Ultimate magazine theme for WordPress.

PAN DE HIGO. QUINTO PINO ROCK BAR. MADRID

PAN DE HIGO. QUINTO PINO ROCK BAR. MADRID. 01/10/2.011

Desde BCN llegarón, vieron y vencieron. Con todo su poderío de rocanrol depurado, sus textos corrosivos, y esa intencionalidad en todo lo que hacen. Desde su primer disco, “Soliloquios Y Mandangas”, PAN DE HIGO ha ido demostrando la casta y la fibra con la que están echos. Un combo que suena homogéneo, que se afana por gozar en escena, que irrumpe con energía en una suerte de vendaval. Llegaron al foro para incorpoararse a la nueva programación del Quinto Pino Rock Bar de Hortaleza, patria de Los Porretas, ahora bajo la dirección técnica y la producción del equipo de profesionales de la revista Rock Estatal, dispuestos a dar a este espacio de rocanrol madrileño, un lugar de privilegio en la escena rock madrileña.

Quizá PAN DE HIGO es para muchos un grupo cuya propuesta musical resulta dificil de digerir. No buscan la melodía sencilla, ni los estribillos impactantes, más bien, abundan en territorios donde la expresividad y la imaginación son su fuente de inspiración. Dos voces entrecruzadas, la de Pilar Sánchez y la de su guitarrista Marc Puente, que tratan de compaginarse en el extremo de un vórtice vocal de variados cromatismos. Deberían quizá estar un escalón o dos más arriba. Deberían, los que tienen la llave de celebridad, haberles dado la oportunidad de llegar al público en igualdad de condiciones. Pero mientras tanto, humildemente, tratan de sobrevivir de sus sueños y de esa magia especial que muestran en el escenario.

A punrto de dar por finalizada la gira “Las Vergüenzas De Los Zotes” apuran con una serie de conciertos antes de entrar a grabar su nuevo disco. Abrieron el set con “A Menos Cuarto” “Sal En El Lacrimal” y “La Calma De Tu Candil”. Fueron suficientes estos tres temas para que el público, formado basicamente por adeptos a la banda, comenzara a gozar. Con “Soliloquios Y Mandangas” y “Minerva” nos remontamos a sus primeros trabajos, y a esa intencionalidad prematura con que componían sus temas. Y luego, otros tres temas profundos y significativos “Frágiles” “Ines” y la celebradísima “Como El Agua”. Un nuevo repaso a su último trabajo con “Sueltame El Bozal” o “Venas De Paja” y la apoteosis final con sus temas insignia “Piedra, Papel o Tijera” “Cuando Oigo Un Rocanrol” o “Las Vergüenzas De Los Zotes”.

Cada noche es especial, aunque parezca redundancia, porque esta banda sabe dar mucho más que lo que recibe. Uno siente el rocanol sincero, percibe esa fragancia de sentimientos, y asume que están aquí para darnos todo un mundo de sensaciones. Esa es la grandeza del rocanrol, esa transimisión con tus semejantes que posibilita la conexión. Y de eso, PAN DE HIGO entienden y mucho. Esperemos con ansiedad su nuevo trabajo que ya se está cocinando, y mientras tanto, recurramos a sus discos y a los conciertos programados que aún les quedan por ofrecer.


Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X