Ultimate magazine theme for WordPress.

MAREA + PAN DE HIGO. PABELLÓN OLIMPICO. BADALONA

 

 

 

 

 

EL SHOW DE MAREA LLEGA A BADALONA CARGADO DE FUERZA

Pabellón Olimpico de Badalona.

 

 


 

MAREA. Kutxi Romero

 

 

Marea hace tiempo que logró alcanzar los estadios más elevados del rock, gracias a la pujanza de sus canciones, y a esa manera tan propia de entender el rock & roll que prendió en el público de manera asombrosa. Se han labrado un prestigio de hierro, y toda una legión de seguidores que les son fieles. Miles de seguidores que provocan que la banda siga funcionando a pleno rendimiento, alimentando la maquinaria con una importante inyección económica derivada de la venta de entradas, merchandaising y discos.

Han sido inteligentes analizando su situación, siendo realistas y trabajadores concienzudos, y sobre todo, no han perdido el tiempo emborrachándose de su propio éxito, y han sabido mirar adelante contra todo y contra todos. Acaban de publicar su último disco “En Mi Hambre Mando Yo”, un disco claramente evolutivo, con producción propia, y una madeja de canciones que resultan homogéneas y profundas. Todo lo que son Marea lo demuestran en el escenario. Nos cuentan su propia vida, o las de sus semejantes, nos poetizan versos imposibles, y ofrecen u show enérgico, cargado de vibraciones, todo dentro de un montaje escénico de primer orden, con un diseño del espectáculo muy bien calculado, y donde se deja un margen razonable a la improvisación.

 

PAN DE HIGO. Marc Puente. FOTO: Sara Granero

Para presentar su nuevo directo en Badalona, la banda quiso invitar a lo locales PAN DE HIGO a compartir escenario. Un gesto que hay que valorar sobremanera, y que ayuda a las bandas con talento a ser promocionadas. Un gesto de humildad, y de generosidad profesional. Con

 

PAN DE HIGO. Pila. FOTO: Sara Granero.

el horario cumpliéndose a rajatabla, PAN DE HIGO subió al escenario. El Pabellón se encontraba prácticamente lleno, pero aún, seguía entrando público debido a las enormes colas que se produjeron en el exterior del recinto. Una oportunidad semejante, de estar tocando ante tanto público, es un órdago en la carrera de cualquier grupo. Así lo entendió la banda, que atacó con fuerza con su primer tema “Sal En El Lacrimal”, de su último disco “Las Vergüenzas De Los Zotes”. Aparecieron algo estáticos en l

os primeros instantes, pero luego, supieron entrar dentro de la emoción del momento para desplegar toda una suerte de recursos escénicos que les funcionaron, yaque el público comenzó a entrar en la transmisión de sensaciones. “Inés” y “La Calma De Tu Candil” dieron paso a “Como El Agua” una de las canciones más célebres de su repertorio. Con “Piedra, Papel O Tijera” el público parecía plenamente entregado, compartiendo complicidad con el grupo. Pero fueron los acordes de “Cuando Oigo Un Rocanrol”, los que hicieron temblar el Palacio. Una actuación impecable, muy celebrada por el público, y sobre todo muy bien gestionada anímicamente.

 

MAREA. FOTO: Sara Granero

Veinte minutos más tarde, las luces se apagaron, y en las pantallas de video aparecieron las señales de un electrocardiograma, vibrando cada vez con más aceleración, y entonces la banda irrumpe en el escenario con los acordes de “Bienvenido Al Secadero”. Todo el despliegue luminotécnico a pleno rendimiento, y el recinto vibrando con el bramido enfebrecido del público resonando contra la cúpula como un trueno eléctrico. Lanzaron una primera andanada con temas como “La Majada” ,“Duerme Conmigo” o “En Tu Agujero”. Fue suficiente para que el show entrara en un delirio sin freno. Palabras de Kutxi a los presentes, y atacan con otra ronda: “Canaleros”, “Petenera”, “Que Se Joda El Viento” y “Manuela Canta Saetas”. Sorprende la capacidad de esta banda para hacerse con el público, para envolver con su genio el momento, y desplegar, como por arte de un truco misterioso, todo un elenco de sensaciones, de puro rock ardiente. Dos horas de actuación con el grupo a tope, moviéndose en escena como animales salvajes, disfrutando cada segundo de emoción. Sus clásicos fueron especialmente coreados. Temas como “Corazón De Mimbre” –que el público coreó entera-, o “El Perro Verde” son dos buenos ejemplos. También hubo tiempo para las colaboraciones. Al escenario subió Martín, vocalista de la banda de Berriozar Bocanada, para cantar uno de los temas

MAREA. FOTO: Sara Granero

más representativos. Asimismo, Marc y Pilar de Pan de Higo, subieron a las tablas para cantar junto a la banda “Como Viento De Poniente”. Con “Marea” se despidieron de su público para relajarse en los camerinos junto a un nutrido grupo de amigos e invitados. Noche espectacular de rock. Y la sensación de a ver visto uno de los espectáculos de rock más importantes de nuestro país. Marea confirman su excelente estado de salud. Quizá, esta sea la gira más importante de la historia de la banda, ya que a partir de ahora, el público será mucho más exigente. No hay duda ninguna de que sabrán encontrar la manera de no defraudarlos.

 

TEXTO: CHEMA GRANADOS

REPORTAJE GRÁFICO: SARA GRANERO

 

 

 

 

 

 

 

 

Un momento de la colaboración de Pliar Sánche y Marc Puente junto a Marea, en el tema «Como Viento De Poniente»

 

 

 

 

UN MONTAJE ESCÉNICO ESPECTACULARMENTE DISEÑADO PARA IMPACTAR

 

El montaje de este espectáculo se ha diseñado sobre la base de la espectacularidad, pero sin ínfulas ni espacios lumínicos sobrecargados. Todo es directo, enérgico. Un amplio escenario con decorados de cráneos, y la batería sobre

Fila de focos móviles detrás batería

una gen

erosa tarima. La estructura ocupa todo el fondo de graderío del Palacio, y se eleva a muchos metros del suelo. Detrás, un fila de focos móviles. No hay monitores de escenario. Los Marea han adquirido la última tecnología en auriculares por radio control, y toda la música que se genera en el escenario les llega a través de unos auriculares diminutos insertados en sus oídos.

Focos robotizados

Imposible perderse o desafinar. Tres puentes de luces cruzan el escenario. El primero con focos programados. El segundo, con filas de focos robotizados estratégicamente situados. Y el tercero, con cortinas de cegadoras que cambian de color. Un equipo de

Cortina de cegadoras

sonido de alta tecnología que sonó con alguna imperfección al comienzo, pero que se fue depurando a medida que trasncurria el show, con un resultado brillante. Y un equipo compuesto por ochenta personas que se encargan de que la producción sea un éxito en cada concierto.

 

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X