Ciclonautas (1)

ALEN AYERDI (CICLONAUTAS) : “…Si consigo alguna vez devolverle a la música una pequeña parte de lo que me ha dado puede que muera feliz. El rock y los rockeros somos un planeta aparte, en el que cobra sentido la vida…”

Ciclonautas, el proyecto del batería de Marea, Alen Ayerdi, junto a Mai y Txo, trata de hacerse oír entre la marabunta de grupos que campan por la escena rock estatal, a base de intencionalidad, grandes recursos estilísticos, y una personalidad acentuada por la originalidad. Un proyecto atrevido, y que por el momento, está teniendo una acogida bastante importante. Nuestra redactora, Caperucita Rock les entrevista en exclusiva para nuestro medio.

Estaréis cansados de contestar siempre a qué se debe el nombre… 

Su significado es pedalear con la cabeza en la Luna. Tener los pies en el suelo y la cabeza en la luna.

Mai, puedo ver que fuiste el impulsor de este grupo, el cual os está haciendo triunfar por el territorio nacional ¿Cómo pasas de un grupo, por ejemplo, como Calaña, a Ciclonautas? ¿Por qué el sonido stoner?

Avisé a la gente de que tenía ganas de escupir rocanroles, y como los tenía preparados empecé a ensayar con Alén. Fue una cosa más impulsiva que premeditada.  Con la expresión stoner queremos decir que nuestro sonido es crudo, rockero.

¿Tenías escrita ya alguna lírica o algún acorde cuando contactaste con Alén? ¿Por qué con él?

Sí. Tenía unas cuantas rodándome la cabeza hacía años, y en uno de mis últimos viajes a Argentina me puse a componer. Volví con casi todas las ideas ya montadas. Contacté con Alén por afinidad y porque me lo propuso él; en cuanto le dije que tenía canciones me dijo que viniera para darle forma al asunto.

El formato lo sacasteis en formato doble, ¿qué parte os gusta más? ¿El  primer redondel, “La Virtud Del Caos” o por el contrario “Que Corra El Aire”? ¿Qué diferencias habéis intentado conseguir de uno a otro?

Los dos son como dos hijos. Uno salió más tonto que el otro, pero a los dos se les quiere por igual.  Entre los dos discos no hay muchas diferencias. Tratamos de amontonar las canciones según el color de cada cual, buscando una manera agradable de escucharlas. Como ya he dicho antes, todo ha sido muy impulsivo.

Un sonido de batería increíble, Alén ¿Cuál es tu secreto? 

El sonido que se le saca a un instrumento se basa en multitud de factores; el primero de todos es la música que te gusta, escuchando buscas y seleccionas lo que te gusta y lo que no. Es muy importante trabajar cada sonido de cada instrumento de la batería hasta lograr el sonido que quieres de cada cosa y de la mezcla, esta sería la parte de laboratorio y de banco de pruebas. La técnica de golpeo para sacar el sonido es igualmente importante. Los arreglos elegidos para cada interpretación van a condicionar igualmente el sonido. Un arreglo desacertado sonará mal, seguro.  Que los tonos y sonidos empasten bien con el resto de instrumentos sería otra cosa a tener en cuenta. Y lo más importante y  que sin esto no sirve de nada todo lo demás; es sentir la interpretación y el momento como único, interactuando y haciéndote uno con los compañeros y con cada canción. Tiene que ser como follar.

Profundamente, como ya sabes, soy fiel seguidora de todo lo que realizas, creo que eres un puro nervio en un cuerpo relajado, no sé de dónde sacas tiempo pero es admirable, ver que alguien se entrega tanto a la música ¿Has pensado alguna vez en sacar algún recopilatorio en solitario, de baterías?

El tiempo que te quitas de dormir es tiempo que le ganas a la vida y le robas a la muerte. Si consigo alguna vez devolverle a la música una pequeña parte de lo que me ha dado puede que muera feliz. El rock y los rockeros somos un planeta aparte, en el que cobra sentido la vida. El recopilatorio que dices no me lo he planteado pero si tienes una buena idea no me importaría hacerlo. Por el momento pienso en canciones y soy feliz con la perspectiva de cada pequeña batalla

Chicos, de todas las colaboraciones que habéis tenido en el disco ¿Cuál pensáis vosotros que ha encajado perfectamente?

MAI: Nos pones en un aprieto; de tener que quedarme con una me quedaría con la de Kutxi, pues también nos regaló la letra. Todas me gustaron por igual. Cada uno puso su verga y su color.

Supongo que trabajar con Iñaki Llarena en sus estudios de Aberin (Navarra) ha tenido que ser un verdadero placer ¿Que os ha aportado que no supierais ya? 

TXO: Iñaki ha demostrado ser un profesional como la copa de un pino.  El tío lo tenía clarísimo, trabajar con él ha sido una gozada. El enganche con él fue perfecto. Y mira que he grabado un montón de discos a lo largo de mi carrera, que he trabajado con muchísimos productores…

MAI: además de ser una persona que demostró entender mucho, se involucró totalmente en nuestro proyecto. Entendió a la primera lo que estábamos buscando.

Sacasteis el presingle “Kamikaze Del Nido” en crudo, sin la mezcla de voces de Robe y Mai; ¿Me podéis decir el motivo ?

Robe fue el  último en grabar su colaboración, y la canción ya estaba registrada  con mi voz.  Y decidimos lanzarla como presingle.

 Txo, con una trayectoria como la tuya, ¿cómo fue la llamada de estas dos fieras para ti? ¿Sorprendido?

 Me engañaron (risas). Me propusieron sexo a raudales, drogas y rock and roll.  Coincidí con Alén en un concierto y me comentó que estaba con Mariano trabajándose esta historia. Yo le dije que si habían pensado en salir como trío me encantaría participar.  Me apetecía mucho formar parte de un trío. Con Mariano ya había trabajado previamente, y con Alén me apetecía hacerlo. Kutxi siempre me recomendó trabajar con él. Me animaron dos cosas a embarcarme en la historia: el potencial de las canciones, en las que vi verdaderos disparos,  y el ver  que los dos confiaran en mí.

Mai, aparte de las 22 canciones, ¿había más en el tintero ?

Algo siempre se queda, pero no. Quedamos limpios de cara a volver a empezar.

En el segundo pre single, “Los Hermanos”, captáis muy bien las colaboraciones; el video viene a ser como si fuera una presentación del disco ¿Era secundario el elegir el tema o lo pensasteis con anterioridad?

Queríamos que quedara constancia de la gente, de los hermanos artistas que habían  colaborado en el disco, y decidimos plasmarlo por ese lado. Me pareció bien que los hermanos apareciesen en “Los Hermanos”.

El diseño de la portada y un poco los gráficos en general, son bastante concretos ¿Algún significado especial?

Sobre el sacacorchos diré que una vez, destapando un vino, me dio la sensación de que parecía un astronauta, y ahí quedo la cosa.  Del diseño tiene la culpa Nacho Hernández, rosarino como yo. Le dimos la imagen y captó la idea a la perfección.

¿Alén, esto ha sido un parón como fue Calaña mientras Marea descansaba, o es algo más personal, más arraigado a ti?

Ninguno de los proyectos en los que he estado ha sido por un parón o han surgido por ocupar un espacio. Cada proyecto surge por creatividad e inquietudes; luego hay otros ingredientes que hacen que el proyecto cuaje y perdure o no, que son más personales. Espero y deseo, como en todo en lo que pongo el alma, que Ciclonautas sea una banda para toda la vida, como lo es Marea. Respecto al arraigo que tengo con los Ciclos diré que es total; la forma de expresión al tocar la batería me hace muy libre y es absolutamente complementaria a todo lo que he hecho hasta ahora. Supone un gran paso al frente, tanto en sonido como en arreglos y en estilo.

¿Qué  sois más, lobos sedientos de música o cazadores de fans?

Primero lobos, y luego, cazadores.  Somos lobos disfrazados de ovejitas.

Muchos festivales este verano y a la vuelva de la esquina os han caido dos de los mejores festivales de rock nacional; Aúpa Lumbreiras y Shikillo Festival;  ¿qué emociones os transmite el tocar en festivales de este calibre?

Me gustan los festivales, ya para tocar como para ir como público. Me parece que están bien para darse a conocer.

A la gente que no os ha puesto una oreja ¿qué les diríais para que os escuche?

Que se compren el disco  o que vengan a los bolos. Si les gusta, que vengan. Y si no, también lo entendería.

Muchas gracias de todo corazón y un placer teneros aquí, en mi bosque. Saludos a Oscar también, por su gran labor en CICLONAUTAS

CAPERUCITA ROCK

Leave a reply