LEIZE + INKRUST. SALA NAZCA. MADRID

MAS VIVOS QUE NUNCA

Leize siempre será una de las bandas más apreciadas del rock de este país pese a haber sufrido una suerte de incomprensión absurda por una parte de los medios y público, que les confinaron a un territorio que no era el suyo. Han nadado en un mar de silencio incompresible y acerados escollos, pese a que han publicado discos imprescindibles que quedarán para los anales de la historia del rock de este país. A pesar de ello, son más de treinta años de trayectoria, con un parón obligado ante la falta de expectativas y algunos problemas de compatibilidad con familia y trabajos. Sin embargo, volvieron en 2007 revitalizados, cargados de energía y con la ilusión intacta. Fue una noticia gratamente recibida, y sobre todo, resultó ser una de las decisiones mejor 15argumentadas para retornar a los escenarios, ya que su influencia llegó con fuerza a la escena rock. En estos diez años la banda ha editado nuevos discos, ha realizado bastantes conciertos, y sobre todo han renovado no solo su público, sino su ideario. El resultado ha sido brillante. La veteranía es un grado, y toda esa experiencia acumulada se ha depositado para formar un conglomerado sólido y poderoso. Nunca se rindieron a pesar del silencio. Nunca dejaron de creer en un proyecto que jamás murió a pesar de la distancia. A día de hoy, Leize no solo se mantienen más vivos que nunca, sino que además, el horizonte de futuro es inmejorable. Por lo menos, en el plano artístico.  Así pues, volverlos a ver en directo resulta emocionante. No solo por reencontrarse con canciones que nos marcaron durante una época, sino por verlos vibrantes sobre el escenario, derrochando fortaleza y energía a partes iguales con maestría y dignidad. Cerraban la gira de “Devorando Las Calles” uno de sus discos más emblemáticos, y lo hicieron en la capital del reino, en la Sala Nazca de Madrid, rodeado de fans e incondicionales fervientes.

Abrieron la noche los madrileños Inkrust, una banda de metal, con influencias black metal escandinavo y punk macarra muy fornido, con una aptitud que derrochaba arrojo y vigor.  Aunque la banda se formó en 2016, todos sus componentes provienen de otras formaciones, así pues su experiencia es incuestionable. Ofrecieron un set list basado en su primer trabajo en estudio un EP con cinco cortes titulado “El Último Escupitajo”. Letras corrosivas, sonido crudo y sucio, y una aptitud sobre el escenario que 25deja la boca abierta. Toda su actuación fue una ráfaga constante de metralla con temas como “El Espíritu Eres Tú” con el que abrieron el show, “Llamo  A La Juventud”, “Ultraconciencia”, “Ama La Naturaleza” o “Sujetate La Vena” en un primer tramo. A nivel de show inmejorable. No solo por la aptitud de los músicos, sino por la puesta escena de una compañía de performance Inside the Fantasy FX que sobre el escenario plantearon una representación apocalíptica, con personajes que recordaban a la película Mad Max, muy bien caracterizados, y que inspiraban un terror real. Entre el público también personaje deambulado con sus siniestros rostros. Se agradece este tipo de espectáculo que ofrece una carga de dramatismo muy acorde con la música que interpretan, y que potencia el mensaje. Se despidieron con “Viejo Topo”, “Dolores Reflejos” y “Amor A Podrido” dejando una imagen inmejorable.

Leize arrancó seguidamente con el tema “Absurdo”, el primer corte de su legendario disco “Devorando Las Calles” y que da sentido a esta gira. Hubo una explosión de sensaciones desde los primeros acordes, con el público entregado, coreando las canciones, y viviendo esa experiencia única que solo Leize saben crear cuando están sobre el escenario. Continuaron repasando el disco mencionado con “Soñador”, “Último Instante”, “La Rueda”, “Beso Frío”, “Muros”, “Sangre De Barrio”, “Devorando Las Calles” y “Príncipes Del Placer” con el que cerraron el primer tramo de su show. La intensidad estaba en este punto en su cota más alta cuando atacaron con “Donde Está”, de su disco “Cuando Te Muerden” disco editado en 2016. 31Vibrante puesta en escena, y el escenario en ebullición. Más descarga con “Futuro Para Mí”, “Caminando”, “Hundiéndome En La Noche”, “Acosándome”, “Pídeme” y “Flores Para Ti”. Maestría y poder de convicción a cada acorde y esa intensidad tan sincera que hace que unan lazos con la gente de manera natural, ya que su poder de transmisión es brutal. La noche terminó con un detalle muy especial y al punto emocionante: les fue entregado el disco de oro por toda su trayectoria de parte de sus fans más incondicionales. Un disco de oro que le negaron las discográficas, y aunque solo tiene un valor sentimental, sirve para premiar su honestidad, su empeño en mantenerse en pie, y esa cercanía tan radical que posibilita el creer en ellos de forma inmediata. Leize han sido y serán para siempre una de esas bandas del alma, de esas que no se desprenden fácilmente del corazón. Los de Zarautz son entrañables, de la familia, y sentarse a su mesa es lo mejor. Así que pase cien años seguirán ardiendo. Ardiendo eternamente. Aúpa Leize!

CHEMA GRANADOS

Leave a reply