rosendo_03_redimensionar

ROSENDO NACIO UN DIA COMO HOY HACE CINCUENTA Y NUEVE AÑOS. NACIO LA LEYENDA

Rosendo nació en el barrio madrileño de O’Donnell, hijo de emigrantes zapateros procedentes de Bolaños de Calatrava.1 Se crio en el distrito de Carabanchel, donde reside desde entonces. Tras abandonar los estudios en la escuela de ingeniería ICAI, en 1972 se incorporó como guitarrista a Fresa, un conjunto que tocaba versiones de canciones de moda y en ocasiones acompaña a solistas. Tras diversos cambios, que incluyeron la incorporación como cantante de José Carlos Molina, la banda pasó a denominarse Ñu y compaginaba la creación de la banda con el servicio militar . En 1974 Rosendo descubrió la música de Rory Gallagher, que se convirtió en una de sus influencias más grandes, junto a otros grupos como Jethro Tull, Canned Heat, Cream, Deep Purple o Black Sabbath.

“…La impronta de Rosendo, lo empapó todo. Fue como una especie de niebla penetrante y húmeda, que fue calando profundamente en las personas, y en sus corazones. Quizá, él nunca ha sido consciente de su potencial, de su capacidad para despertar ilusiones en los demás, no solo en los músicos alucinados, sino en la gente común que compra y acude a sus conciertos. Sin duda, es el gran gurú, no solo del rock urbano, como estilo propiamente definido, sino del rock en general, y de nuestra cultura contemporánea popular en particular. Su presencia, se desliza con omnipresencia en los textos de muchos grupos, en las estructuras musicales de muchas bandas. Pero además, ha sido el punto de partida de todo un país, a la hora de describir las emociones. Para la gente de mi generación, la historia, nuestra historia como seres humanos, no puede entenderse sin Rosendo Mercado. Su influencia trascendental era inmediata. Recuerdo verlo caminando por la Calle de la Oca, en Carabanchel, y no podía evitar un destello de emoción. Nunca lo divinicé. Simplemente, apreciaba ciertas vibraciones de afectividad, de agradecimiento, porque de sus manos, han salido algunas de las canciones que más me han hecho vibrar, y sentir, como un ser humano libre. Su imagen y su obra, están patentes no solo en nuestra historia, sino en los trabajos de otros músicos emperrados en salir del oscuro hueco de la bajera. Hoy, hay una banda de Badalona que se llama Pan de Higo, en honor a su canción. Un programa de radio independiente, en Radio Enlace, se que llama “La Fauna”, un portal web de gran solera que se llama “Maneras de Vivir”, y así, podríamos seguir enumerando una y otra influencia. En cualquier caso, es un ser humano luchador y gentil. Ha librado grandes batallas, y pequeños desastres. Y él solo, nos prometió estarnos eternamente agradecido. A pesar de que anduvo mucho tiempo caminando en las tinieblas, cuando Rosendo resurgía con un disco nuevo y un concierto, ahí estábamos para apoyarlo. Es nuestro hermano, nuestro colega más afectivo. Ese es el poder de la música. Y él, ofreció y ofrecerá lo mejor de su talento, porque es lo mejor que sabe a hacer, y soñar. Nada ni nadie van ha desbancarlo jamás. Siempre estará aquí, en el lado más afectivo de nuestros sentimientos, de nuestra memoria colectiva. Nunca podrá marcharse, porque nunca se fue…”

Extracto de “La Calle No Calla. Historia Del Rock Urbano En España”. Ediciones Quarentena

CHEMA GRANADOS

Leave a reply