motociclon_1

MOTOCICLON ANUNCIA SU DISOLUCION TRAS SUS ULTIMOS CONCIERTOS

MOTOCICLON. Foto: Archivo

Tras una década en activo, la banda que recuperó el punk-rock suburbial y callejero, Motociclón, han decidido poner fin a esta aventura. Consiguieron rescatar el rock directo de los barrios, crear su propio dialecto, y encontrar cauces nuevos, donde otros solo hallaron oscuridad. Cuatro discos y cientos de conciertos quedan atrás. Ahora, se autoinmolarán de motu propio tras reralizar algunos ultimos conciertos. Sinceramente, es una lástima que bandas que aportaban tantos recursos dialecticos y musicales a la escena tengan que desaparecer. Nosotros, desde ROCKCULTURA queremos enviarles un abrazo afectuoso y desearles lo mejor en sus vidas, y que sepan que nunca olvidaremos sus canciones. OS dejamos el comunciado de la banda:

Autoinmolación!!

Por fin, vamos a ejecutar una idea que nos rondaba desde hace algo más de un año. Porque desde el “curso” pasao hemos ido viendo que corríamos el riesgo de dejarnos llevar por la inercia, de “estar por estar”, y por tanto, de perder el peligro y la alegría de dar por el culo. Pasamos unos primeros años salvajes, irrecuperables (como cualquier otro grupo, vamos) y unos últimos cojonudos, donde hemos seguido acumulando risas, peripecias, fans, amigxs… y hemos hecho los mejores conciertos.Y no digo nada nuevo cuando reconozco que al igual que el paso del tiempo te da experiencia, también te erosiona, y a nosotros nos aterraba la idea de convertirnos en una versión pastrucera de nosotros mismos; y es por eso que, en un extraño y premeditado arrebato de humildad, hemos reconocido que la cosa no puede dar más de sí, y decidido inmolar al Motociclón, ese entrañable monstruo que nos dio la vida durante estos nueve años. Qué cabrones.

No somos capaces de encontrar las palabras que sirvan de agradecimiento a quienes mantuvisteis la llama encendida (os conocemos personalmente a casi todxs e incluso también os conocéis entre vosotrxs), siendo testigos de nuestra pequeña, pero honesta historia, en la cual parimos muchas canciones que nos sirvieron de banda sonora de tantas noches y madrugadas enfermas. Así que, como muestra de gratitud y respeto, nos gustaría ofreceros parte de ese repertorio que sentimos tan vuestro como nuestro. Empieza pues, la cuenta atrás. En principio, haremos unos pocos conciertos. Contaos. Y los haremos en los sitios donde mejor habéis entendido de qué va el Motociclón, allí donde nos regalasteis vuestra pasión y amor incondicional. Os informaremos, en no mucho tiempo, cómo nos vamos montando la película. Os enteraréis bien por los medios de siempre, esos que nos dieron cuartel y nos hicieron sentir como en nuestra kerfo, bien por el boca-oreja. O por el cara a cara, que es el que más mola. Besos, albricias, y como diría Brian Wilson: Good Vibrations.

Robertez

Leave a reply