Ultimate magazine theme for WordPress.

JOSÉ CUESTA (DULCE NEUS): «HAY QUE TOCAR DESDE LA EMOCIÓN, DESDE LA PASIÓN… PERO TE TIENES QUE VALER DE LOS CONOCIMIENTOS Y DE LA TÉCNICA PARA ELLO»

José Cuesta es el guitarrista y compositor de la banda Dulce Neus. Pero es mucho más que eso. Es un músico polifacético, que además, enseña su talento y lo expande para encontrar el equilibrio consigo mismo. Músico multidisciplinar, su personalidad se transfiere a su manera de tocar la guitarra, y de algun otro modo también, a su manera de componer canciones. Es vibrante y enérgico en el escenario, y sabe sumar enteros con sus solos de guitarra cargados de intencionalidad. Creemos que su valor reside en su voluntariedad a la hora de romper horizontes, traspasar las fronteras y las limitaciones, buscando siempre mar adentro, el estímulo de la pasión y de los afectos.

Comenzaremos con una pregunta tópica y típica: ¿como comenzaste a tocar la guitarra?

Exactamente no lo recuerdo, hace muchos años ya… con la guitarra española comencé antes, pero desde el primer día la tocaba como si fuera una eléctrica, tenía amigos que tocaban y yo no hacía otra cosa que preguntarles o fijarme en como tocaban ellos, para luego yo probarlo en casa,  lo que si me pasó es que desde que cayó una guitarra en mis manos ya no paré y me pasaba horas y días con ella. Recuerdo un verano de pasarme días enteros tocando sin salir.  Tengo que decir que antes de la guitarra,  ya tenia conocimientos musicales pues comencé con 5 años en el conservatorio aprendiendo solfeo, lectura,…luego al poco cogí de instrumento la trompeta,  hasta los 14 años, fue al poco  cuando comencé con la guitarra, teniendo  creo una buena base musical que me ayudo mucho en los primeros años y desde entonces no he parado de estudiar  y tocar todos los días.

¿En que momento de tu vida fuiste consciente de que tenías que ser guitarrista?

Sinceramente nunca me lo he planteado así de forma consciente, desde niño he estado de una forma u otra en la música,  solo que cuando encontré la guitarra eléctrica, me absorbió de tal forma que poco a poco he ido pasando etapas hasta ahora, comencé tocando en grupos,  a la vez que estudiaba con profesores, y  luego en escuelas de música,  siempre compaginaba tocar en diferentes sitios con mi formación como músico, después  vinieron algunos trabajos como guitarrista, en grupos y orquestas, después como profesor, en estudios de grabación, ….  es como que cuando llegaba a un escalón no me conformaba y seguía estudiando, practicando y tocando para subir un peldaño más y a día sigo con la misma actitud, estudiando, trabajando para llegar un poco más, viendo mis limitaciones para intentar mejorar.

 Nos gustaría saber como ha sido tu trayectoria profesional, y como ha ido evolucionado a lo largo de los años.

Bueno pues como he comentado comencé tocando en grupos de rock,  de diferente índole,…  me acuerdo que empecé en un grupo punk-rock que se llamaba Arrasando Zepas, y  colaboraba con otro de rock  que se llamaba Síndrome, me encanta tocar,  así que no tenía problemas de ir allí o aquí.  Luego fui a Madrid para completar mi formación y mientras estudiaba, comencé a trabajar en orquestas, dando clases, en grupos de la zona de Madrid,… al poco por contactos me llamaron de una escuela para dar clases,  y algún trabajo en estudios de grabación y así estuve un tiempo. Por motivos personales me trasladé a la zona de Ciudad Real y allí comencé a trabajar en un par de escuelas de música,  y tocaba en  un grupo de  rock-metal,  que se llamaba Hades,  que llegamos a sacar un par de  discos y tocar en el Viñarock, , luego estuve  en un grupo orquesta que se llamaba  Cloner.   Al poco comencé  con un proyecto que fue determinante para mi, una banda de versiones,  Rolling Rock Band , que en principio tocábamos todas las semanas el local del mismo nombre y poco a poco nos fueron llamando más sitios, así estuvimos cinco años tocando una o dos e incluso tres veces por semana, aprendí muchísimo y fue una experiencia bárbara.  Luego estuve  un periodo corto en un grupo de jazz,  más de carácter latín,…Al poco y por un amigo hice una serie de  producciones para cadena dial y 40 principales en la Mancha,  en fin que he ido haciendo todo lo que podía y muy variado.

Desde hace unos años y hasta ahora, por otro lado, el proyecto Dulce Neus ha ido  cogiendo forma, y ahora está en un punto muy interesante y en el que estoy centrado al 100%., y poco a poco me ha ido consolidando en el tema de la enseñanza que es algo que me apasiona. De vez en cuando sigo trabajando en diferentes proyectos como el año pasado por ejemplo en un musical de Evita,  y diversas master class en escuelas de música. También desde hace un año también soy integrante de  una banda de versiones de soul, jazz, funky, llamada BMB and She,  y  ahora también recientemente he entrado como guitarra en la Big Band de Castilla La Mancha, así que no paro.

¿Que principales dificultades encuentras en tu profesión a la hora de desarrollar tu carrera? ¿Cuales son las trabas más destacables?

Personalmente la falta de tiempo, jejejee…. No en serio creo que la principal traba no solo para mí sino a nivel de todos los músicos, es la situación laboral en la actualidad, y la consideración que recibimos por parte de la gente, especialmente los que nos dedicamos a  estilos “modernos”. La consideración que tenemos socialmente y culturalmente los  guitarristas, bateristas o bajistas por ejemplo en este país es muy pobre, quiero decir que parece que no nos podemos dedicar de manera seria a la  música y  que difícilmente te podrás ganar la vida con ello y claro menos en el rock. Es posible que esto tenga una parte de cierto, o hasta hace unos años esto fuera así, pero también es verdad que poco a poco las cosas van cambiando, los músicos cada vez estamos más formados, que creo que es algo vital  y espero que la dentro de poco tengamos una consideración al mismo nivel no solo de otros músicos sino de otras profesiones, mejorando las condiciones a todos los niveles, para desarrollar nuestro trabajo.

Eres un guitarrista multidisciplinar, te mueves en todos los ámbitos: rock, metal, jazz, soul, funky. ¿Te consideras un guitarrista todo terreno, o es parte de la grandeza de la música, el poder integrar varios estilos al mismo tiempo?

Siempre he querido parecerme a los guitarristas versátiles, más que aquellos que son puramente “estilistas”, aunque admiro la destreza que consiguen en su estilo. Pero  prefiero a  aquellos que los ves tocar en diferentes estilos y contextos  y siempre suenan genial, me apasiona la guitarra eléctrica y me parece uno de los instrumentos más ricos respecto a la variedad de estilos donde se encuentra, por eso trabajo para enriquecerme y aprender  el lenguaje,  del jazz, del blues, el rock, el metal, del funky,…. Me considero un guitarra de rock, porque es el terreno donde encuentro una  forma de expresión más personal, más mía, y es la música que me acercó a la guitarra, pero persigo esa forma de expresión enriquecida con todos los estilos que hemos mencionado. Además para trabajar necesitas manejarte en varios estilos, pues nunca sabes de donde te van a llamar.

 Eres profesor en la Escuela de Música Moderna de Ciudad Real ¿Qué te aporta tu condición de profesor?

La verdad es que el campo de la docencia me encanta y me encuentro muy a gusto enseñando algo que por otro lado me apasiona. Me siento afortunado y me enriquece como músico y también como persona, pues creo que dar clase no es solo enseñar tal o cual canción o escala, por poner un ejemplo, sino más bien enseñar un lenguaje, un conocimiento técnico, armónico y de aptitudes, potenciar en cada alumno/a, en definitiva una forma de expresión que debe buscar en su interior para su satisfacción y  para transmitir/ comunicar  a los demás y por otro lado creo que como docente también quisiera poder enseñar una serie de habilidades “musicales”  y valores como, la escucha,  la constancia, el afán de superación, etc. que son tan necesarias en la música.

Eres un guitarrista muy creativo, enérgico y potente. ¿Qué valoras más, la técnica y el virtuosismo, o el feeling?

Bueno este debate hace años que se instaló en la cultura de la guitarra eléctrica, sobre todo en el rock y creo que a día de hoy se ha ido superando.  Además pienso  que este debate en el terreno profesional no existe. Creo que  se originó porque la mayoría de los guitarristas hace años aprendían de forma más o menos  autodidacta,  que si un amigo te decía esto, que si pillabas algo sacando de oído de un disco, luego vinieron las publicaciones y los videos donde solo mostraban ejercicios y era una forma rápida de aprender de forma mecánica ciertos licks, escalas, técnicas,… entonces era como que había unos guitarristas que buscaban expresión con los recursos que disponían, y otros que buscaban la  técnica y/o virtuosismo más de carácter visual o sonoro,  que musical propiamente dicho.  Para mí la técnica no es el fin último, es el medio para llegar a transmitir aquello que quieres o hacía donde te diriges. Pero también pienso que  el feeling, no es solo tocar notas lentas, sino tocar de manera visceral,  dejar que la música nazca de tus entrañas,…tocar para mi no es pensar, para eso se estudia y se práctica,   tocar es dejar que fluya lo que siento,   es trasmitir y unas veces será tocando lento y otras tocando rápido, unas veces fácil y otras con pasajes complejos lo importante para mi es tener esa capacidad para transmitir,  desde dentro, con sinceridad y pasión.

¿Crees que el virtuosismo técnico es suficiente para ser un buen guitarrista, o se requiere además talento para comunicar sentimientos?

En mi opinión creo que la técnica es una de las herramientas básicas para comunicar musicalmente lo que el corazón te dicta, creo que hay que tocar desde la emoción, desde la pasión,… pero te tienes que valer de los conocimientos y de la técnica para ello. A mis alumnos siempre les digo que la gente cuando te escucha quiere que suene bien que suene bonito, da igual lo difícil o fácil que estés tocando, pero que suene bien y para eso es necesario un conocimiento técnico pero también un conocimiento del instrumento, del sonido, un tempo y un timing correcto, es decir  una serie de habilidades musicales. Para mi la técnica no es velocidad, o virtuosismo puro y duro, creo que es todo aquello que rodea la interpretación, desde sonido, al lenguaje del estilo, el acompañamiento, fraseo, afinación,…por ejemplo para tocar una rítmica funky necesitas una técnica distinta que para tocar un solo sherd,  pero no quiere decir que no necesites de ese conocimiento/ técnica  para que suene bien tu rollo funky.

Eres conocido principalmente como guitarrista de la banda DULCE NEUS, pero también, compartes este trabajo con otros proyectos. ¿Podrías hablarnos de esto?

Bueno siempre me ha gustado tocar en directo, creo que es la esencia de la música, de la vida del músico. He intentado que formara parte de mi aprendizaje y mi experiencia, sobre todo  tocar con diversos grupos de distinta índole. A día de hoy aparte de Dulce Neus, que es el proyecto principal para mi, también participo en grupo con metales donde también canta Nieves la voz de Dulce Neus, llamada BMB and She, con versiones de clásicos de  soul, funky, jazz y blues.  Y ahora recientemente  he entrado como guitarra en la Big Band de Castilla la Mancha, algo que me llena de ilusión.

De vez en cuanto también participo en diversos proyectos como ahora que estamos preparando una gala para televisión,  los premios de  Imas Tv.

Por otro lado desde hace tiempo, me han propuesto grabar algo instrumental y  estoy dándole vueltas al tema de montar algo, pero no como proyecto en solitario sino más bien como grupo que creo que es mucho más enriquecedor pero estoy a ver si saco tiempo.

 ¿Cuál es tu visión de la música en su ámbito global en la actualidad?

Bueno que creo que no tengo una visión tan amplia, solo mi visión como músico y como componente de un grupo, y la verdad es que es un poco negativa.  Centrándome en el mundo del rock, creo que hay muchos conciertos donde “todo vale”  o cualquier cosa vale a nivel de sala, equipo, técnico, promo, grupo, etc…y esto hace que la calidad de los conciertos en algunas ocasiones no sea la deseada para el público, algo muy perjudicial para la escena,  por otro lado cada vez hay menos público, no se está dando el relevo generacional necesario para mantener el sistema  de giras por salas de los grupos de hace  años y los grupos estamos un poco perdidos sin saber como movernos. Los jóvenes no ven interesante ir a los conciertos y menos en salas, y además con el boom de los festivales,  yendo a uno ven a 20, 25 grupos,  que son siempre los mismos, porque los promotores  piensan que son los que atraen a la gente y ya tienen para todo el año.  También creo que hay muchos grupos, y muchos con una calidad brutal, pero como el panorama está como está no se les descubre,  el pastel es demasiado pequeño  y los que ya tienen trozo como es lógico no quieren soltar su parte, y tampoco que haya más a repartir, en definitiva demasiadas dificultades y demasiadas zancadillas.

Conoces muy bien el mundo del rock en este país. ¿Qué posibilidades hay de convertirse en un Guitar Hero en España? Existen de las condiciones adecuadas para poder exportar el talento más allá de nuestras fronteras, véase el caso de Javier Vargas?

Creo que a día de hoy es muy difícil por no decir imposible que un guitarrista se convierta en un guitar hero dentro del rock, blues, jazz,… aquí en España, por muchas razones, pero básicamente porque no es parte de nuestra cultura musical, y a nivel generalista  o gran público menos todavía. No pasa lo mismo por ejemplo en el flamenco, que si tiene ese reconocimiento y esa trayectoria socio cultural, pero en lo concerniente al rock y estilos similares,  aquí no se aprecia al músico lo suficiente como para elevarlo a ese nivel, se aprecia al “artista” no al músico. Por otro lado también parece que todo lo que viene de fuera es más apreciado que lo de  aquí. Por tanto para poder contar aquí con una figura  tipo Satriani, por ejemplo, se necesitaría una plataforma de medios de carácter general, popular para llegar a ese nivel y una aceptación de los instrumentistas. Aquí hay grandes músicos, pero al no contar con ese apoyo y al existir este concepto sobre lo musical pues no se puede desarrollar ese tipo de carreras.

En el aspecto estrictamente técnico, nos gustaría saber que tipo de herramientas usas: amplificador, efectos y guitarras.

Bueno pues a nivel de guitarras llevo varias, la principal es una  Schecter marca de la que soy endoser, que es el modelo  Blackjack que me he customizado a mi gusto en cuanto a pastillas para que sea más versátil, es una guitarra con un cuerpo de caoba  estupendo y un mastil muy cómodo de ébano, super adictivo, siempre apetece tocar. Creo que es una guitarra genial. Luego llevo una guitarra custom hecha por un luthier amigo mío, Willy Burgos, con los materiales y componentes que quería y siempre llevo una  JPM de colores pastel, que me ha acompañado desde hace muchos años y me ha salvado de muchas.

En cuanto a amplificación llevo un Carvin Legacy, que es un ampli que te enamora o no te gusta nada y a mi me encanta su sonido oscuro,  y me parece genial para los solos, tiene un limpio muy elegante para el rock y le sientan genial los pedales de overdrive. Y también llevo para estudio y para bolos más grandes un Mesa Road King, modificado por un técnico estupendo que es Pedro Vecino. Es un cabezal que tiene de todo y bueno, así que lo reservo para ocasiones especiales y grabaciones. Para otros terrenos, como la Big Band  y el grupo BMB and She, voy con un combo Fender y algún pedalito más adecuado a este tipo de estilos.

Y efectos pues tengo de todo, según donde me mueva, pero normalmente me gusta mucho trabajar con pedales de overdrive para empujar a las distorsiones, pues prefiero que el ampli no trabaje con una distorsión muy alta y darle ese empujón con los overdrive. De tal manera que los canales sean versatiles bajando o subiendo el volumen.  Y  luego llevo por el bucle de efectos un par de racks de TC electronics para el tema de delays, chorus,… pero con la mezcla muy baja para respetar al máximo el tono del amplificador.

¿Que faceta es la que mas satisfacciones te produce, la de guitarrista, o la de compositor?

Creo que con el paso del tiempo he aprendido a disfrutar de ambas parcelas, antes como guitarrista me fijaba en grandes solos, realizar pasajes complejos, de técnica compleja,… a día de hoy  he aprendido que la música es para quién la escucha y lo importante es la canción, que necesita, el sonido, un arreglo,… así que  disfruto mucho componiendo y arreglando, es algo que  necesito,  componer para expresar, pero a la vez como guitarrista buscar lo que me pide la canción,  grabar, y luego llevarla a directo,… en fin me encantan las dos facetas.

Cuéntanos cuales son tus proyectos a largos plazo y tus expectativas profesionales.

Bueno pues lo que tengo más presente es el trabajo con Dulce Neus para  componer y grabar nuestro próximo disco que creo que será muy importante para la trayectoria del grupo, y que creo que estamos en un gran momento, hemos fichado por Fish Factory para lanzar nuestra música en Estados Unidos y Latinoamérica y deseamos que salga bien este proyecto,  pero antes en diciembre tenemos que grabar una versión para el proyecto de Ibon Casas, “Dame tu visión” que nos ilusiona especialmente. Y preparar los conciertos del año próximo.   Por otro lado el trabajo con la Big Band de Castilla La Mancha que para mi es un reto muy importante a nivel profesional y como músico. Y  también con la banda de funk-soul, BMB and She me gustaría grabar alguna de las versiones que hacemos e ir haciendo bolos. Y bueno un par de cosas más que espero que vayan saliendo,  en definitiva no parar, jejejejeje …

No nos iremos sin otra pregunta típica y tópica: ¿Cuales son los guitarristas extranjeros que más te han aportado como músico?

Ufff muchísimos,….. La verdad es que he pasado por varias etapas, y cada una de ellas me aportó cosas,  al principio quién más escuchaba y siempre estaba intentando sacar cosas era de Satriani, Vai e Ingwie y gente así. Luego  me vino etapa más de Clapton, Blackmore, Gary Moore, Van Halen,..…al tiempo gente como Gilbert, Vinnie Moore, A. Timmons, Petrucci,   y gente  de otros estilos Joe Pass, Don Mock, Diorio, Steve Morse, Robben Ford… y por último guitarristas de onda fusión que a día de hoy es lo que más escucho y  más estudio, gente como G. Govan,  Greg Howe, Mike Stern, Scot Henderson,…me tienen cautivado por completo.

¿Y de nuestro país, que nombres destacarías?

Aquí tengo que destacar a Jaume Plá, que fue profesor mío durante creo que 5 o 6 años,  también a guitarristas como Alberto Cereijo, que me pasaba las tardes sacando sus solos, y gente de ahora como Jorge Salán y Jose Rubio que creo que tienen una gran clase..… y por otro lado, me he fijado mucho de guitarristas que acompañan a artistas como David Palau, Carlos Raya, Jopi,  Pablo Padilla, que considero musicazos, y  en especial, Ludovico Vagnone, que he admirado especialmente.

Por ultimo, nos gustaría que dijeras lo que nunca pudiste decir, pero siempre deseaste hacerlo, en torno a la música y a tu profesión.

En primer lugar muchas gracias por vuestra atención y solo decir que con el tiempo he aprendido que la música te elige a ti, no tu eliges  a la música, puesto que es una carrera de fondo, que lleva mucho tiempo y necesita trabajo y perseverancia y si no te dedicas con pasión es difícil mantenerse. Nunca sabes cuando te va a llegar  o si ni siquiera te va a llegar esa oportunidad que todo el mundo espera y que hace que  sea sinónimo del éxito, pero en el mundo del rock, solo les llega a unos pocos privilegiados, contados con la mano. Por eso mi admiración a todos los músicos y profesionales del rock, que llevan años y años al pie del cañón y luchando para mantener familias y puestos de trabajo, me parece algo heroico de verdad.

 CHEMA GRANADOS

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X