insolenzia-2

INSOLENZIA: “…Lo hemos apostado todo porque queremos vivir de esto. No se nos hace la boca pequeña, ni nos avergüenza, ni nada de esto. Nosotros no queremos pasar el rato, queremos hacer de esto, nuestra vida…”

Insolenzia son el ejemplo de la constancia en el trabajo, de la perseverancia, y de la ilusión almibarada por encontrar en el rock su modo de vida y de expresión. Tres discos y dos novelas les han bastado para encontrar la solidez de sus sueños, en un proyecto que ha progresado notablemente, y que les está reportando no pocas alegrías. En su visita a Madrid, charlamos con ellos de lo humano y de lo divino, de su gira que está por terminar, y de sus ilusiones venideras

 

 

“…Lo hemos apostado todo porque queremos vivir de esto.  No se nos hace la boca pequeña, ni nos avergüenza, ni nada de esto. Nosotros no queremos pasar el rato, queremos hacer de esto, nuestra vida…”

 

 

Insolenzia se fundó en el año 2.000 como un proyecto basado en el rock urbano más acendrado, aunque buscando su vertiente poética más radical. Después de “Alea iacta Est” una maqueta incipiente, habéis editado tres discos, el último de ellos, “Me Quema El Sabor De Tus Ojos” vuestra opera prima, donde se materializa la madurez del proyecto. ¿Si tuvieras que realizar una valoración global de estos años de rocanrol y poesía, cuál sería la crónica apresurada de estos años?

Daniel Sancet: Que no pasen nunca estos años. Ese sería el resumen. Lo hemos pasado muy bien, y no lo estamos pasando muy bien. Sobre todo a partir de que Inzolenzia se reinventa a sí mismo. Siempre hemos sentido que la literatura él y rock deberían de ir unidos, pero dimos un paso más allá, y lo hicimos de forma definitiva editando una novela con “La Boca Del Volcán” que ya fue realmente cuando entramos en el panorama estatal.

Isabel Marco: Yo me quedaría con el trabajo duro, y recoger lo sembrado con mucha satisfacción.

Si he podido apreciar que cada disco ha sido como una especie de reto por superar al anterior en lo musical, pero sobre todo, ahondando en la filosofía que emana del grupo, y en el peso de una poesía impecable que sustenta todo el entramado compositivo. ¿Podríais explicarnos las bases filosóficas y emocionales en las que sustenta Inzolenzia?

Dani Sancet: Los pilares fundamentales de entender el mundo son lo que muestras en las canciones, y sobre todo, una lucha por los sueños constante, que nosotros podemos construir nuestro futuro luchando por nuestras ideas, la libertad a todos los niveles, a nivel individual, a nivel sexual, a nivel educacional, cultural, a todos los niveles. Y el erotismo, siempre latente porque para nosotros el erotismo es algo necesario para vivir, y esto lo digo como ser humano, no como escritor, novelista, cantante… sino como ser humano.

¿El erotismo es la pornografía vestida de Prada?

Daniel Sancet: Para nada. No estoy de acuerdo para nada. No sé quién ha dicho esta frase, pero si le pusiésemos un trozo de acero a un lado de la sien, y una pistola al otro, y disparáramos, no estaría de más.

Confieso que vuestro primer disco “Lluvia Y Sol” me agradó conceptualmente, pero me dejo algún poso de dudas, en cuanto a cuestiones musicales que no acababa de ver claras. Sin embargo, me pareció un proyecto ambicioso. Con agrado he podido comprobar como la evolución se ha encargado de poner las cosas en su sitio. ¿Realmente ha habido una evolución tan sustantiva y provechosa?

Isabel Marco: La evolución fue muy grande, porque después de publicar “Lluvia Y Sol” atravesamos una etapa muy sombría. Estábamos el núcleo insolente fuerte, pero nos faltaban dos elementos, que son Chua y Miguel. El destino, o llámalo como quieras, nos hizo encontrarnos y gracias a eso es donde podemos sacar lo mejor que tenemos cada uno. Trabajando en grupo, ayudándonos unos a otros. Algo mágico.

Daniel Sancet: También habría que hablar de los miedos. Más que de los miedos, de la forma de superar esos miedos. Quizás ahora estamos más contentos de los resultados, sobre todo de nuestro último disco “Me Quema El Sabor De Tus Ojos”, porque creo que cada vez superamos nuestros miedos, y esos miedos también afectan a la hora de componer, porque hasta “La Boca Del Volcán” no fuimos nosotros al cien por cien componiendo. No nos desnudamos del todo, no nos deprendimos de todos nuestros miedos, y dijimos vamos a echar todas las tripas encima de la mesa a ver que canciones salen. Eso no lo hicimos hasta “La Boca Del Volcán”.

Quizás seáis la única formación del mundo que asocia la edición de un disco al de una novela, cuyo argumento tiene nexos de unión con  los textos de las canciones. ¿Cómo surgió la necesidad de ese maridaje entre el rock y la literatura?

Daniel Sancet: pues precisamente como una necesidad. Tú lo acabas de definir perfectamente. Teníamos las canciones compuestas de “La Boca Del Volcán” y estaban en formato acústico, en medio de la etapa oscura a la que hacia referencia Isabel y no sabíamos qué hacer con ellas. No sabíamos si iban a salir como disco de Insolenzia, si se iban a quedar en casa, el caso es que fueron participando todos los miembros del grupo, se fue construyendo todo, llegó un momento en el que me di cuenta de que había un par de hilos que unían todas las canciones, y que esos hilos me conducían hasta dos personajes principales, y a raíz de ahí, ir narrando una historia, que finalmente, evoluciono en un trilogía. Yo lo planteé en la asamblea, que es como funcionamos nosotros. Les pareció estupenda la idea de ofrecer algo nuevo. Fue todo muy participativo. Uno de los momentos más bonitos de la composición, grabación, y todo el proceso fue cuando estaba terminando la novela, que había que ir a fábrica, y yo estaba en el estudio donde grabamos en La Casa De La Poesía, y según terminaba un capítulo se imprimía, lo mandaba al comedor, y allí lo leía uno, y corregía el de al lado. Todo el grupo participó. En definitiva, es una novela a seis manos.

Vuestra seña de identidad son los sentimientos y las pasiones. Y también, la búsqueda. La búsqueda de la felicidad a través de los afectos. Y sobre todo, un erotismo sedoso y exuberante que recorre cada texto como caricia invisible. ¿Todos estos elementos no son objetivamente, un alegato a favor de la belleza?

Isabel Marco: La belleza yo creo que deberíamos buscarla cada uno de nosotros en nuestra vida. Son elementos que flotan en el ambiente. Solamente hay que prestarles un poco de atención. En realidad, hay que encontrar la belleza en uno mismo.

Daniel Sancet: Quizá no sea una búsqueda predeterminada, pero en definitiva, posiblemente la vida sea eso.

“Me Quema El Sabor De Tus Ojos” es un disco vibrante y enérgico, muy combativo, pero también, está cargado de ternura como lo demuestran canciones como “Deja De Ser”, “Caer De Pie” o “Desnudando El Ayer” por ejemplo. Como decía, el mundo intrincado de los sentimientos, donde conviven lo bueno y lo malo con armonía. ¿No creéis que el mundo en que vivimos esa armonía esta descompensada?

Daniel Sancet: Completamente descompensada. Estamos viviendo ahora mismo una destrucción a todos los niveles de todo: una destrucción de valores del individuo, una destrucción del colectivo. Yo creo que, hasta ahora, no se había producido una situación en que una sociedad pretenda destruir al individuo, y por ende, al colectivo. Creo que no se había dado nunca. Y ahora se está produciendo, Han lobotomizado. El Capitalismo ha ejercido una presión social tal, que las generaciones que han nacido en el régimen capitalista han sido inoculadas con unos valores erróneos que solamente van en favor de unos pocos. Ese despertar de la sociedad, tiene que resurgir desde ya. Tenemos que seguir haciéndonos preguntas, cuestionándonos cosas, intentando que esas preguntas tengan respuestas, saliendo a la calle, protestando, reivindicando, implicándose. Está muy bien el tema manifestaciones. Y hay que ir. Pero no debe quedarse solo en esto. Porque una manifestación pierde su fuerza cuando se queda solo en eso. Hay que buscar alternativas siempre. Y siempre las hay. Y cuando nos digan no a algo, lo que hay que hacer es regatear. El regate es el arte del pueblo. Hay que buscar ese regate siempre. Cada persona debe ser consciente de la responsabilidad que tiene como individuo que forma parte de una sociedad, y esa responsabilidad, si la asumiésemos todos repercutiría en una sociedad muchas sólida y mucho mejor.

Hablaba del erotismo que recorre vuestros textos, pero tal y como vosotros lo entendéis, la sexualidad es una manifestación libre y abierta, sometida a los dictados de la ternura, la belleza, y el plano afectivo. ¿Qué significado tiene realmente para para el erotismo y la sexualidad como elemento vivificador de las personas?

Isabel Marco: Es cargarse las pilas básicamente. Somos humanos, es algo instintivo. Te revuelve pro dentro. Es inevitable decir que no.

Daniel Sancet: Yo creo que es lo más potente que hay en la vida. Es el chute más gordo que nos podemos meter.

Vuestro último disco “Me Quema El Sabor De Tus Ojos” a mi juicio ha constituido la confirmación de que el proyecto se ha consolidado, y sobre todo, que el público ya os conoce y va apoyando vuestro trabajo ¿Qué impresiones tenéis particularmente de este disco?

Daniel Sancet: Muy positivas.

Isabel Marco: Yo personalmente estoy muy contenta con todo el trabajo que hemos hecho y que todavía estamos haciendo. Todavía nos queda el concierto de Zaragoza para acabar la gira, pero yo estoy muy contenta. Recuerdo como si fuese hoy del día que entramos a grabar en Pamplona con Iker Piedrafita, lo nerviosa que estaba, fue como un bálsamo en realidad,. Sientes que sales más fuerte cuando está el trabajo terminado. Más grande por dentro. Y después el llevar ese trabajo a cada lugar donde lo hemos llevado. Para mí ha sido una satisfacción personal increíble.

Daniel Sancet: Y luego cabe destacar la satisfacción que hemos tenido al comprobar que en todos los lugares a los que hemos ido a tocar, sitios en donde nunca antes habíamos actuado, la gente se sabía nuestras canciones, a mí eso me sigue pareciendo la hostia.

Lo que si tengo que manifestar, es que Inzolenzia es una banda muy trabajadora. Vais a por todas. Desde el primer disco, os pusisteis el mono de trabajo, y desde entonces no habéis parado de viajar, de recorrer el país, y de estar en todos los lados en donde debéis estar para que el nombre de Insolenzia tenga un hueco en nuestro rock ¿El trabajo recompensa?

Daniel Sancet. Evidentemente. Es que además estamos viviendo la vida que nosotros queremos vivir. Vivimos felices, porque al final estas luchando por algo que verdaderamente deseas. Y sabe a gloria bendita. Y sobre todo hacer planes de futuro, ver que la cosa va para adelante, que no se ha estancado, que sigue creciendo. Carcajada Records somos nosotros, no hay un tío detrás poniendo pasta, somos nosotros. Hay gente que quizá piense otra cosa. No es una discográfica. Carcajada Records somos nosotros. Y por supuesto, la gente que está a nuestro lado y forma parte de este equipo Cris, Jorge, Irundain, que son miembros más de Insolenzia. Nosotros siempre decimos que no somos seis, que somos nueve. Gracias a esa unión, a esa familia, estamos consiguiendo tantas cosas. Lo hemos apostado todo porque queremos vivir de esto.  No se nos hace la boca pequeña, ni nos avergüenza, ni nada de esto. Un mal endémico de los grupos de  nuestra generación, es que parece que se meten en el rock para pasar el rato. Nosotros no queremos pasar el rato, queremos hacer de esto, nuestra vida. Quiero que sea mi profesión, y que nos dé para vivir.

Además, habéis elabora un plan promocional impecable, elegante y bien definido, con un art work muy bien pensado. Estáis en todos los lados, y habéis querido entrar en todos lados, y estáis siempre presentes en las redes sociales., ¿Qué importancia tienes las redes sociales en vuestra estrategia promocional?

Isabel Marco: Hoy en día es esencial, y no puedes separarte del mundo de internet. Obviar su fuerza. Todo el mundo se mueve a través de la red. Es una manera de estar cerca de la gente.

Daniel Sancet: Le dedicamos muchas horas. Cada uno se encarga de una red social, y luego, un aprendizaje. De esto aprendes, el aprendizaje es lo más bonito.

¿Estáis satisfechos del estatus al que habéis accedido por derecho propio?

Isabel Marco: es un poco complicado. No sé. La situación que estamos viviendo actualmente es un reflejo del espejo en el que nos queríamos mirar.

Dani Sancet: La verdad es que si este disco nos pilla hace cinco o seis años atrás, hubiera sido muy diferente. Y esto es un poco lo que nos da rabia. Más que nada el factor económico, sino que a mayor ingresos, mayor promo, y llegas a más gente. Nosotros queremos ser obreros del rocanrol, y tener el mismo sueldo que cualquier obrero a fin de mes, y por eso, es por lo que estamos luchando. Estamos contentos, sí. Que esperábamos más, también.

La gira de este último disco quizá haya sido la más ambiciosa de vuestra trayectoria. Sin embargo, hemos apreciado que aun para los programadores de los grandes festivales sois invisibles ¿A que creéis que se debe esta circunstancia?

Daniel Sancet: Yo creo que el problema es que los programadores de festivales se intercambian cromos. Creo que el gran problema es ese, el intercambio de cromos. Toma mis grupos, yo te meto los tuyos, y al final, acaban metiendo a todos menos a los que deberían estar. En una entrevista que leí a Benito Kamelas decían que a ellos les había costado muchísimos años meterse en los grandes festivales, y que lo habían conseguido con esfuerzo, trabajo y autogestión, y que gracias esas cosas ahora estaban entrando en festivales. Me siento plenamente identificado con los compañeros. Y ojala algún día nosotros podamos decir lo mismo que los Benito.

Me gustaría que me hicierais una valoración sobre el rock contemporáneo estatal, y sobre todo, un diagnóstico de la situación de la industria.

Dani Sancet: Yo creo que los grupos debemos asumir nuestra parte de culpa. Y esto no se quiere ver, ni se dice en las entrevistas. Pero los músicos debemos de hacer un ejercicio de reflexión, porque en definitiva al final el público es el que termina mandando. Y a lo mejor estamos equivocados en algunas cosas. Por eso, nosotros intentamos abrirnos a todos los sitios que podamos. Intentamos llegar a todos los lados. Que los jóvenes no escuchan rock, pues nosotros vamos a los institutos, les damos una charla, les hacemos un acústico, les ponemos los videoclips, les regalamos CD’S de promo, y se enganchan. Porque se acaban enganchando. No se consume más rock porque no se lo plantan delante. Ese sería uno de los puntos. Otro punto. El termino rock. El termino rock está completamente desvirtuado. Y vuelvo a mirar otra vez a los grupos, Hay determinados grupos de pop, que dicen que hacen rock. Y esos grupos de pop si que están en los grandes medios, y sí que llegan a la gente. Y salen en todos esos medios generalistas diciendo que hacen rock. Y parece ser que comercialmente está muy bien visto ponerse una chupa prieta en plan Mick Jagger, y luego no saber ni donde está el pedal de la distorsión. Yo respeto todo, el pop y cualquier manifestación musical, lo que no respeto es que se engañe al consumidor. Y si un grupo de pop dice que está haciendo rock estas engañando al consumidor. Y estas desvirtuando. Luego los propios músicos no van a conciertos. Que mayor aprendizaje para un músico que ver a los compañeros, donde te puedes nutrir, puedes encontrar ideas, y siempre se aprende algo. Lo que sea. De la música, de la situación en el escenario, de la aptitud. Nosotros el fin de semana que tenemos libre lo invertimos en ir de bolo. Nos da vida. Es nuestra cultura.

Si tuvierais la oportunidad de hablar en un pleno del Congreso de los Diputados en nombre de la sociedad, y estuvierais frente al gobierno en pleno, los diputados, y el consejo de administración de los grandes bancos ¿Qué les tendrías que decir?

Dani Sancet: Aquí no me queda más remedio que citar a mi compadre José Antonio Labordeta: “A la mierda!!!”

Como en todas las giras hay momentos buenos y momentos malos. Situaciones límites, momentos escabrosos, desastres etílicos, y otras serie de circunstancias que pueden acumular un montón de anécdotas e imágenes. Necesito que me des una imagen de la gira y una anécdota de la gira.

Daniel Sancet: Yo creo que una imagen recurrente es la convivencia en la furgoneta. Y también, decir que hemos hecho sesenta bolos y no hemos cogido ni una sola pensión, ni un hotel, ni restaurantes, ni nada. Nosotros es autogestión pura y dura, siempre hemos encontrado un grupo que nos ha dejado su local de ensayo para dormir, una habitación de su piso, un garaje, siempre. Llevamos la nevera con bebidas y los bocadillos que los prepara mama, y a funcionar. Anécdotas hay muchas, pero quizá, siempre la primera hora en la furgoneta transcurre normal, pero luego, hay un momento de locura que surge de forma espontánea, y siempre suele tener como banda sonora el disco de “Hombre Mata A Hombre” de Barricada. Empieza a sonar, y ya estalla la locura. Siempre claro esta hay tragos amargos y tragos dulces, yo sinceramente, en esta gira no encuentro un mal recuerdo.

Para terminar, me gustaría que me indicarais los planes inmediatos de la banda, al margen del bucle natural: grabar, publicar, promoción, gira. ¿Vais a ejecutar otro tipo de acciones que incrementen el valor de la banda?

Daniel Sancet: Es la primera vez que vamos a estar presentes en Latinoamérica. Se va a editar allí el nuevo disco, que llevará por título “Con El Mundo Entre Las Piernas”, y esta es una acción más. Siempre andamos buscando nuevos terrenos, siempre estamos intentando buscar nuevos cauces, y obviamente, seguiremos haciendo institutos, bibliotecas, vamos a intentar abrirnos a otros sectores que a lo mejor no los hemos cuidado tanto como son los centros sociales, las asociaciones de barrio, los colectivos de diferente índole, que hacen una gran labor social, y a los que queremos apoyar de la forma que sea. Nuestro sitio está en la calle, y ahora mismo, la voz de la calle son ellos,

 CHEMA GRANADOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a reply