Ultimate magazine theme for WordPress.

MUGGA. «MUGGA» AUTOEDITADO

 

 

Mugga.

 

Para poder describir las composiciones que Mugga ha vertido en este disco, hay que hacer un ejercicio de imaginación, magia y prosopopeya intelectual. Es más, estoy seguro de que ni ellos mismos serían capaces que viajar a un territorio u otro. Porque dentro de cada tema hay posos de muchos estilos antagónicos, que conviven en una armonía absoluta. Si queréis, a modo de guía a la que aferrarse, podemos compararlos con los primeros tiempos de Frank Zappa. Sin embargo, solo sería un apunte simbólico, que quizá no sea significativo. Con todo, también poseen elementos de rock progresivo, metal, o rock sinfónico. O jazz, o rock duro. Todo lo que se quiera. Mugga es una formación que ridiculiza las etiquetas. Su sola presencia destruye todas las tipologías posibles. Han tomado la decisión de arriesgar. De ir más allá. Son una banda asombrosa, que propone un concepto tan extraño como formidable. Difícil lo van a tener en un panorama musical de encorsetadas composiciones y deconstrucciones sonoras. Lo suyo, es una experiencia de otro mundo. Hay que tener un corazón y una mente muy preparadas, para escuchar sin prejuicios unos temas que en si mismos son toda una experiencia casi alucinógena, con desarrollos que en casi todos los temas pasan de los cinco minutos, y donde la variedad temática, y los espacios inadvertidos, pueden introducirnos en un bosque de notas dispersas y latentes que subyugan. Una experiencia difícil como digo, pero una experiencia que acaba resultando inolvidable. Esta banda se formó hace relativamente poco tiempo, en 2.006, pero completó su actual formación en 2.011. Temas como “The River”, o el incandescente “Sidereroxylon” encienden pasiones oscuras. Un laberinto de notas y armonías sincopadas en “Doubledeal” y el lisérgico “Psychodelay” tema que han elegido como single y video-clip. Acaban con “Redpaw” que comienza con unos tapping de bajo jazzísticos, y que se convierte en una madeja expresiva que solo se desenreda hacia el final del tema. Soberbios. Aptos solo para mentes grandilocuentes y abiertas. Un disco de unos grandes músicos, y de los que dicen que disfrutan haciendo de cada concierto una jam-sessión de improvisación, donde los patrones prestablecidos no existen.

CHEMA GRANADOS

 

 

SET LIST:

1.- “The River”.

2.- “Sideroxylon”.

3.- “Doubledeal”.

4.- “Psychodelay”.

5.- “Redpaw”

 

FORMACION:

Antón Serrats. Bajo.

Alfonso Portabales. Batería.

Fernando Furones. Guitarra y teclado.

Heras. Voz y Kaosspad.

Pedro Del Corro. Guitarrista y Synth.

 

LINKS:

www.mugga.org

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X