IMG_1762

RIOT PROPAGANDA. SALA PENELOPE. MADRID

CAMBIANDO DE BANDO EL MIEDO

 

Demasiado tiempo ha tenido que pasar para darnos cuenta de la gran compatibilidad existente entre dos estilos musicales como el Hip-Hop y el rock en este país. Dos voces siempre críticas con el sistema y cuyo origen no podía ser otro que el de nacer en la calle. De esta manera la conexión Madrid-Valencia  no se ha hecho esperar y  ha dado lugar a un proyecto combativo de agitación social donde se comparten ideas para componer canciones, donde se escupe realidad en cada rima, donde se sufre la realidad de esta crisis político-financiera y donde se siente cada porrazo del sistema. Con ustedes: Riot Propaganda. Y es que tanto los hardcoretas Habeas Corpus como los raperos de Los Chikos del Maíz se han aliado para perpetuar este singular atentado sonoro donde se habla claro, sin pelos en la lengua, con un mensaje directo a la sien,  en el que las verdades que cantan puede herir los oídos de los sectores más conservadores y acomodados de esta sociedad. Después de casi tres meses desde la salida del disco conjunto y tras varias fechas  rulando juntos por Valencia, Salamanca, Bilbao, Granada y Santiago, llegaba ya la hora de descargar ese potente proyecto en la capital. El día escogido no pudo ser mejor. Era víspera del aniversario de la proclamación de la segunda república española y la inmensa cola de gente que rodeaba la manzana de la Sala Penélope hacía presagiar que estábamos ante una gran noche de hip-rock. El concierto lo abrió con estricta puntualidad Habeas Corpus, que hizo un repaso a sus reciente veinte años en la brecha. Los madrileños empalmaron temas como “Consumismo”, “Hc Grupo de Riesgo” y “En el punto de mira” para no perder ni un ápice de intensidad mientras la sala poco a poco se iba llenando. “No en mi nombre”, “La calle está…” y “Cada vez más odio” fueron canciones muy coreadas por parte del público asistente, que iba ya organizando los primeros “pogos” de la noche demostrando que había ganas de “mambo”. Hay que decir que los “Habeas” nunca defraudan. Y lo dieron todo, con un Mars que estuvo muy participativo interactuando siempre con la basca. Iker a las baquetas fue un reloj,  pero Chiflys  a las seis cuerdas y Víctor al bajo tampoco se quedaron cortos, y  no pararon quietos ni un solo momento.

El momento álgido de su actuación llegó cuando Mars pidió que el público hiciera un círculo para acabar bailando salvajemente al son del cover que hicieron de “Y bailaré sobre tu tumba” de los inmortales Siniestro Total. Con “La rabia”, “Sois ejemplo” y “Fascismo nunca más” el grupo salió ovacionado de las tablas para dar paso a la preparación del momento más esperado de la noche; la fusión definitiva junto a Los Chikos del Maíz. El espectáculo bautizado como Riot Propaganda comenzó tras la intro que abre su  reciente plástico. Con todos los músicos vistiendo camisas blancas y corbatas para la ocasión (como vienen haciendo durante la gira) arrancaron con el tema “Guerras Púnicas” que fue recibido por todo lo alto por la gente del “foro” que ahora sí abarrotaba la Sala Penélope. El contenido de la segunda parte de este “show” fue la alternancia entre temas de Los Chikos del Maíz como “Fear of Mazorka”, “Cops”, “El de en medio de los Run DMC”, “Pasión de Talibanes” y la interpretación de todos los temas del disco de  Riot Propaganda. Todas estas canciones estuvieron  acompañadas por una base instrumental que fue bien ejecutada por los músicos de Habeas Corpus  donde destacó un Chiflys que se curró una gran cantidad de arreglos a la guitarra que se pudieron apreciar sobre todo cuando desgranaron los temas de los valencianos. En el terreno vocal Nega y Toni  estuvieron sublimes, (reforzados en ocasiones por Mars a los coros) dieron rienda suelta a toda una retahíla de rimas anticapitalistas, llevando como bandera el lema “socialismo o barbarie”. No obstante, también tuvieron tiempo para marcarse una improvisación  al estilo “rap” que fue muy bien recibida por parte del público asistente. La canción “T.e.r.r.o.r.i.s.m.o” no podía faltar tampoco en este directo ya que con ella comenzó este gran proyecto, del que rodaron incluso hasta un videoclip. “Dignidad, guitarras y cintas de video” y “Hasta la victoria siempre” fueron temas muy aclamados por la peña. Pero la “palma” se la llevó “El miedo va a cambiar de bando”, canción escogida para cerrar la velada tras casi dos horas y media de actuación, haciendo de esta manera las delicias del público ante posiblemente una de las mejores composiciones de su reciente álbum. Es probable que estemos ante un precedente en la música contemporánea estatal. La unión de dos estilos hermanados por un ideal revolucionario, de izquierdas, y contestatario ha roto con muchos de los prejuicios existentes dentro del mundo de la farándula. Donde la denuncia de la injusticia social que vivimos en nuestros días  agitará muchas conciencias y supondrá un grano en el culo para tantas mentes acomodadas, reacias a escuchar verdades como puños que les pudiesen mover de  sus asientos para salir a protestar por sus derechos.

Texto: Luis No Konforme.

Foto: Archivo.

Leave a reply