LEYENDA_6

LEYENDA + ANTIGUA + SAVE US. SALA CARACOL. MADRID

 

Combustión espontánea.

 

 

La noche de Madrid agoniza después de las puñaladas asestadas por el Ayuntamiento de la capital, dispuesto a acabar con la música en directo, con los puestos de trabajo que genera, y con cualquier manifestación cultural ajena a la parafernalia fascista que apadrinan. Sin embargo, tanto promotores como bandas, siguen peleando por un especio donde poder presentar sus trabajos al público, organizando eventos contra corriente. La  mítica Sala Caracol, sede de esta última reunión de músicos y público, ya fue cerrada por orden gubernativa. Ahora, otra vez en rodaje, la sala acogió un concierto ofrecido por tres bandas de estilos disimiles, pero que encandilaron la noche madrileña con la combustión espontánea generada sobre el entarimado. Algo más de media entrada, para escuchar a tres bandas que se afanaron, cada una de ellas, por definir claramente la vitalidad que el rock aún tiene y mantiene, a pesar de las adversas circunstancias presentes.

Abrieron el show los de San Sebastián de los Reyes SAVE US, una banda con diez años de trayectoria, que sonó desigual en algunos tramos, pero que se afanó por encontrar la vía de salida de un sonido bronco a veces, y otras algo confuso. Presentaban su nuevo disco “Renowatio” un trabajo de metal contundente, vital  y de intrincados planteamientos, que presentaron con mucha energía y vocación de agradar. La banda luchó por dignificar sus canciones a base de corazón, nadando en un mar de efluvios distorsionados, que finalmente, terminaron por seducir al público presente.

ANTIGUA apareció en escena con su habitual despliegue de ímpetu. Rememorando los grandes conciertos de los 80, Juan Olmos apareció en la penumbra de un escenario humeante, de espaldas al público, mientras la batería marcaba un profundo y envolvente ritmo lacerante. El delirio colectivo emergió. Inmediatamente, guitarra y bajo se unieron para intensificar la sensación de placer. Que gustazo. Antigua son una banda de rock & roll con personalidad propia, carácter y corazón, algo muy destacable, encomiable, y por supuesto, muy raro de encontrar en este país. En sus canciones, se resumen muchos capítulos intemporales del rock universal. Desprenden ese halo de genialidad que hace que cada canción, se troque en delirio. “Por Una Vez”, “Solo Soy Un  Sueño” y “Perseguí Las Estrellas” bastaron para que el público se amarrara a la causa. Saben cómo atrapar al público con sus recursos providenciales, contralan el espacio escénico, tienen oficio, y sobre todo, sienten cada acorde. Esta energía se desborda cuando Juan  Olmos, sin duda el mejor frontman de la escena rock de este país, despliega esa maraña de recursos histriónicos que te atrapa. Seguidamente, comenzó uno de los mejores shows vistos hasta la fecha. Primero, con la presencia del mítico Julio Castejon, alma mater y fundador de Asfalto, y el virtuoso guitarrista Nacho Ortiz sobre el escenario para interpretar la canción de Asfalto “Es Nuestro Momento”. Espectacular. Después, porque subió al entarimando un guitarrista genial, Javier Mira. Ya no quedan tipos como este, que aun la genialidad con la pasión, y que rezuman autenticidad. Interpretaron “Mientras Caiga De Pie” donde un nutrido grupo de actores caracterizados, invadieron el escenario para escenificar un canto a las libertades. A continuación, “Mil  Caras”, y a reglón seguido, el escenario vuelve a ser invadido, esta vez, por las artistas femeninas más destacadas de rock de este país: Gema Vau, Leonor Marchesi, Marisa de la Plaza, Vane Hechizera, Rosa Ibáñez, Begoña Sánchez, Grabielle de Val, y Angelita Gómez, para interpretar el tema “Las Chicas Del Rock”, un regalo que impresionó notablemente. Terminaron con “Nuestra Generación”, Quiero Volar y “Que Empiece El Show”. Remataron una faena brillante, que como siempre, te deja huella, te impregna, y te hace comprender porque todos estos músicos se han dejado la piel y la vida por  el rock de este país.

La noche terminó con el brillo de una banda que surgió en 2004, LEYENDA, con un disco impresionante que les dio a conocer, “Quinta Esencia” donde revisan el heavy metal y el hard rock, dándole un enfoque muy novedoso. Partir de ahí, la banda ha ido ascendiendo y ha compuesto un total de cuatro discos, el ultimo “La Ciudad De Caos” lo presentaban en exclusiva esa noche. Así es que desde el primer tema, la banda se afanó en demostrar todo su talento con un despliegue de recursos que encandiló al público inmediatamente. Comenzaron con la canción que abre su nuevo disco “Un Nuevo Mundo”, y prosiguieron con “Esmeralda” y “Sonríes A Medianoche” de su disco “A Medianoche”. Continuaron con “Entórname Los Ojos” de su disco “Horizontes”, y luego Dani Aller del grupo Ars Amandi subió al escenario para interpretar junto a la banda el tema “Más Allá Del Fin”. “Quiero Alcanzar Todos Mis Sueños” y “Besos Se Serpiente” dieron paso a un espectacular solo de batería, y seguidamente, “Tierra Prometida”, y así, hasta completar todo un show donde se impuso el savoir faire, la lucha desmedida por encontrar un espacio en esta batalla de bandas, y sobre todo, por aportar esa visión tan particular del heavy y el metal que solo LEYENDA saben conseguir. Combustión espontanea, pasión y mucha metralla, en una noche intensa y especial.

CHEMA GRANADOS

Leave a reply