Ultimate magazine theme for WordPress.

HABEAS CORPUS + ATAKE URBANO. SALA INDEPENDANCE. MADRID

Tarde lluviosa la que nos esperaba el pasado 28 de noviembre, pero como somos conscientes de que en los bares y en las salas de conciertos no llueve, nos fuimos para la Independance como niños con zapatos nuevos. Había muchas ganas de volver a ver a Habeas Corpus sobre un escenario, tras las actuaciones con Riot Propaganda, que nos iban abriendo el apetito concierto tras concierto. Pasadas las 21 horas, hora a la que se anunció el concierto, los madrileños Atake Urbano abrían fuego en una noche que me consta, era más que especial para ellos y quizá por eso quisieron abrir repertorio con Marcado estoy, uno de los temas de su penúltimo disco, a modo de premonición de lo que para ellos iba a ser la noche. Rápidamente empezaron a sucederse  los temas de su último disco, 123 Db, con una fuerza y rabia increíbles, cuando la sala registraba ya por entonces una media entrada. A pesar de que la banda lo estaba dando todo, el ambiente estaba  algo frío y se escuchaban tímidos cánticos en Cobardes, como respuesta a Garga cuando preguntaba a los asistentes si se la sabían. Tras presentarse y dar las gracias a los que allí nos dimos cita, cañonazo con uno de los temas del nuevo disco, A la cara, que a mi juicio es uno de los que más suenan a la banda con la que compartían escenario. El público, que iba entrando en la sala poco a poco ya empezaba a animarse  cuando le llegó el turno a temas como Lo que me das y Culpables del hambre. La banda, más que pletórica en el escenario, iba anunciando que era la recta final de su actuación, dejando claro que no por eso iba a decaer la fiesta, demostrando a pies juntillas que Atake Urbano es un solo corazón, pero cinco golpeando como dice Golpeando. Al grito de ¿¿¡¡Estáis ahí!!??¡¡Usaremos la violencia!! el respetable si hizo notar de lo lindo cantando Violencia un tema bastante positivo a pesar de su título, que nos recuerda que sí, que podremos caer, pero que ni aun así acabarán con nosotros, recordándoles que seremos más rápidos y letales. Dejándoles claro que si caemos, no será el final. Animados todos a más no poder, ReActivo nos iba dando pistas de que aquello si tenía final y se acercaba vertiginosamente, cuando la sala contaba ya con cerca de las tres cuartas partes del aforo. Y así fue… Con un ¡¡Hasta siempre!! ¡¡Gracias!! los madrileños, en una de las mejores actuaciones que la que suscribe ha presenciado hasta la fecha, fueron abandonando el escenario.

 Con el buen sabor de boca que nos había quedado de la primera actuación y que nos duró los cerca de 30 minutos que tardaron en salir Habeas Corpus, empezamos a vibrar ya desde la Intro a pesar de que la banda no había aparecido aun sobre el escenario. Tras encender y apagar de nuevo las luces en un par de ocasiones, sí pudimos vislumbrar la silueta de Iker, baqueta en alto, mientras tomaba asiento a los platos. Tras él, era el turno de Víctor, con el brazo en alto, seguido de Chifly, saludando a los allí presentes y es a golpe de batería cuando finalmente entra Mars a escena, a grito de ¡¡Buenas noches Madrid!! ¡¡Bienvenidos todos!!. El espectáculo había comenzado y qué mejor manera de hacerlo, que abriendo la actuación con el tema que da nombre a su último trabajo, A este lado de la crisis. Me vais a permitir que ésta no sea una crónica al uso, dado que echando una simple ojeada a los temas que la banda eligió para la noche, sumado esto al orden elegido… me resulta cuanto menos curioso que el resultado es una crítica de la actualidad social que atravesamos desde hace ya muchos, pero que muchos meses…  De principio a fin del set list, tema por tema, mi lectura personal es la siguiente: No todos estamos al mismo lado, ni todos sufrimos el sistema del mismo modo, pero si hay algo que está claro, es que A este lado de la crisis no podemos permitirnos el lujo de cruzarnos de brazos. A pesar de no haber actuado antes, nunca es tarde para dar Otra vuelta de tuerca a todo lo que nos quieren imponer, a todo lo que nos quieren hacer tragar, a todo lo establecido con lo que ni comulgamos, ni comulgaremos. Toda esta situación a la que nuestros mandamases nos han llevado de cabeza y por su puta cabeza,  es algo que ni podemos ni queremos aceptar. Sus actuaciones y decisiones día tras día, no han hecho más que obligarnos a sentir Cada vez más odio. Odio por sus normas, odio por quitarnos nuestros derechos, odio por esas lamentables condiciones en las que nos intentan dejar la educación, la sanidad, las condiciones laborales… sin olvidarnos tampoco de todo lo que durante años han estado cociendo a fuego lento todos esos Fanáticos católicos, entre robos, abusos y demás actos denigrantes para cualquier ser humano que se posicione fuera de sus sectas, para cualquiera que haga de verdad uso de la razón, de su razón, alejándose cada día más de La razón del poder.

Nunca ha estado bien visto que se digan las cosas claras, pero si siempre ha sido algo necesario, quizá sea ahora uno de los momentos más apropiados para llamar A las cosas por su nombre, para no dejar títere con cabeza, para que de una vez por todas nos dejen vivir en paz, y no solo vivir. Para que desaparezca  ese sentimiento de “existir sin más”,  de estar Enterrado en vida. Para poder vivir tenemos que luchar y el momento es ahora, porque no vamos a vivir eternamente, porque nos ponemos manos a la obra o cuando queramos despertar ya será tarde, porque Después del último adiós nada podremos hacer para cambiar nuestra historia. No es tiempo de llorar… no… Es tiempo de abrir los ojos y la boca, de salir de debajo de sus botas y demostrarles que las tornas pueden cambiar y que lo van a hacer… Es tiempo de gritarles a la puta cara y decir bien alto que Basta ya, de hacerles saber que si nuestro miedo es su alimento, ahora es a ellos a los que les toca pasar hambre… de hacerles saber que hemos cogido la sartén por el mango y no solo iremos, como hasta ahora, con pies de plomo, sino también con la Mano de hierroSolo queremos de esta gentuza una cosa, una sola cosa: Distancia. Que se retiren, que se aparten de nosotros y de los nuestros, que nos dejen construir nuestro mundo a nuestro antojo y no Al antojo de las élites. Que podamos ser nosotros los que construyamos nuestros sueños  que para eso son nuestros. Para nosotros los sueños y para ellos La rabia es un buen reparto echando la vista atrás.

Que nos dejen pensar por nosotros mismos, que no están dando ningún buen ejemplo de que ellos sepan hacerlo. Que seamos cada un@ de nosotr@s los que decidamos lo que necesitamos y lo que no para vivir, que cada uno decida su implicación en este sistema en el que manda el Consumismo, que cada uno vaya dando forma a sus ideas acorde con sus experiencias y no tengamos que tragar con las que tratan de inculcarnos desde arriba, por el artículo 33… Es el momento de dejar las comodidades a un lado, de activar el sentido común, de no cansarnos de gritar ¡Fascismo Nunca Más!, de dejar de creernos lo que nos cuentan, de juntar nuestras armas para poder dejar un buen legado a las generaciones venideras y que éstos, puedan mirarnos a los ojos y decirnos orgullosos, Sois ejemplo. Gracias Habeas por esta gran noche, este gran concierto y esa gran lección que siempre dais tanto dentro como fuera de los escenarios…

 TEXTO:  BAZOKA. 

FOTOGRAFÍAS: KATANA 

 

 

 

 

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X