loco Quijote, también, hubo tiempo para recuperar del baúl del recuerdo un tema añejo, «El Saltimbanqui”, como hubo desmadre a la hora de interpretar «Dracum Nocte»,donde la fiesta dentro de la banda cobro protagonismo.

Le siguieron  «Irae Dei», «Ángeles» o «Aquel Paseo Sin Retorno”, donde Narci dio una espectacular muestra de su habilidad con la guitarra sacando de su Flaying V todo el partido posible, tras este impactante momento, Miguel nos presentaba un clásico de la banda, “Cambia El Mundo”, entre palabras que sonaron a lección para cambiarlo de verdad, lástima que sean una vez más, tan solo una sana intención, o quizás no, quien sabe. Para ir concluyendo, y  terminar  el espectáculo, se sucedieron «La Musa Y El Espíritu» «Dioses Eternos, para dejar “Fiesta”, como final de fiesta valga la retórica y “Taberna” donde los zancudos malabaristas, acompañados de los fuegos y artificios, se hicieron muy presentes, concluyendo este show SAUROM y el termino de las actuaciones en los escenarios principales, chispas y llamaradas lo cubrieron todo, hasta el punto de salir ardiendo el lineal superior de luces, que a pesar de quedar en mera anécdota, dio el sustito de la noche, querrían las meigas que así fuera, y entre tanta diversión, hacer de las suyas, sin duda reaparecerán las meigas sobre el escenario cuando SAUROM, y su impresionante espectáculo, regresen para cubrir de magia otra noche más.

TERCER JORNADA. SÁBADO 9 DE AGOSTO.

Si bien el Viernes fue intenso hasta el último instante ,con sus decepciones y sus momentos espectaculares ,este sábado, tercer y último día de Festival, no lo iba a ser menos, dejando pasar lasLEYENDAS_51 primeras horas del sábado, ausentándome en la apertura del día, cuatro menos veinte, hora de salida a escena de EASY RIDER, y cinco menos veinte, hora de acaparamiento sobre el escenario principal de la banda segoviana LUJURIA, por tanto, mi cita con el espectáculo en dichos escenarios principales, se daba  justo en el comienzo de la formación suiza ELUVEITIE, que con su hora de actuación, hizo las delicias de los amantes del  Folk, fusionado con un Melodic Death Metal de gran nivel, donde las historias de batallas, Misticismo Celta, liricas Helvéticas, y tintes paganos, conviven en armonía, y que solo los problemas de sonido, tanto la hora en que quedaba encuadrada su actuación, fueron los causantes de que no brillara a su nivel característico y habitual Pero no seré yo quien os relate lo que aconteció, una vez más dejo que la impresión y lo vivido os lo cuente de su puño y letra mi compañera Sara (ALEERA BLACKHEART). Aquí os dejo con ella.

Eluveitie fue otra de las bandas que sufrió las inclemencias horarias y térmicas, por ser uno de las primeros grupos del sábado. Salieron muy puntuales, seis menos veinte de la tarde, en absoluta formación, con un atrezzo y escenografía muy sutil y celta (precioso Triskel).Tuvieron un comienzo decepcionante, debido a problemas técnicos de sonido ante un público masificado y coreante, que gritaba (no se oye, no se oye). Estos problemas, se fueron subsanando progresivamente a partir del  cuarto tema del set list, muy elaborado por cierto), a partir de ese momento, ya se les pudo escuchar aún a medio gas, en su potente y habitual sonido  envolvente. A nivel técnico, destacó la perfecta coordinación de instrumentos, y el dueto de vocales formado por el vocalista Chrigel Glanzmann y la también vocalista Anna Murphy, haciendo una mención a la pureza de los sonidos de flautas diversas, gaitas, y la violinista femenina Nicole Ansperger, que mantuvo un gran peso durante todo el concierto. “Origins”, “The Nameless” y “Nil” fueron esos temas que más se vieron afectados por la deficiencia del sonido, e incluso, fue una lástima no pudiéramos envolvernos con el complejo «Inis Mona», solo se escuchaba la percusión con decencia sonora, “Luxtos”, “The Call of the Mountains” y “Neverland” sonarían algo mejor. Su actuación más significativa, fue en esos momentos, donde los guturales tomaron presencia, y con “The Siege”,”King” y “Havoc” concluyeron su paso por el Leyendas, ensombrecidos por las deficiencias sonoras y el horario, con otro, y bajo el hospicio de la noche, seguramente, hubieran lucido mucho más, estando a la altura de esa multitudinaria fusión de instrumentos utilizados por la banda suiza. Otra vez será.

Sara (ALEERA BLACK HEART)

El Hard Rock, tomaba el testigo en el escenario principal Azucena, tras la despedida de la banda helvética ELUVEITIE. Tras esos quince minutos de descanso entre banda y banda, H.E.A.T, los suecos, tomaban así el testigo, y estos prometían dar caña, como ya lo hicieran el pasado siete de marzo en el Palacio de Vista Alegre en la capital de España acompañando ese día a SCORPIONS, nuevamente dejo a mi compañera Sara (ALEERA BLACKHEART) el mando para conduciros y contaros lo que fue su memorable actuación, vamos apañera cuéntanos, cuéntanos… Llega el turno de la banda procedente de Suecia, H.E.A.T, actualmente de las más conocidas, y con más nombre de las nuevas generaciones del  Hard Rock, desde el 2.007, cuando pegaron el salto y se dan a conocer teloneando al gran TOTO por  el norte de Suecia. Su atrezzo y escenografía no dejan dudas, puro estilo A.O.R. mezclado con una estética cuidada y desenfadada, al más puro estilo Hard Rockero que los hace inconfundibles. Desde el primer tema, transmitieron ganas, fuerza y mucha «garra», comiéndose literalmente el escenario, abriendo su concierto con “Point of no return”, “A Shot at redeption”, “Better off alone”, “It’s All Abount Tonight” y “The Wreckoning” con todos sus miembros completamente implicados, apoyando en todo momento a su frontman y vocalista Erik Growall. Con su gran  nivel técnico, y excelencia a la voz, fue el amo del patio, muestra de ello fue el baladón que se marcó el vocalista sueco, no fue sino otro que el “Tearing Down The Walls”.Revolucionando a las féminas con sus provocativos movimientos, arropado en todo momento por riffs de guitarra, cuidados al milímetro, en manos de Eric Rivers mucho juego en completa armonía, es lo que consigue aportar Jimmy Jay al bajo, como envolvencia la que desarrolla a la percusión el baterista Crash, destacando en él, una implicación directa digna de mención. El  set list lleno de grandes temas, como son “Mannquin Show”, “Late Night Lady” y un “Beg Beg Beg” con una intro de acordes del mítico tema de Led Zeppelín “Rock n Roll”. Acortaron los minutos, entre los que a su término estuvieron “Downtown”, “Emergency” y “Breaking the silence” dejando un gran sabor de boca, y sabiendo a poco su actuación, siendo una de las bandas triunfantes del festival, sin duda, inundaron de energía positiva todo el ambiente reinante, haciendo un cierre de concierto espectacular, con su tema más conocido “Living on the run”, en el cual Eric bajado en el foso, compartió con el público de las primeras filas. Arrolladores en definitiva estos HardRockeros suecos.

Sara (ALEERA BLACK HEART)

LEYENDAS_41HEAVEN SHALL BURN es de esas bandas que, por desconocimiento, o falta de indagar, a la gente se le pasa inadvertida. Estos germanos, que desde 1.996, llevan depositando su fe en su Melodic Death Metal con tintes de MetalCore, tienen como base letras que llenan de mensajes alusivos al antifascismo, antirracismo, y las más fervientes críticas a una sociedad adulterada y vencida al abandono de los más marginados, y esta vez, sobre el  escenario Jesús De La Rosa no iban a dejar de seguir su línea, bajo un telón de fondo donde se podía ver el estampado de su último trabajo “Veto” (Dama desnuda sobre corcel blanco, ataviado de montura medieval, donde predomina un León dorado, bordado en el fondo del manto rojo que engalana el citado corcel) se presentaban ante el concurrido a las ocho menos cuarto de la tarde noche del sábado, para dejar cautivados a unos y sorprendidos a otros, llegados de Wacken, donde ya cosecharan un éxito rotundo, comenzaron a dar rienda suelta su potencial, comenzando con explosividad inferida en sus primeros temas,“Counterweight”, “The Omen” y “Combat”,donde el vocalista Marcus Bischoff dio muestras claras de sus portentosos registros vocales, y hay que recalcarlo, para quien no lo conozca, demostró que el atuendo no es lo principal, y al negro de sus compañeros de viaje, él aportó el rojo de su camisa, ya característica en él, esta vez, más que nunca, como si emular quisiera al citado corcel y su engalanado manto rojo (citado diseño de su último trabajo …..VETO…) “Hunters Hill be Hunted”, “Land of the Upright Ones” ,“Voice of the Voiceless” “Endzeit”, y “The Disease” fueron más temas de su repertorio que sirvieron para que Marcus Bischoff a la voz, Maik Weichert, Alexander Dietz a las guitarras y Eric Bischoff y Christian Bass al bajo, y a la batería respectivamente, se lucieran hasta puntos inimaginables, acabando esta su magistral actuación como bien la habían empezado, en todo lo alto, máxime cuando ese tema “Godiva” resonó como nunca, siendo la banda junto con VOLBEAT con mejor sonido de largo de este sábado, al menos, sobre el Jesús De La Rosa. Triunfo de estos germanos desconocidos para la mayoría, y que para algunos, por méritos propios, pensamos que han de estar, y tener su sitio, entre los grandes.

A caballo de la actuación soberana de los alemanes HEAVEN SHALL BURN, y el comienzo de la actuación de los suecos HAMMERFALL, quise pasarme por el MARK REALE a echar un vistazo y comprobar con que energía se miden los fineses BEATTLE BEAST encabezados por su vocalista, que entrase en el 2.012 a formar parte de la banda, tras la marcha de su anterior vocalista Nitte Valo, y aunque fue poco lo que vi ,apenas unos diez minutos, para no perderme el comienzo de los nórdicos HAMMERFALL, pude comprobar, que esta formación de Heavy Metal clásico, es de las que tienen potencial a raudales, me basto oír el registro vocal de su rubia vocalista, así como ver en movimiento a la finesa en coordinación de sus lugartenientes, para saber que no fue casualidad que SONATA ARCTICA compañeros de sello discográfico, los quisiera a su lado en su gira europea, dando junto a ellos más de veinte conciertos. Perfecta sobre el escenario la señorita Noora, destilando seguridad y fuerza, como impresionantes los Juuso Soinio y Anton Kabanen a las guitarras, Eero Sipilä al bajo, que junto con Janne Björkroth a los teclados, y Pyry Vikki conforman esta gran formación finesa. Habrá que verles en directo, cuando por esas casualidades de la vida, sean ellos quien copen un escenario sin necesidad de telonear, o acompañar a nadie, siendo ellos los que encabecen el cartel esa noche, calidad de sobra tienen para ello.

El desembarco Vikingo de los suecos HAMMERFALL se vislumbraba en el horizonte, una serpiente dragonizada alada, con la primera inicial de la banda en su centro, la “H”, esperaba como attrezzo de fondo en el escenario a estos nórdicos, que practican un estupendo Metal Épico, sin perder las raíces del Heavy Metal Clásico lleno de calidad, se abalanzaron sobre el escenario a las nueve menos cinco de la noche. Desde el comienzo de su vibrante actuación, dejaron muestras de quererse apoderar de todo el botín, regalándonos un comienzo poderoso, donde el “Blood Bound” sonó con fuerza, esto no había más que empezado, aprovechando el entusiasmo servido por ese comienzo, progresivamente Joacim Cans, su vocalista, fue tomándose licencias propias de un frontman dirigente, dirigiéndose al público en numerosas ocasiones, sobre todo, a la hora de recordarnos que la banda estaba en su  vigésimo aniversario, aunque bien, ya estaban entrantes en el vigésimo año de la creación de la formación,( 1.993-2.014), por ello, retomó las lides vocales, centrándose en el primer trabajo de larga duración de la formación sueca, el “Glory to the Brave”,editado en 1.997.De ese su primer trabajo tocaron entre otros, “The Dragon Lies Bleeding”, “Steel Meets Steel”, “Hammerfall” y “Glory to the Brave” que diera nombre al citado trabajo. Apoteósico este último tema, donde el ex CRISTAL AGE, Oscar Dronjak y el ex TALISMAN Pontus Norgren, regalaron una consecución de riffs que coordinaban entre ellos, pasando de uno a otro, demostrando su atesorada calidad instrumental a las seis cuerdas, como también, es de destacar el volumen de envoltura y empaque que el ex Yngwie J. Malmsteen, Anders Johansson a la batería, y el también ex CRISTAL  AGE  Fredik Larsson al bajo, consiguieron darle al unísono .Le sucedieron temas llenos de beligerancia y explosividad, tomando calma a mitad de concierto, con esa balada que pone los vellos de punta “Always Will Be”, donde Joacim Cans se luce con sus prolongados registros a medio tiempo, arropado por sus compañeros, aportando sensibilidad y redondez al tema. Los suecos, nos presentaron un corte de su último trabajo del 2.014 “Evolution”. “Bushido” fue el tema elegido, que hace entrever que este su último trabajo será un cañón. LEYENDAS_18Para finalizar su actuación, no podía faltar esa consecución de temas emblema de HAMMERFALL. Así pues “Renegade” “Any Means Necessary”, y el clásico “Hearts on Fire”, poniendo al asistente a mil, pusieron fin al desembarco Vikingo sobre Villena. Sonaron demoledores, concluyendo de manera espectacular, ya metidos en la penumbra de la noche. De lo mejor del sábado sobre el escenario Azucena, donde en todo momento, un sonido de calidad les acompañó.

Con una luna llena sobre el firmamento, esplendorosa, y que nos acompañó los tres días de festival, no menos esplendorosos salieron los daneses VOLBEAT pasadas las diez de la noche en el escenario Jesús De La Rosa. Este grupo, que fusiona los temas clásicos del Rock de Elvis, Jhonny Cash con el Hard Rock, a la vez que toma de las fuentes del Rock Duro y el Metal para de ellas componer temas a su medida, como hace versionando a MOTÖRHEAD es odiado, o casi siempre, poco entendido, y que por el contrario, por esta misma peculiaridad, es amado hasta lo más extremo por sus seguidores, quisieron deleitarnos con su gran espectáculo de luces envolventes y sonido limpio y contundente, a fe que lo consiguieron, a mi modo de ver, fue el mejor concierto en su conjunto, conjugando a la perfección de su espectáculo visual y su calidad de sonido, sencillamente brutal, llegando a sobrepasar sus componentes el sobresaliente en su parcela musical. Bien, como ya hiciese en otras narraciones, doy paso a mi compañera Sara (ALEERA BLACKHEART) para os cuente como se las gastan estos originales e impresionantes daneses.

Impresionante, es su definición. Salieron a la hora prevista, con un atrezzo elaborado, donde se distinguía un telón conformado con su logo girando en torno al ambiente de un típico gánster, de los años veinte, años de la ley seca, y que no es otro, si no el que se puede encontrar en su último trabajo “Outlaw Gantlemen & Shady Ladies”. Un juego de luces impresionante, un set list muy seleccionado, compuesto por los temas más conocidos, que ya se escucharan en la ciudad vizcaína de Bilbao en su última actuación en España, aportando a este algunos más, lo cual fue de agradecer, todo un acierto. A nivel técnico, un sonido demoledor, que junto al timbre especial e inequívoco de su vocalista Michael Poulsen, afinado en todo momento, tanto en su registro vocal como en las caricias acústicas que desprende de su guitarra (muy en su línea perfeccionista).Sus compañeros de viaje, el bajista Anders Kjølholm, el batería Jon Larsen, así como el guitarrista solista Rob Caggiano, al igual que su líder, sobresalientes instrumentalmente, hasta el punto de formar una burbuja, donde destacaron la noche del sábado entre todas las demás bandas, prueba de ello, la gran asistencia y masificación de público, para disfrutar de su espectáculo. En definitiva, no puedes perdértelos, es una formación compacta, virtuosa, y segura de lo que hace, aportando peculiaridad ante el resto, esa mezcolanza de géneros los convierte en únicos. De esas bandas, que sobre lo demás, hacen brillar su autenticidad. Autenticidad, que demostraron abriendo su actuación con un clásico de MOTÖRHEAD adaptado a su estilo,“Born To Rise Hell”, para entrando en su propio torbellino deleitarnos con temas como “Doc Holliday”, temazo con tintes de lejano oeste americano, el rítmico y sensual “Lola Montez”, “Sad Man’s Tongue” tributando así a Johnny Cash, el electrizante “Heaven Nor Hell”, el “A Warrior’s Call” con su sonido metálico, donde la entrada de la batería es un poderoso trueno, el gamberro Rock and Roll “16 Dollars” con su afinidad por el Rock de los cincuenta, donde Elvis era el Rey, el no menos metálico y vibrante de ritmo “Dead but Rising”,el tierno “Maybellene I Hofteholde” que dan ganas de agarrar a la chica más cercana y bailarlo a golpe de Rock, ya terminando, su magnífica participación, como cabezas de cartel del sábado resonaron los acordes del “Still Counting” dejándose querer para tras abandonar el escenario, darse el lujo de volver a retomarlo y entrar en los bises, solo los daneses lo hicieron, y que mejor manera de poner broche de oro, que tocar el “Mirror and the Ripper”,tema que se marcaron acompañados de la chiquillería asistente al festival, haciendo un guiño a esas nuevas generaciones, que pujan por empaparse en esta filosofía de vida alrededor de la música, testigos de lujo del paso de un legado de una generación, a otra y que lleva consigo la responsabilidad de mantenerlo siempre vivo. Emotiva y significativa despedida de VOLBEAT, muy grandes.

LEYENDAS_46WARCRY, Los Reyes del Power Metal español, defendían su corona, por novena vez consecutiva, repitiendo en esta IX Edición del Leyendas del Rock, los asturianos, a la cabeza de su vocalista Víctor García defendían ese entorchado que por méritos propios, les sitúa en lo más alto del Metal español, no podían empezar con mejor mandoble de espada una Intro perteneciente a su tema “La maldición del Templario” se dejaba oír, mientras el escenario aguardaba su presencia, franqueados a la espalda en él por su insigna y majestuoso decorado, centrado en el simbolismo e iconografía de su último trabajo hasta la fecha, no era otro que “Inmortal”. Con una movilidad sobre el escenario propia de ellos, sin por ello restarle un ápice de mérito, salieron a comérselo todo, un Víctor García pletórico, aún con algún problema leve en su garganta, dio la salida… ”Siglo XIV,…juicio al Temple… prisión para el último maestre…” al tiempo que Pablo García desgarraba con su guitarra el silencio de la noche, solo profanada por las voces cortantes de la masa volcada con la banda, inconmensurable durante toda la actuación, desbordando fuerza y vitalidad a raudales, no es menos resaltable la gran labor que Roberto García bajo al frente desgrano en todo momento, como no menos admirable es la potencia de fondo, que tanto Santi Novoa a los teclados, y Rafael Yugueros, le infirieron al trabajo instrumental. Comenzaba el espectáculo WARCRY cercana la media noche, y como si la hora de las Brujas se aliaran con los astures, la magia no les abandono en ningún momento, a partir de ahí, no dieron tregua alguna, con un juego de luces impresionante, un sonido rayando lo perfecto, y juegos de pirotecnia, fueron sucediéndose temas tras temas, dejando para el término de su actuación, la interpretación de sus  más consolidados temas, añadiendo a estos dentro del set lis,t temas que electrizaron a los asistentes como “Capitán Lawrence”, “Tu Mismo” o “El Guardián de Troya” pertenecientes a su trabajo anterior, ”Omega”, y que dejaron fuera del set list de esa pasada gira. Era la hora de echar el resto, para poner un final apoteósico a la que sería a la postre junto a la de VOLBEAT,  la mejor actuación y más multitudinaria de largo en la jornada del sábado nueve de agosto, última del festival. Confeti, chispas, fuego, y atronador sonido el que acompaño al “Hoy Gano Yo”, dando cierre al show WARCRY, quemando literalmente la noche de Villena.

 Otro momento esperado en la noche del sábado, sin duda, era la aparición en escena de ese binomio, Michael Kiske& Kai Hansen, que todos esperábamos, y tantas veces nos había dado alegrías, cuando eran la base y columna vertebral de aquellos HELLOWEEN de los ochenta, marcando un antes y un después con ese gran trabajo enmarcado en letras de oro y platino,      “Keeper of the Seven Keys” (parte I y parte II), así reverenciados, a ese su pasado expectantes los esperábamos, enseguida saldríamos de dudas, de lo que allí sobre el Jesús De La Rosa postrados a esos dos genios nos depararía. Horrible, no tiene otro nombre, un crimen imperfecto, que dejo delatadoras pruebas de la masacre musical que allí se empezó a desarrollar, se desarrollaba, desarrollaría. Una vez más, la ausencia de un sonido decente, y eso que UNISONIC llevaba su propio técnico era palpable. Si en el comienzo al bueno de Kiske no se le escuchaba, y se volvían a escuchar los coros del…”no se oye ,no se oye” como ocurriera con HELL el día anterior, en la tarde o con ELUVEITIE, ese mismo día al comienzo de la jornada del sábado, peor fue comprobar que tras intentar subsanar ese error garrafal, no se pudo, teniendo que soportar ese deterioro técnico durante toda la actuación del concierto que, UNISONIC con Kiske y Hansen como estandartes, llevaron acabó junto con Dennis Ward al bajo, Kosta Zafiriou a la batería y Mandy Meyer a la segunda guitarra, penoso doblemente, teniendo en cuenta la calidad de sus acompañantes, los temas “Unisonic” y “Never Too Late” sonaron chirriantes, bajos de redondez, y solo calmados en el desastre, por el ímpetu de Kiske en ordenar a su técnico de sonido, mejorar lo inmejorable, esto debió colmarle los nervios, mostrándose apático, dejando pasar el tiempo, y rezando porque aquello acabara pronto. Hansen no fue más efusivo que su compañero de viaje, dando muestras de que no era la noche, donde salieran a hombros, y ellos lo sabían, y se dejaron llevar dentro del desastre. Con “For the Kingdom” ,” Star Rider “, “My Sanctuary”  y “Throne of the Dawn” nada mejoro, en la misma línea desastrosa, apenas se dejaron oír, para entrar en una tediosa espiral que no hizo más que aburrir al personal, bostezos, abandonos de escenario, y maldiciones varias, al vivir aquello, se dejaron latentes en el ambiente. Aceptando lo que era una desagradable decepción, por parte de todos, público y músicos, Kiske se quiso despedir matando, rindiéndose a lo evidente, trató de levantar algo la actuación, anunciándonos que vendría la hora de repasar algo de esos años gloriosos de los ochenta, a su paso por HELLOWEEN, al menos, eso hizo sacar algunos tímidos  vítores de quienes aún allí nos encontrábamos, así púes, dio paso a ese momento enlazando el “March of Time” séptimo corte del “Keeper of the Seven Keys”  part. II, con la consecución del “We Rise” y el memorable “I want out “, para finalizar el momento HELLOWEEN, y el espectáculo al mismo tiempo. No tengo palabras, que abarquen en su justa medida el despropósito de ese momento UNISONIC, mejor dejarlo en el olvido, y esperar que en otra ocasión, el espectáculo sea totalmente diferente, y contrario al de esa noche donde Kiske & Hansen, pasaron del cielo de su pasado a los infiernos de su presente.

No se pudo hacer mejor honor al nombre del Festival Leyendas Del Rock, respecto a lo que en nuestro panorama nacional se refiere, cuando a la aparición sobre los escenarios de los legendarios PANZER el día anterior, viernes, se les unían en ese galardón de leyenda, los míticos BANZAI en la noche del sábado, penúltimos en salir a los escenarios principales, antes de la conclusión del festival a cargo de LEO JIMÉNEZ. Que voy a decir de los incombustibles BANZAI, que son referente del Hard Rock de los ochenta, qué decir tiene que, ya ellos mismos no hayan dicho sobre los escenarios, una y un millón de veces, solo decir que son como ese buen vino, que con el tiempo se hace más agradable al paladar, y que siguen dando lo mejor de ellos. Al frente de esta veterana formación, parida en 1.981,se encuentran David Biosca a los parches, rotundidad y fuerza, a la par que técnica le amparan, Freddy Fresquet, este multi-instrumentista en su calidad esta fuera de toda duda, esta ya la demostró con creces a su paso por PHACKNER y MOTTO PERPETUO, ahora a los teclados en la formación ochentera, sigue fiel a ella, aunque en esta ocasión, no subiera al escenario junto a sus compañeros, Nico Martínez se presenta así mismo, el sonido de su bajo es inconfundible, pero si alguien son las cabezas representativas de BANZAI, estos son su vocalista José Antonio Manzano prodigio de voz para el Hard Rock español, que sigue como en sus mejores tiempos, alcanzando esos registros donde él siempre se manejó como nadie, y el no menos mítico guitarrista Salvador Domínguez, Hard Rockero de “pro”, que es capaz de abarcar todos los estilos dentro del Rock con su guitarra sin despeinarse, como capaz es de hacer hablar a su guitarra acariciándola, como si de la más hermosa mujer se tratara. Todos los calificativos, ante tan insigne representante de las seis cuerdas, se quedarían a la altura del betún, ante su majestuosidad y humildad, ningún adjetivo por portentoso que fuera, alcanzaría tal grandeza, así que mejor, ni lo intento, aún para ello utilizara elocuentes palabras. Pasaré por tanto, a describir lo que para mí fue una gozada encontrar sobre la tarima del escenario principal Azucena después de tanto tiempo sin verles, la última, memorable conciertazo en unas fiestas de Aluche rebosante de gente, mi barrio, donde hice la carrera de la calle.

LEYENDAS_34Dos y cuarto de la noche, la legendaria formación de BANZAI salió a por todas, bajo eso si una leve iluminación, con J. A. Manzano al frente, quien desde el principio en el “Crimen Sin Castigo” dejo claro que estaban allí para dejarse la piel, le sucedería un tomazo clásico, “Traición”, precedido  con una frase como aviso a la voz de J. A. Manzano,…”estáis preparados para más, marcharse sería una sucia traición”, y como si de eso se tratase, fieles a la consigna quienes allí estábamos, no lo abandonamos, seguimos en pie, coreando el tema junto al aguerrido vocalista, que al abrigo de esos riffs inconfundibles de Salvador se reafirmó aún más en su labor, se empezaban a gustar, estrechado esa complicidad entre músico y seguidor, de la que ellos beben hasta embriagarse. ”No pierdas el Tren”, se escuchó después, tras de ese tema de su segundo trabajo en estudio, “Duro y Potente”, el motor se calentaba, se revolucionaba bajo los acordes de guitarra, percusión y sostenido en los tempos de bajo, y batería, empezaba a rugir, como rugiente sonó el “Coche Rápido en la Noche”. Que gozada, maravilloso comprobar que sabe más el Diablo por veterano que por Diablo. Tampoco faltaron sus clásicos  “Funciona legal”, “Grita” y la emblemática “Rock duro”,(de que me sonara a mí eso),que pusieron el listón en todo lo alto, haciendo vibrar al concurrente. A mi, particularmente, me hizo sentir escalofríos, erizándoseme el vello. Como he dicho, el listón estaba en lo más alto, pues bien, este se alzó a la cumbre, cuando después del “Luces” se escuchó “Voy a tu Ciudad” y “Duro y Potente”, solo faltaba el sumun, a este llegaron en el cierre de su actuación con ese temazo estandarte, y que da nombre a la banda, ”Banzai”. No cabía duda, ni error, al equivoco, BANZAI se escuchó en el escenario, como se escuchaba allá por los ochenta en el viejo radiocasete. Fieles a su estilo, siendo esos kamikazes de la vieja guardia del Hardy Rock español, directos y sin florituras (no la necesitan).Gracias por seguir en pie BANZAI.

Llegábamos al final del festival, con los ojos fijos en ese escenario Jesús De La Rosa, el cierre lo tenía en sus manos LEO JIMÉNEZ, mejor dicho, en su voz, ante una gran multitud de gente, valientes, que aún seguían en pie dada la hora, tres y media de la madrugada, y es que el de Fuenlabrada aglutina seguidores en mareas, contienen los océanos, disponía su artillería pesada para presentar su espectáculo HEAVY METAL ORCHESTRA, el que fuera anteriormente presentado en otras ciudades de la geografía española, esta vez, tocaba turno presentarlo en sociedad dentro del Festival Leyendas Del Rock, y como en anteriores ocasiones, no defraudo, y es que ese portento de voz que alberga en su interior, junto con  los músicos que comparten tarima con LEO, hacen que este proyecto, sea sinónimo de éxito. Triunfantes, empezaron como triunfantes acabaron, desgranando a lo largo de su espectáculo, versiones de METALLICA, IRON MAIDEN, MANOWAR así como temas propios de su paso por SARATOGA y STRAVAGANZZA. El León volvió a rugir con la fuerza y agresividad que le caracteriza, «Future world» de HELLOWEEN sonó limpio y con fuerza, «Fear of the dark» de IRON MAIDEN fue sobrecogedor, para los fieles de MAIDEN una delicia, «Metal warriors» de MANOWAR se salió del tiesto, sonando demoledor. Repasando su propio historial, no fue menos contundente, “Vientos de Guerra” ”Maldito de Corazón “Resurrección”, temazos de su época SARATOGA, con “Painkiller” de JUDAS PRIEST la apoteosis en la parroquia fue unánime, pero, si en algún momento hubo una emotividad particular que hizo florecer sentimientos a flor de piel, este sin duda fue el momento de remunerar esa canción, que adaptándola de la original de MECANO, tomara para él en su etapa STRAVAGANZZA ,no hablamos de otra que no sea “Hijo de la Luna”, donde la particular comunión entre Leo y seguidores se estrechó aún más. Como cierre y final entre agradecimientos a los asistentes, LEO y compañía, se despidieron con “Tu Destino”, destino que no es otro que el de darle la enhorabuena y agradecerle que nos lo hiciera pasar de lujo. Hasta otra LEO.

LEYENDAS_24No quiero cerrar esta crónica, sin expresar que a mi memoria y mi corazón, llegan anhelos de esas bandas que por tiempo, y necesidades de cubrir otras, no tuve la ocasión de disfrutar, no obstante aun no pudiendo estar presente en sus actuaciones, no quiero dejarles en el olvido, y como pajaritos tenemos todos que nos chivan que se cuece en los lares, cuando no se está, aquí y ahora, hago especial mención a esos Hard Rockeros que se dejan la piel en los escenarios, BEETHOVEN R es su nombre, estos chicos nunca defraudan, que llenaron el escenario MARK REALE a reventar, así que desde aquí, y desde estas líneas, mi más sincera enhorabuena cracks. Antonio, José, Alberto, Moreno, Javier, sé que seguiréis en la brecha, llenando carpas y pabellones, sobre el escenario, gracias por seguir adelante, a pesar de todas los contratiempos y las adversidades, que os encontráis en el camino regalándonos ese Hard Rock, fresco, divertido y lleno de calidad, que practicáis desde vuestra alma rockera, gracias, mil gracias chicos. Bien, un Leyendas más se nos fue, con sabores agridulces, donde problemas de sonido y calidades de infraestructuras, que podrían haber sido mejores, pusieron la nota amarga de esta IX Edición Leyendas Del Rock, pero sería injusto quedarnos tan solo con esos puntos de inflexión que desde la organización y la producción de SUFRIENDO & GOZANDO han de mejorar para futuras ediciones. Por ello quiero resaltar, que este festival es grande por sí mismo, y que a pesar de que hay bandas, que solo piensan en pasar por caja, otras, la mayoría, se dejan el todo por el todo, incluso cobrando mucho menos, que esas que se les supone más caché, el caché señores, se demuestra sobre el escenario, y es ahí donde se marca la diferencia, que cada cual, recoja lo que siembre. Como punto dulce, aparte del que nos regalan las bandas que nos gustan sobre los escenarios, siempre destacaré la hermandad reinante que arropa el festival en esos tres días de su duración, lleno de reencuentros con viejos amigos, o el encuentro con esos nuevos que hacemos, por el sendero caminando entre acordes de Rock y Metal. Un año más, llegará el verano, y el mes de agosto, marcara la llegada de la X Edición del Leyendas Del Rock, en ella nos veremos. Hasta pronto.

 

 

Dirección:  Chema Granados.

Redacción y Texto :  Fran (Rock Duro) – Sara (Aleera BlackHeart )

Fotos y edición de fotografía: Fran (Rock Duro) Fotos LEO JIMÉNEZ cedidas por Kamihana Shi (Pucelle Belle)

Mención especial: Esta crónica está dedicada a mis compañeros de viaje, a una persona muy especial que llego el sábado a Villena, y a un gran amigo y su familia… Va por ti, Justo Urbano Heredero ( Trásgu Rock ).

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

2 Comments
  1. Manuel says

    Buen trabajo, pero podríais cuidar más la forma de escribir y los nombres de cosas tan fundamentales como un escenario: Mark RealE…

  2. Manuel says

    Emmm… Tampoco es Angela Gasow… en fin…

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X