FOTO3

LOS ZIGARROS: “NUESTRA IDENTIDAD MUSICAL ES EL ROCK & ROLL”

Una de las grandes sorpresas del año ha sido para un disco de rock & roll sin aditivos, compuesto e interpretado por uno de los grupos revelación del rock nacional, Los Zigarros, un soplo de aire fresco y de energía positiva que ha venido a revitalizar la depauperada escena musical del país. Producido por el genial Carlos Raya, y apadrinados por otro músico no menos genial Carlos Tarque, Los Zigarros nos ofrecen un torrente de energía en un disco que contiene once singles, con entidad propia y mucha positividad. Hemos querido conversar con Ovidi y Álvaro Tormo para que nos cuenten sus impresiones y expectativas de este su primer trabajo.

 

 

“…Nuestra identidad musical es el rock & roll…”

 

Vosotros comenzasteis vuestra andadura profesional en la banda Los Perros De Boogie, en donde sin duda os curtisteis en el rock & roll. ¿Cómo surgió la necesidad de abandonar el grupo para dar vida a este proyecto en común?

Álvaro: Bueno, pues como ocurren estas cosas, con naturalidad. Son ciclos, fases, y de repente estás a gusto. Es como una novia, al principio te parece maravillosa y luego, de repente, hay cosas que ya no son tan maravillosas. Y decides cambiar de novia. Y esto es igual. Estábamos allí y de repente pues cambias. Cosas personales… cosas de grupo… ¡cosas!

Ovidi: Lo que nos pasaba en los Perros del Boogie era que éramos seis personas, y funcionar bien seis personas es complicado.

Álvaro: Nosotros siempre hemos tocado lo que nos sale en cada momento, lo que nuestra alma nos impulsa a hacer. Fue más bien una cuestión de logística, y de sentirte bien haciendo un proyecto nuevo.

Me imagino que tras la salida del grupo comenzasteis a componer inmediatamente. ¿Cómo resultó ese proceso?

Ovidi: Teníamos diez canciones y hablamos con Carlos Raya para grabar el disco y nos dijo que si sin escuchar nada. Les llevamos las diez canciones y no valió ninguna. Así es que durante un año y medio estuvimos componiendo con el alrededor de treinta canciones y elegimos once. Álvaro y yo nos reuníamos a componer, veníamos a Madrid y se las enseñábamos a Carlos Raya.

Álvaro: Carlos Raya es como la tercera opinión, y cuando Ovidi y yo nos ponemos de acuerdo el es que sentencia. Nosotros le dimos mucha mano porque el tío sabe mucho. Es que es muy fuerte, porque el tío, todo lo que dice tiene razón. Lo conocimos por mediación de Carlos Tarque que ya nos conocía de Los Perros del Boogie, luego quedó un día Ovidi aquí en Madrid para hablar, y se interesó por el trabajo. Vio que podíamos hacer un rock & roll fresco y diferente. Bueno, le gustamos.

Me imagino que siendo un primer trabajo, la responsabilidad seria inmensa, máxime cuando uno de los grandes se decide a trabajar contigo ¿Qué sensaciones despertaron esa colaboración y como se desarrollaron las grabaciones de los temas?

Álvaro: Lo de Carlos Raya es como un sueño hecho realidad. Nosotros veíamos los videos de Fito & Fitipaldis o de Mclan, y decíamos “te imaginas si algún día le conocemos, decirle que nos gusta mucho como guitarrista” y claro, de repente te ves metido en su casa grabando las canciones. Vas como pasito a pasito. Fue maravilloso. Fue un aprendizaje. Yo aprendí más un año en su casa que casi los diez años que llevo tocando.

Ovidi: es como si estas estudiando cine en la Escuela de Cine de Madrid, y de repente te llama Barden y te dice “ostia es que me mola como lo haces, vamos a hacer una peli” Al principio es un flahs, porque es un gigante, y dices como coño toca la guitarra. Y nos decía “coge la acústica y tócame la canción, y yo decía, pero que voy yo a tocar delante de este, si es un monstruo, si es uno de los mejores guitarristas de España”.

Álvaro: Era un poco intimidante al principio. Luego ya se pasa esa cosa de que es Carlos Raya, y al final, ves a Carlos. Al final llegas a la conclusión que el toca lo suyo, y nosotros lo nuestro, y que es válido, y por eso hemos podido llegar ahí. Lo importante siempre es ser el mejor guitarra, el mejor batería, para tu grupo. Hay muchos guitarristas virtuosos que dicen que tocar la guitarra en Los Ramones es muy fácil, pero tócala tú. Pásate cuarenta minutos asi para abajo y dándole caña. No es nada fácil. Entones es el mejor guitarrista para Los Ramones, puede que no sea el mejor para otro grupo, pero para ese es el mejor.

Sin duda este disco contiene once singles, porque cada una de ellas por separado tiene identidad propia, aunque el nexo de unión entre todas ellas es el rock & roll ¿Estas canciones han surgido de forma natural o hay un complicado entramado compositivo detrás de cada una de las canciones?

Ovidi: Surgieron de forma natural y tirando muchas otras a la basura.

Álvaro: Realmente no conocemos, al menos yo, otra manera de componer. Yo no puedo componer algo premeditado. Al final, sale lo que sale. No sé si va a salir, rock, country, blues o que, depende de factores que tu no controlas. Teníamos por ejemplo un country y un blues que no entraron en el disco y podían haber entrado. Y la razón por la que no entraron es la misma por la que hubieran podido entrar: ninguna. No hay ningún complejo entramado, simplemente es que el proceso compositivo es tan complejo y tan difícil de agarrar que al final, te sale lo que te sale. El tema era, mola, si nos mola a los tres para adelante.

Es encomiable la forma en que habéis traducido el rock & roll de toda la vida en sonidos de actualidad muy adaptados a nuestro tiempo, y en un sentido del ritmo increíble. ¿Estáis satisfechos del resultado final del disco o pensáis que aun hubiera sido posible otra vuelta de tuerca?

Álvaro: siempre es posible otra vuelta de tuerca. Lo de acabar un disco puede ser interminable. Puedes tardar lo que tú quieras. Pues estar diez mil años y no acabarlo. Yo lo escucho ahora y estoy muy orgulloso. Me parece un discazo, sinceramente. Yo no cambiaría nada, la verdad. Porque este disco para mí, y creo que para Ovidi también, lo escucho y oigo una época de mi vida.

Si pudiéramos exprimir este disco íbamos a sacar un líquido compuesto por retazos de Rollings Stones, Eric Clapton o George Harrison por ejemplo, pero vamos más allá con temas que recuerdan a AC / DC o Los Rebeldes. ¿Cuál es vuestra identidad musical?

Ovidi: Nuestra identidad musical es el rock & roll. Es que tampoco quiero decir que nos gustan AC/DC, Rollings Stones, o Led Zeppelin, que por supuesto. Evidentemente, son gigantes enormes. Por supuesto que me gusta eso, por supuesto. Pero me gustaría que toda la gente que escucha nuestras entrevistas no se quedara con esto precisamente. Es como cuando nos dicen que somos los nuevos Los Tequila. Si, vale, pero nuestra referencia son los Stones. Los Tequila copiaban a los Stones. Los seres humanos somos más plurales que todo eso. Yo escucho mucho blues, mucho country, mucho rock, mucho folk, mil cosas. Todo eso dentro del rock & roll.

Álvaro: Todo pasado por el filtro del rock & roll, porque está en el aire. Es una manera de interpretarlo.

Hay en todo el disco una gran autenticidad, un sudor primario que hace cada canción una experiencia desde el rock más rítmico y esencial de “Voy A Bailar Encima De Ti”, los riffs a lo AC/DC de “No Obstante Lo Cual” o incluso medios tiempos deliciosos como “Como Un Puñal”. ¿Cómo habéis conseguido ese equilibrio tan preciso para que el disco resulte tan genial?

Álvaro: Pues por suerte… (Risas)

Ovidi: Por Carlos Raya. Por su trabajo.

Álvaro: Pero reitero, no hay nada premeditado, simplemente íbamos haciendo cosas, y quedaban bien, pues adelante. Como por ejemplo “Como Un Puñal”. Salió un poco como extraño en plan George Harrison pero luego no quedó tan Harrison. Todo es accidente, puro accidente. Estas trabajando con elementos caóticos, no puedes decidir. Yo recuerdo que cuando llevamos el single “Hablar, hablar, hablar” pensábamos que era una bobada total. Lo empezamos a tocar delante de Carlos Raya con las acústicas y teníamos la sensación que estaba pensando que éramos gilipollas directamente. Pero claro, luego viene la banda, te pones a tocar, las guitarras, el bajo, la batería, pones los coros y de repente dices “joder”. Esto funciona, tío, esto funciona.

Además, hay mucha de esa filosofía rebelde de los 70, y ese espíritu emprendedor y de ensoñación como se desprende en el tema “Voy Hacia El Mar”. ¿Con este disco habéis querido expresar también vuestra renovada rebeldía?

Álvaro: Tampoco es que seamos unos rebeldes. Yo creo que hoy en día a nadie le parece rebelde el rock & roll. Hoy no creo que haya nadie que diga que un disco de rock le de miedo, como decían de los discos de Elvis Presley los padres. En el disco lo que hay es mucha noche. A nosotros nos gusta salir por ahí. Parece que ahora está mal eso de salir por la noche. ¿Por qué me tengo que pasar ocho horas, como nos hemos pasado durante diez años, trabajando en una fábrica en un trabajo que odiamos? Lo único que quiero es salir el viernes para irme de fiesta con mis amigos. La rebeldía que podemos tener nosotros, es que nos importa poco ir a las radios y decir que el problema de la música hoy en día la tienen las radios. Y es la verdad. Todo el mundo lo sabe.

Ovidi: Hoy en día decir esto dentro del propio núcleo del problema es rebelde ya, porque ya no es rebelde nada. Ya da igual.

El disco ha sido un bombazo y toda una revelación en el panorama rock actual ¿Cuál creéis que es el ingrediente secreto para que este disco haya despertado semejante interés?

Ovidi: Porque nos lo hemos pensado.

Álvaro: Porque era el momento justo. Porque somos jóvenes. Y otra de las razones, que nos la dice mucha gente cuando viene a vernos a los conciertos. Dicen: Por fin, una banda que es diferente. Nosotros vamos a muchos conciertos y nos parece casi todo muy aburrido. Hay excepciones, claro está. En general, es todo muy para adentro. Cosas como “que mal estoy, que mal me siento” Es muy aburrido. Y yo creo que nuestro disco a la gente te gusta porque es rápido, treinta y nueve minutos, once canciones, cortas y buenas canciones.

Ovidi: Un poco la idea era esa. Teníamos todos en la mente, no dar el coñazo.

En medio de un panorama musical tan estático como el presente, donde ya no se encuentran cuses creativos renovadores, vuestras canciones son un puñetazo de autenticidad. ¿No hay introspección en las composiciones sino un puñetazo directo al corazón?

Ovidi: Yo creo que no hay mucha introspección.

Álvaro: Hay un trabajo muy duro detrás.

Ovidi: Es como cuando se dice que hacer humor es una cosa compleja y muy seria. Que tienes que pensarlo mucho para ser un buen humorista. Ha habido mucho curro.

Álvaro: Por ejemplo, la balada del disco tuvo su miga. Dijimos ¿Cómo hacemos la balada? Pues rockeada. Pero llegó Luis Prados, que es un genio, un Beethoven de la vida, e hizo unos teclados super bonitos, que son maravillosos. Y lo pusimos y nos sonaba a gloria, demasiado bonito.

Ovidi: Nos sonaba un poco como la típica banda de rock que toca con la Filarmónica. Metallica con la filarmónica. Qué bonito suena. ¡Pero tío! Pero esto es rock & roll. Nosotros lo que queríamos era un disco de guitarras eléctricas.

El panorama de la música y en general de la cultura en este país está bajo mínimos. ¿Con que expectativas encaráis un proyecto como este y que perspectivas de futuro tenéis?

Álvaro: Lo encaramos con mucho ánimo y mucha positividad, la verdad. Los conciertos están yendo muy bien, la gente viene pagando, que es una cosa inaudita que hoy en dia la gente pague por verte, compra el disco, y estamos muy contentos. Y estamos componiendo para hacer el segundo, pero no podemos adelantar nada ni cuando lo vamos a sacar. Pero yo estoy súper convencido que será un súper pelotazo.

¿El hecho de ser hermanos y trabajar juntos me imagino que habrá resultado todo un reto? ¿Hay buena conexión entre ambos?

Ovidi: Muy buena.

Álvaro: Es que nosotros somos de la misma pandilla de toda la vida. Desde pequeños. Somos hermanos pero como colegas. Aun asi hay peleas, por supuesto. Pero muy buena. Solo hay que esperar un poco a ver si acabamos como los Gallager.

En cualquier caso lo que si se desprende de todo el disco es que os habéis divertido componiendo y grabado este disco. ¿Me imagino que esto llevado al directo debe ser el deliro?

Ovidi: Por supuesto que sí.

Álvaro: Nos acercamos bastante al garaje y al punk rock, no sé. El disco está grabado en directo, todos tocando juntos a la misma vez. Ya tiene de por si esa impronta. Solo hay pista separada para la voz que se grabó posteriormente. El directo es salvaje, es algo que le encanta a la gente, la verdad. Nosotros hemos sido muy grounche, gente como Nirvana o Alice in Chein, y nos gusta mucho como encaraban los conciertos de los 90 esta gente. Que era un poco que les den por el culo, en bien, ósea dándole al público mucha energía.

Ovidi: Nos falta romper las guitarras, lo que pasa es que no tenemos un duro. Nos gusta hacer ruido, que acoplen las guitarras, es crear energía. Que la gente por esa hora y media de concierto se haya olvidado de sus problemas.

Estáis presentando el disco por todo el país ¿Cómo va la gira? ¿Vais a añadir más fechas a las ya confirmadas?

Ovidi: Esperamos que para el año que entra hagamos un montón de fechas. Igual hasta añadimos algo para este invierno.

Álvaro: Nuestra intención es tocar ya hasta el verano sin parar. Todo lo que se pueda.

CHEMA  GRANADOS

Leave a reply