Ultimate magazine theme for WordPress.

PATRICIA TAPIA KHY + NIÑA MALVADA. SALA RITMO Y COMPAS.

 

 

 

PATRICIA TAPIA en un momento del show. Foto: Chema Granados

 

 

Madrid. Sala Ritmo & Compás. Fotos y Texto: CHEMA GRANADOS

06/07/2.012

 

Patricia Tapia y su banda KHY, volvieron a ofrecer la noche del viernes 6 de Julio, otro recital de exuberancia vocal y de savoir faire escénico. En el transcurso de dos disco memorables, Patricia Tapia no solo se ha enfrentado a sus propios demonios creativos, sino que ha refrendado su talento, superando las vicisitudes con galanura y entereza envidiables, hasta dar forma a un proyecto, que a día de hoy, se encuentra complemente asentado y produciendo resultados brillantes. La última vez que pudimos ver su show fue en la Sala Live! en el mes de febrero, donde ya tuvimos ocasión de i comprobar su pasmoso estado de forma. Sin embargo, parece que ni la presenta gira, ni los compromisos con Mago de Oz por Latinoamérica, han conseguido mermar su capacidad de trabajo, muy al contrario, demostró disponer de vitalidad y energía de largo recorrido. Así pues, esta nueva cita tenía un significado especial para todos los fans de KHY, como lo demostraron las continuad muestras de apoyo y de afecto.

Los encargados de abrir la noche fueron Niña Malvada, una banda relativamente joven de Madrid, que presentaron los temas de su primer disco homónimo, un trabajo que fue producido en los Estudios Tatami de Madrid, de la mano del genial y polifacético Víctor Martínez (Censurados). En directo la banda suena coherentemente, esta bien posicionada, y sabe como hacerse con el público,  gracias al dominio encubierto de su rock sencillo, fresco y directo, basado en los riffs clásicos y en los estribillos corales y machacones. Comenzaron con “Otra Noche”, “Solo Tu” y “La Chica Del Rock & Roll” haciendo las delicias del publico que coreó sus canciones con entrega. Siguieron repasando su disco, con temas como el celebrado “Si Te Vas” “Niña Malvada” o “Lágrimas de Boulebard”, y para rizar el rizo, se atrevieron con una versión enérgica y muy rockera de “Galilea” el populoso tema del líder mediático Sergio Dalma. Agradaron, y la banda se entrego a tope para demostrar su talento.

Después de una cambio eterno de backline, las luces se apagaron, y entre una neblina carbónica y evanescente, el logo de letra china sobre la batería se encendió, y la banda comenzó a atacar el tema “Principio Sin Final”. Patricia apareció en escena vibrante, con su encanto mágico y su fuerza fulgurante, ante el clamor del público entregado. La banda sonó contundente, ensamblada y con carácter. Patricia evolucionaba aquí o allá a lo largo del escenario, que ya se había convertido en su territorio particular, marcando los tonos con autoridad y esos característicos lances histriónicos. Para esta ocasión, eligió un cambio de look mucho más agresivo. Hay que significar que Patricia Tapia es de las pocas artistas de rock de este país, que entiende y cree en la importancia que la imagen tienen en el mundo del rock, habida cuenta de que el rock, es espectáculo, y ella, se esfuerza por dar lo mejor de si misma con sus atuendos personalizados, que se agradecen por cuanto son un elemento mas que refuerza su talento. Además, se cuida la escenografía, la puesta en escena, lo que desemboca en  un show que impacta que produce recuerdos.

Claramente motivada, y con la banda rindiendo al cien por cien, atacaron la primera parte del show con temas como “Entre Cristales”, “Al Otro Lado Del Papel” o “Vendiendo La Fe”.  En aquel momento, llegó la primera sorpresa de la noche, ya que subió al escenario Tete Novoa cantante de Saratoga para interpretar a dúo “Promesas Olvidadas” un tema de su primer disco. La unión cromática de ambas voces resultó delirante. A continuación, “Sin Ti”, y luego, Bernardo, antiguo guitarrista de Nexx, la primera formación en la que militó Patricia, se incorporó al show para ofrecernos una deliciosa versión de “Remember” que resultó muy afectiva. Con estos mimbres, y la sala crepitando, llegó otra de las sorpresas. Leo Jiménez salió a escena, y comenzaron los primeros acordes de la imponente “Carry On MY Wayward Son” de la banda estadounidense Kansas. Sublime y prodigiosa versión, con dos voces de esplendorosas unidas en un único sentimiento profundo.

Y de aquí, en plena efervescencia, pasamos por el ultimo tramo del show quizá el mas intenso, con temas como “En La Inmensidad” y “Mil Momentos” tras lo cual, Dani Castellanos, productor de KHY, subió con su guitarra para interpretar “Nunca Mas”. Pero aun no acabarían las sorpresas, ya que Carlitos, guitarrista de Mago de Oz subiría para atacar con “Mi Tumba Llora Sin Ti”. Noche de emociones intensas, de recuerdos, y de intensidad, que fue extinguiéndose finalmente con temas como “Cuando Se Apague La Luz” o “En Mi Locura”. No sin antes ofrecernos dos bises de lujo “Beat It” y “Vidas En Ruinas”. Tanta intensidad, profesionalidad y entrega, se vieron refrendadas por el aplauso del público, que rubricaba, una vez más, el talento y el arte de la mejor vocalista de rock del país y de su banda, para que su peregrinar por la senda de esta profesión ardua y polvorienta, tenga, con este gesto de aprobación, un acicate para seguir dando lo mejor de su talento y de su voz.

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X