IMG_0306

LOS PREMIOS DE LA MUSICA EN EL ROCK

Existen voces y opiniones altisonantes en el mundo del rock, que se posicionan contra los galardones a los grupos y artistas de la escena, con el argumento de que son ineficientes y no tienen ninguna repercusión. Como todas las opiniones, es respetable, y lo admito sin problema. Sin embargo, en Rockcultura, siempre hemos tenido muy claro el valor intrínseco de los artistas. Un valor que desde nuestros comienzos, hemos tenido siempre muy presente, y que se fundamenta, básicamente, en la admiración por aquellos que nos hacen la vida mucho más emocionante gracias a su esfuerzo creativo. Hemos tenido siempre en la mente y el corazón, la vertiente afectiva, pasional. Soy un fanático del rock. No hay medias tintas al respecto. En Rockcultura, siempre hemos sabido valorar los porcentajes de creatividad, sacrificio y esfuerzo, que a un músico de rock en este país le cuesta el hecho de sacar una carrera profesional adelante. Algunos me reprochan que “esto es rocanrol”, como si ser músico de rock tenga que llevar aparejado convertirse en un ser cavernario envuelto en tiniebla. Nada más lejos de la realidad. Los músicos de rock, también merecen el respeto y el atributo de la dignidad. Yo valoro el rock como un bien cultural de gran potencial. Un bien emocional que ha revolucionado muchas conciencias, y que ha rescatado muchas almas indolentes. Rockcultura nació como un portal donde el rock se contempla siempre con la premisa inviolable de la cultura. Y esa cultura, para nosotros, y para mi especialmente, es venerable.

Rockcultura surgió en el año 2.007 como un portal donde se conjugaban los aspectos culturales del rock más variado: desde las drogas, los tatoos, los instrumentos musicales, las conductas de comportamiento, las modas etc. y la actualidad más relevante del rock estatal. Con el tiempo, evolucionó en un portal especializado en rock estatal, con la vocación de ofrecer la actualidad de primera mano,  las noticias más relevantes de todos los estilos y tendencias, así como, las entrevistas, reseñas de discos y las crónicas de los conciertos. Además. Publicamos reportajes que profundicen en nuestra cultura rock. Desde el año 2.009 comenzamos a entregar los premios Rockcultura a los mejores grupos de todos los estilos. Aunque en un principio el premio consistía en la mención en el portal y su promoción subsiguiente, desde el año pasado estamos celebrando concierto y entrega de premios a los artistas.

Quiero explicar porque entregamos estos premios, y porque estamos decididos a continuar en la entrega de estos galardones, después de los resultados y las experiencias vividas. Partimos de la base que cualquier forma de agradecimiento, o de reconocimiento explícito del trabajo que uno realiza, produce un efecto reconfortante interno muy intenso. Todos los seres humanos necesitamos el apoyo positivo, la solidaridad de los semejantes, la sensación de que tiene sentido el trabajo realizado, que se reconozca el esfuerzo y el talento. Este reconocimiento,  produce en el músico una emoción muy gratificante de reafirmación creativa. Mi experiencia, a si lo demuestra. Se sienten reconfortados, agradecidos, incluso emocionados y satisfechos. Es muy duro trabajar día a día en la sombra, recorriendo cientos de kilómetros, dejando de lado tu propia vida, y estar asolado por el silencio. Muchos son agraciados con el reconocimiento del público, órgano soberano en este aspecto, y el único capaz de reconfortar verazmente al artista, ya que los premios son siempre subjetivos y no premian siempre al mejor. Solo el público, con su apoyo es el único capaz de decidir quién es el mejor y más grande. Si el público tiene la capacidad e engrandecer a un músico, los premios son la constatación de su valor intrínseco.

Esto en lo referente al plano humano. Por otra parte, está la vertiente más práctica. Son un gran recurso promocional para una banda o un artista, ya que su optimiza su prestigio, se lustra el nombre, y de alguna manera, se obtiene cierto cache subjetivo que el público valora en mayor o menor medida. El hecho de haber sido galardonado con un premio, siempre tiene una vertiente promocional muy precisa, y en muchos casos, como he podido comprobar, efectiva. Por tanto, el impacto promocional es cuantitativamente apreciable, ya que la noticia aparecerá en todos los medios especializados, además de las imágenes recibiendo el premio en portales y revistas, que siempre contribuyen a fortalecer la imagen del grupo.

Por supuesto, nadie está en posesión de la verdad absoluta. Y es muy probable, que los grupos o artistas premiados, no tengan que ser necesariamente los mejores para la gran mayoría. Las opiniones son subjetivas. Hay quien dice también, que los premios sirven para fomentar el amiguismo, el clientelismo y no sé cuántas cosas más. Puede que en la industria global de la música, los Premios Grammy y cosas así, pueda ser más bien un mercado para colocar productos que vender. En nuestro caso, nos quedamos con los emocionantes momentos vividos cuando hemos entregado los premios. Esas imágenes emocionantes, me sirven para sentirme seguro de que el aprecio y el reconocimiento, sirven siempre para mejorar.

CHEMA GRANADOS

Leave a reply