SOBER16

SÔBER. SALA LA RIVIERA. MADRID

Bienvenidos al Delirio.

SOBER5Sold Out en uno de los conciertos más increíbles de lo que va temporada. Gran expectación, lo que les obligó a cambiar a un recinto con más aforo, ante la gran demanda de tickets, que se acabaron el mismo día de ponerse a la venta. Sôber ha experimentado un progreso metódico, y un ascenso meteórico, no solo en la legión de fans que les siguen, sino en por el carácter de su sonido y el concepto del conjunto de su producción musical, que ha ido ganando enteros con paso firme y un trabajo muy profesional. Cuando hay un trabajo serio, con planteamientos serios y bien estructurados, con constancia y mucha pasión, solo puede ocurrir lo que le ha ocurrido a Sôber. Y lo que le ha ocurrido, no es otra cosa, que entrar de lleno en la cima del éxito. Presentaban su último trabajo discográfico “Letargo” publicado recientemente,  y como se trataba de una fecha señalada y muy especial, jugando en casa ante su gente, no se les ocurrió otra cosa mejor, que hacerlo por todo lo grande: grabando el directo para un DVD, con un montaje escénico digno de las mejores internacionales, con un concepto de show milimétrico, creativo, con un sonido de lujo, y sobre todo, con una aptitud y una entrega devastadoras.

El show comenzó mucho antes de dar comienzo el concierto, ya que en los minutos previos, una comitiva formada por treinta motos de gran cilindrada, arribaban a las inmediaciones de la sala envueltas por el sonido atronador de sus aceleraciones, ante la expectación de los presentes que guardaban la cola. Dos de ellas, subirían al escenario para formar parte del atrezzo. Desde el minuto uno, decidieron que lo mejor que podían hacer, en una situación como la que estaban viviendo, era dar el todo por el todo. Y eso hicieron, entregarse al regocijo de estar tocando en.En definitiva, la carrera de Sôber no ha hecho más que comenzar, porque aún les queda mucho camino por recorrer, y desde luego, todo desde las alturas. Queda meridianamente claro, que tras una carrera meteórica de casi SOBER13veinte años, y después de haber tocado en todos los grandes festivales, desde el Viña Rock, Envivo, Sonisphere o el mismísimo Rock In Rio junto a Mötorhead y Metallica, cientos de conciertos por todo el estado y Latinoamérica, y diez discos esenciales, era consecuencia lógica que estén donde estén. Si, pero no. Porque a esto, hay que echarle mucho trabajo, mucha ilusión y mucha pasión, y de eso, ellos, andan sobrados.una sala como La Riviera, anegada de almas que coreaban cada estribillo, de cada letra de cada canción, entregadas al frenesí de su energía, y al valor del ritmo potente. Y la reacción era muy adecuada, ya que el montaje escénico era brillante, con pantallas de led donde se proyectaban formas geométricas, cráneos que giraban sobre sí mismos, hipérboles, altavoces gigantes, o velas encendidas, apoyados por un gran sistema luminotécnico muy notable. Abrieron la noche con “Sombras” el tema que abre el disco “De Aquí A La Eternidad” publicado en 2.010. El clamor fue unánime. El público, enfebrecido, saltaba y coreaba la canción fuera de sí. Un mar de cuernos alzados se instauró en todo el entorno, iluminados por las cegadoras. El delirio total. Con este panorama desplegado ante sus ojos, continuaron con “La Araña” de su disco “Superbia”. Carlos Escobedo domina la situación con autoridad, cantaSOBER19 cada día mejor, y sabe conducir el desarrollo del show con maestría, mientras sus compañeros, Antonio Bernardini a la guitarra, Jorge Escobedo a la guitarra, y Manu Reyes a los parches disfrutan del escenario, y se dejan arrastrar por la adrenalina del momento. Siguieron con “Eternidad”, “10 Años” y “Letargo” el tema que da título a su nuevo álbum, y tras ella, “Paradysso” del año 2.002, “Prisión Del Placer” de su celebrado trabajo “Morfología”, y continuando con su nuevo disco “Blancanieve” y “Encadenado” dos temazos que echaron abajo la sala. Seguidamente, prosiguieron desgranado éxitos como “Loco”, “Cubos”, “Arrepentido”, y tras una pausa para reunir fuerzas, y hablar al público desde el camerino a través de las pantallas de led, salieron para interpretan la bellísima balada “Naufrago”, tras lo cual, más éxitos que perduran en el tiempo “Insecto”, “La Nube” o “El Hombre De Hielo” y una excepcional colaboración con el dúo de rap Duo Kie en el tema “Sin Perdón”.

CHEMA GRANADOS

 

 

Leave a reply