Ultimate magazine theme for WordPress.

CICLOCÉANO. SALA BOITE. MADRID

 

CICLOEMOCIÓN OCEÁNICA

 

Afortunadamente, no todo son sombras. No todo es mediocridad y aburrimiento. La escena rock se resquebraja por el moho y el hollín de la clonación, de la grasa viscosa que se deposita cuando se van acumulando las mismas ideas y conceptos, superponiéndose como una capa constreñida sin creatividad. Afortunadamente, como decía, la luz, y ese desengrasante natural que acaba con la mediocridad, llega de la mano de músicos empeñados en encontrar otros caminos, aunque sean más escabrosos y complicados. Como si fueran funambulistas que tratan de pasar al otro lado con el abismo bajo sus pies, retando a su suerte y a su destino, para satisfacer ese eco insistente que brota desde el fondo de sus almas. Y es entonces, una vez sanos y a salvo, al otro lado, cuando su magia se hace patente, y se divulga como una verdad inapelable. Ciclóceano es una de esas bandas que arriesga el todo por el todo, que han asumido su condición de aventureros para ofrecernos lo mejor de sI mismos, en un primer disco que es una delicia total “Líneas De Meta”, donde se han desnudado emocionalmente a riesgo de ser ignorados. Melodías exquisitas, canciones elegantes cargadas de intencionalidad, sensualidad, y mucha energía rockera. Un disco con alma, con sentido de la orientación emocional que no deja a nadie indiferente. La banda está formada por músicos curtidos, a saber: Antonio Curros a la voz y guitarra rítmica (Musical el Rey León), Xavi Igual, guitarrista (Ex Skunk DF) Fer Villar, bajista (Ex Oferta Especial) y Adrián Espinosa a la batería (Paulina & The Big Kahumas).

Para presentar este su primer disco la banda eligió la céntrica Sala Boite en el corazón de la ciudad, que casi consiguieron llenar de un publico entregado y muy receptivo. Un buen comienzo sin ninguna duda. Puntuales arrancaron con el tema “El Manual” que fue recibido con vítores y aplausos por los presentes. Con un sonido perfecto y muy bien ubicados en el escenario, siguieron con “Mi Propia Nave Espacial” y “Viaje Temporal” para continuar con el cover del tema “The Best” de Tina Turner. A estas alturas tenían dominada la escena, y los sentimientos afloraban intensos y volátiles. Siguieron con “Líneas De Meta”, “Para Volvernos A Encontrar” de The Beatles y “Tarde Pero Aprendí”. Maravilloso. El público replicaba las canciones, se hacían partícipes de la conexión y disfrutaban entre el calor de la intensidad reinante. El momento más emotivo de la noche llegó de la mano del tema “Lo Invisible” un exquisito tema que Antonio Curros interpretó junto al autor del tema entre el público, que alumbraba la escena con las linternas de sus móviles. Terminaron con “Nada Especial” y “Cianuro” aunque se marcaron un bis con el tema “Cochise”. Echaban el telón a una noche que no olvidarán en sus vidas. El estreno de su primer concierto como Ciclóceano, del cual, pueden estar muy orgullosos. Espero que les traiga grandes momentos, y que su carrera sea de largo recorrido. Aunque esto, seguro que será una realidad, si siguen la senda que han elegido. Enhorabuena.

CHEMA GRANADOS

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X