javiermiramentaltrip

JAVIER MIRA. “MENTAL TRIP”. AUTOPRODUCIDO

10
10

El guitarrista Javier Mira acaba de publicar su sexto disco en solitario, “Mental Trip”.Toda una vida entregada al rock que se traduce en una carrera brillante, tras pasar por formaciones tan esenciales como Tritón, en cuyas filas vivió momentos gloriosos; o Punto De Mira, junto al frontman Juan Olmos con quien compartió dos discos, y otro más junto a Gaby Boente (Ex Saratoga) en la misma formación. Como es habitual Javier Mira no deja de sorprender una vez más. A su acostumbrada genial manera de interpretar sus propios temas y el dominio de la guitarra de forma endiablada, ahora agrega diez cortes cargados de renovación y originalidad. Es muy difícil concebir ideas nuevas cuando está de por medio una trayectoria tan dilatada, pero Javier Mira sabe muy bien cómo gestionar sus recursos para confeccionar canciones redondas y bien producidas, que acaban por hacer afición y emocionar a partes iguales. El disco se ha registrado en Look Records Studios y ha sido producido por el propio Javier Mira junto a JMB Producciones. En la parte colaborativa ha contado con Nacho Ortiz con guitarra acústica en el tema “Ganster”, Eddie Zeller a la batería y el celebrado humorista Ignatius Farray con voces en “The End Of Comedy”. La gran particularidad es que en este disco Javier Mira canta en inglés, detalle este inusual en el artista y que me ha sorprendido.

El disco abre con “Bad Man” un tema con una base heavy metal espectacular donde la guitarra es la protagonista total con vertiginosos riffs, y un solo de impresión. El tema que le sigue “Living For The Good Times” es un tema con un registro clásico en la carrera de Mira, pero con algunos destellos disímiles, con arreglos muy acertados en la onda de Van Halen, y un estribillo muy potente. “Mental Trip” el tema que da título al disco es un tema épico, con arreglos igualmente extraordinarios, con toques de vocoder y espacios de interludio estupendos. A continuación “Nothing’s Too Close” una balada rumorosa y esclarecedora. Seguidamente “T.Sex” un medio tiempo hard rock muy identificativo con su sonido dotado de excelentes coros. “Evolution”, el corte número seis, comienza con unos acordes de acústica sobre un fondo de voces trémulas, seguido de un punteo magistral y notas diamantinas. Una vez más los arreglos fastuosos aderezan el resultado, conformando espacios insólitos, hasta que el doble bombo rompe la transparencia y da paso a un escalofriante riff. A continuación, “Don’t Stop The Bullet” con una métrica muy clásica pero eficiente, y luego “Ganster” con una elegante entrada de guitarra acústica a cargo del incombustible Nacho Ortiz que obra a modo de brillante prólogo de uno de los temas cálidos del disco. “The End Of Comedy” es el tema en el que colabora el humorista Ignatius Farray, un tema acelerado de heavy clásico y con personalidad propia. Para cerrar el disco “Made Of Clay”, un medio tiempo oscuro pero original.

En definitiva, otra joya más de coleccionista, donde la maestría se funde con la originalidad, los sonidos más contemporáneos, y el carácter propio de un instrumentista forjado a sí mismo en cien mil batallas. La experiencia es un grado, pero la pasión también, y en este disco hay mucha pasión mezclada con furia derramada y creatividad. Un coctel explosivo que solo sabrán apreciar aquellos que tengan un bagaje importante en el mundo del rock y muy pocos prejuicios. Por tanto, Javier Mira vuelve una vez más a dinamitar esquemas, para erguirse en la cima de lo que es verdaderamente importante, la lucha por la supervivencia en una jungla cargada de eufemismos baratos y modas casposas. Siempre he destacado la personalidad controvertida de este artista, resistente incólume de una generación de músicos que siempre buscaron la autenticidad por encima de la mediocridad. Quizá muchos no lo entendieron, y nunca lo entenderán, pero esa autenticidad es la clave para hacer buenos temas, temas honestos y poderosos. Lástima que aquellos que somos neófitos en la lengua anglosajona no podamos disfrutar de sus letras acidas y corrosivas y de ese genial humor satírico tan propio. En síntesis: un gran disco para el que conecte con este tipo de sonido, y con esta manera de entender el rock. Sin tapujos y sin medias tintas.

CHEMA GRANADOS

 

 

Leave a reply