Ultimate magazine theme for WordPress.

ROMEO. La Pequeña Betty. Madrid.

En la calle sonaban estridentes los ecos de la Champions League, pero en la sala, solo podía escucharse el bramido metálico de las canciones de ROMEO. Terminaban gira antes de meterse a grabar su nuevo trabajo en estudio, y para ser su ultimo concierto, me pareció especialmente intenso. Los he visto varias veces en directo, y anoche, dieron el resto a pesar de la situación, y de los malos augurios por los que está pasando la música en vivo. Son de los que piensan como Freddy Mercury «el show debe de continuar» y nunca se echan atrás. Asi es que lo dieron todo como cada noche, sin pensar en los malos momentos, ni en la discreta asistencia, sino en ese espíritu indisoluble que mueve a los que se dedican al rock. Ese espíritu que, a modo de diablo, te susurra al oido que sigas endiablando al mundo con tu música, que sigas allí, atronando y escupiendo tu genialidad. Hicieron un repaso de su sus mejores canciones, «Nada Importa», «Pedir Perdón», «Ahora No», «Sin Fin», «Cargar Las Armas»  o «Niño Triste» . Una noche intensa y particular, una noche más, donde ROMEO han mostrado su excepcional talento para el rock. Esperamos ansiosos su proximo trabajo en estudio, donde sin duda, se superaran asi mismos. Y esperamos, que la banda encuentre al fin la senda del éxit,o que tan denodamente vienen buscando, y que tando se merecen. No sabemos cual podrá ser el destino de las bandas en unos tiempos tan inestables. Nosotros, en Rockcultura, solo valoramos talento y creatividad, dos cualidades de las que ROMEO andan sobrados. Lo demás, corresponde a otros, a los hados del destino, y al capricho de un público volatil, que aún se sigue dejando arrastrar por los cantos de sirena de bandas internacionles, modas y marcas acuñadas comercialmente. ROMEO es otra cosa: puro rock.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X